Izquierda Autónoma envía carta al FA con dura crítica a su gestión

Camila Rojas, diputada de Izquierda Autónoma, en la sala de la Cámara junto a Giorgio Jackson (RD). Foto: ATON

El movimiento acusa que el bloque se ha parlamentarizado y reduce su actuar a la política elitaria. Propone “volver a mirar a la cara a la ciudadanía”.


En medio de las autocríticas que han realizado distintos dirigentes del Frente Amplio sobre lo que ha sido su gestión durante estos últimos meses, Izquierda Autónoma (IA) -colectividad de la cual se desprendió Movimiento Autonomista- envió este jueves una carta a la mesa nacional del bloque haciendo un duro análisis.

“Las principales dificultades que enfrenta el Frente Amplio radican en su incapacidad para detectar, dirimir y resolver democráticamente nuestras legítimas diferencias, lo que ha llevado a un excesivo protagonismo de la política parlamentaria”, dice el escrito que párrafos más adelante precisa que la coalición se ha “parlamentarizado”.

La carta detalla que “cuando el Frente Amplio reduce su actuar exclusivamente al Congreso, en los hechos da la espalda a quienes no se sienten convocados por la política elitaria que ahí se reúne y expresa, contribuyendo al descrédito de la política ante la ciudadanía”.

Dentro de las dificultades que han tenido como bloque, Izquierda Autónoma resaltó las que han sido más mediáticas: las diferencias ante las comisiones de acuerdos nacionales del gobierno, la fallida acusación constitucional contra el ministro de Salud y “la pugna” que derivó en la suspensión del presidente de la Fech.

Según el movimiento, que tiene en sus filas a la diputada Camila Rojas, estas dificultades “han impedido la constitución de una alternativa de oposición política clara al gobierno de la derecha, que no solo se impuso electoralmente, sino que avanza sin contrapesos en otros espacios de la sociedad (…)”.

Respecto de futuras alianzas, la colectividad planteó que si bien se requerirá diálogo con otros sectores de la oposición, “no puede fundarse en llamados en el aire a conformar una ‘amplia unidad desde la Democracia Cristiana hasta el Frente Amplio’ basada en atajos electorales”.

Otro de los cuestionamientos de IA es que en medio de la irrupción del movimiento feminista, el Frente Amplio, en su conjunto, no hizo cambios en sus prioridades. Esto, según plantearon, por estar concentrados en la acusación constitucional contra el ministro Emilio Santelices.

Al ser consultada por esta carta, la secretaria general de Izquierda Autónoma, Valentina Saavedra, manifestó que “si queremos ser alternativa de oposición, debemos mirar más allá del Congreso y ver lo que está pasando en Chile, donde la derecha avanza sin contrapeso, las demandas de la sociedad organizada siguen a la espera, mientras en el FA algunas fuerzas siguen en peleas sin sentido y polarizaciones sin contenido”.

Las soluciones

La misiva enviada por IA, además, plantea tres grandes propuestas para “volver a mirar a la cara a la ciudadanía”.

La primera es fortalecer la institucionalidad del Frente Amplio, pidiendo que las direcciones políticas reunidas en la mesa nacional adquieran “mayor protagonismo en la definición de prioridades para nuestra intervención política para lo que queda del año”.

Además, el movimiento propone elaborar un balance colectivo de las reformas de la Nueva Mayoría y para retomar el programa que encabezó la excandidata presidencial Beatriz Sánchez durante las últimas elecciones presidenciales.

En esa línea, el tercer foco lo pone en priorizar las “banderas que nos agrupan”, resaltando cinco grandes temas: educación pública y no sexista; seguridad social; trabajo; salud pública, y derechos sexuales y reproductivos.

Seguir leyendo