Patricio Morales, presidente PL: “Hubo personas de Apruebo Dignidad que se resistieron a entender que habían errores en la propuesta constitucional”

El tono, la falta de diálogo y las actitudes de ciertos exconvencionales -dice- alejaron a la ciudadanía de un proceso que fue habilitado con casi un 80% de respaldo en el plebiscito de entrada de 2020.


A horas de la derrota, el timonel del Partido Liberal, Patricio Morales, apunta a que las principales responsabilidades de la victoria aplastante del Apruebo radicaron en la Convención Constitucional. El tono, la falta de diálogo y las actitudes de ciertos convencionales -dice- alejaron a la ciudadanía de un proceso que fue habilitado con casi un 80% de respaldo en el plebiscito de entrada. Evita hacer un diagnóstico sobre la hegemonía política con la que queda el Socialismo Democrático en el gobierno, sin embargo, señala que “en este minuto tenemos que abrirnos a distintas formas de aproximarnos a la política, como construir confianzas con quienes no piensan igual a nosotros. Ahí el Socialismo Democrático tiene más experiencia”.

¿Cuál es el mensaje que dio la ciudadanía al oficialismo y al texto elaborado por la Convención Constitucional con la victoria aplastante del Rechazo?

En lo esencial, desde el primer día en que comenzó la Convención, se empezó a generar un estado de ánimo en la sociedad de miedo. De miedo frente a actitudes poco serias, poco dialogantes, poco republicanas, poco institucionales. Y ese miedo durante el proceso a través de distinto constituyentes que se fueron dando gustos, empezaron a infundir una distancia muy grande con la ciudadanía que quería cambios con diálogo, no con revanchismo, no con ese tipo de lenguaje. Eso fue el comienzo y fue el tránsito que fue día a día cometiendo la Convención.

En esas críticas dirigidas hacia la Convención. ¿hay una responsabilidad de los exconstituyentes?

Absolutamente. A todos los chilenos se nos grabó en nuestra mente ciertas declaraciones, actitudes, momentos que distintos convencionales fueron realizando. Performance, finalmente. Cada uno se dio gustitos. Si bien hay ciertos convencionales que trataron de ir generando un trabajo importante, de mesura, hubo una minoría de las listas de independientes que fueron a instalar un discurso divisionista, negacionista del otro. Había una negación en que en Chile hay una diversidad política. Tratamos de atajar esto, lo dialogamos con el gobierno, con Apruebo Dignidad, propusimos mejoras, reformas, pero ese estado emocional que se generó desde un inicio no logramos contrarestarlo. Ni con la campaña, ni con los acuerdos políticos.

¿Hay críticas al rol de Apruebo Dignidad y al gobierno de no haber “dirigido” mejor a sus cuadros en la Convención, de no haber incidido más?

Algunos convencionales creyeron que el proceso se trataba de ellos: de lo que ellos pensaban, de lo que ellos querían de Chile. Esto no es lo que Chile quería y quedó demostrado en la votación, ni en el estilo y hasta cierto punto de fondo. Hay contenido muy importante que la gente valora, pero otros aspectos generaron rechazo. Ciertos convencionales se enamoraron de conceptos.

Pero reitero mi pregunta, ¿hay responsabilidad en no haber coordinado mejor a sus constituyentes desde ese sector?

No lo sé. Yo creo que no, porque el gobierno en todo minuto -particularmente el Presidente Boric- señaló que el problema de la convención no era solo comunicacional. sino que político. En todo minuto el Presidente trató de marcar a la constituyente que no estaban caminando por un buen tránsito político. Esto ocurrió desde el primer momento: cuando no se cantó el himno, las demoras en la instalación, cuando se dieron señales que no iba a imperar un diálogo político, sino la trinchera.

¿Comparte que -como han señalado algunos convencionales- las fake news son las grandes responsables de la derrota?

Las noticias falsas llegaron para quedarse, son parte de las campañas políticas en el mundo moderno, pero pensar que la constituyente solo perdió por noticias falsas me parece que es no entender lo que la ciudadanía dio a entender de manera contundente el día de hoy. El trasfondo es que hay una izquierda radical que no sabe dialogar con gente que piensa distinto a ellos. Para Apruebo Dignidad tiene que ser un aprendizaje, hay que aprender a construir confianzas.

¿Por qué apunta a Apruebo Dignidad en particular?

Porque hubo personas de Apruebo Dignidad que se resistieron a entender que habían errores en la propuesta constitucional

¿El Socialismo Democrático queda en un mejor pie para integrar el comité político en el rebaraje ministerial?

No, hoy perdimos todos. Y tanto para las dos coaliciones mañana va a ser más difícil gobernar. Nos va a tomar más tiempo construir mayoría. Lo que sí creo no tiene que ver con correlaciones de poder, sino que con equilibrios de aportes al gobierno. En este minuto tenemos que abrirnos a distintas formas de aproximarnos a la política, como construir confianzas con quienes no piensan igual a nosotros. Ahí el Socialismo Democrático tiene más experiencia.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Una manzana sin pelar contiene más vitamina C, vitamina K, calcio, potasio y fibra que una pelada.