Monckeberg pide “razonabilidad” en debate de impuestos a “súper ricos” y que decisiones “no sean únicamente pensando en el rating”

Respecto a la popularidad que tiene esta iniciativa en la ciudadanía y el eventual apoyo que podría recibir de los parlamentarios, el ministro de la Segpres reconoció que es una situación "compleja y cuesta arriba".




El ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Monckeberg, se refirió a la discusión del proyecto de impuesto a los “súper ricos” -impulsado por un sector de la oposición- que será revisado este miércoles en la Comisión de Constitución de la Cámara y que es rechazado por el gobierno.

En concreto, la iniciativa propone una reforma constitucional para establecer, por una sola vez, un impuesto al patrimonio de las grandes fortunas personales, cuya recaudación será destinada al financiamiento de una renta básica de emergencia.

Así, se fija una tasa de 2,5% el patrimonio bruto de las personas naturales con domicilio en Chile, o en el extranjero, al 31 de diciembre de 2019, equivalentes a un valor igual o superior a US$22 millones.

“El gobierno no está de acuerdo ni en la forma ni en el fondo”, dijo el ministro en conversación con Hablemos en Off de Radio Duna, e insistió en que la política recaudatoria depende del Ejecutivo.

En esta línea agregó que “el llamado también es a concentrarnos en una reforma que es urgente y necesaria, que es la reforma a las pensiones”.

“Una mayor recaudación, un mayor esfuerzo fiscal si se produce en este minuto tiene que ir de la mano con un esfuerzo distinto y una reforma de pensiones es uno de ellos. La recuperación económica es un esfuerzo que se tiene que realizar también en esa línea”, sostuvo Monckeberg.

En esta línea, dijo que el gobierno espera “razonabilidad en el debate y en las decisiones que tomemos y que no sean decisiones única y exclusivamente pensando en el rating”.

“Está todo por verse y lo tengo claro. Es un desafío importante el que se nos viene”, reconoció la autoridad.

“Es una situación compleja y cuesta arriba”

Respecto a su rol como titular de la Segpres, Monckeberg comentó que “no es novedad de este periodo se presentan proyectos que son inconstitucionales, son inadmisibles o la imaginación no tiene límites” y explicó que su esfuerzo consiste en que Chile Vamos se “ordene”.

“Eso es lo que hemos estado haciendo las últimas semanas en la lógica de lograr orden, de debatir, buscar alternativas y ordenar las posturas en el caso nuestro”.

“¿Puedo yo impedir que el senador Navarro pretenda nacionalizar los fondos? No tengo como hacerlo. El gobierno puede argumentar y ordenar a los nuestros y ojalá a parlamentarios de izquierda, para que busquemos acuerdos que beneficien a la ciudadanía”, agregó.

Monckeberg insistió que su desafío es “intentar con argumentos, buenas propuestas y conversando con centroizquierda lograr avanzar en proyectos como reforma de pensiones”.

“Es una situación compleja, es cuesta arriba”, reconoció el ministro respecto al eventual apoyo que podría recibir de los parlamentarios ante la popularidad de la iniciativa en la ciudadanía.

Comenta