Triunfo del PS y una sensación agridulce en el PC: el balance oficialista tras el ajuste ministerial

El comité político se rearmó con amplia presencia del Socialismo Democrático (Carolina Tohá, Ana Lya Uriarte y Mario Marcel) y con la incorporación de Jeanette Jara, que se suma a la también PC Camila Vallejo. El Frente Amplio quedó mermado en esa instancia, solo con Antonia Orellana (CS) como representante política.


El retraso de más de una hora comenzó a inquietar a los jefes de partidos que, desde distintos lugares, seguían los minutos previos al cambio de gabinete en La Moneda, citado al mediodía. Una de las pocas que estuvieron en Palacio fue la líder PS, Paulina Vodanovic. Más tarde, y hacia el final de la ceremonia, llegó la jefa del PPD, Natalia Piergentili.

Si bien desde el lunes en la noche estaba confirmado el cuadro que reforzaba -principalmente- al comité político con Carolina Tohá (PPD) en Interior y con Manuel Monsalve (PS) en la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), no era precisamente el rebaraje esperado entre los socialistas. De hecho, fuentes partidarias dan cuenta de que el subsecretario prefería quedarse en su cargo en Interior.

Desde la directiva PS, el escenario ideal -confirman distintas fuentes- era mantener (como finalmente ocurrió) a Monsalve en su subsecretaría y designar a la abogada Ana Lya Uriarte en Segpres. Sin embargo, en horas de la tarde de ayer, y cuando ya se barajaban los nombres del Socialismo Democrático para instalarse en el corazón del gobierno, los diputados socialistas defendieron el nombre de Monsalve como enlace de La Moneda con el Parlamento.

Pero a última hora el escenario cambió: la fallida designación del PC Nicolás Cataldo en la Subsecretaría de Interior -tras sus polémicos tuits contra Carabineros- llevó a que el gobierno echara pie atrás en el diseño definido, obligando el retorno de Monsalve a su cargo. Esa definición “accidental” y de última hora implicó un triunfo para la tienda de Paris 873 y para su presidenta, Paulina Vodanovic, quien logró instalar en La Moneda a Uriarte -cercana a la timonel-, además de la ratificación de Mario Marcel (cercano al PS) en Hacienda.

Entre diputados socialistas que promovían el ascenso de Monsalve no cayó bien el paso en falso que se dio con el subsecretario del Interior, quien finalmente se quedó en su cargo. ¿La razón? El nombre de Ana Lya Uriarte genera reparos en una parte de la bancada, donde algunos guardan rencillas con ella por su comportamiento como “disidente” a la anterior directiva socialista de Álvaro Elizalde.

Molestia comunista y desequilibrio frenteamplista

El fallido nombramiento de Nicolás Cataldo (PC) como subsecretario del Interior, debido a las presiones de la derecha y parte de la centroizquierda, molestó a la militancia del Partido Comunista. En declaraciones a CNN, la diputada Carmen Hertz (PC) dijo que eran “vergonzosas” las críticas de la derecha contra Cataldo y que sería “doblemente vergonzoso” si el gobierno cedía a esas presiones, lo que finalmente se concretó. En paralelo, el timonel PC, Guillermo Teillier, replicaba en el chat de partidos políticos que le parecía “insólito lo que está pasando con Nicolás Cataldo”. Su queja, sin embargo, no tuvo respuesta de sus pares.

El anticomunismo les brotó del cuerpo”, dijo también el jefe de bancada, Boris Barrera. Más tarde, y en la reunión de todo el espectro político en La Moneda convocada por el Presidente Boric, Teillier insistió en ese punto -aprovechando la presencia de la derecha- y reiteró que detrás de la exigencia de remoción del subsecretario para sentarse en esa mesa había un “anticomunismo”.

Tras la incorporación de la ministra del Trabajo, Jeannette Jara, al comité político -que algunos leyeron como una “compensación” a los comunistas-, varios dirigentes del partido optaron por valorar su nuevo rol y bajarle el perfil al episodio de Cataldo. Y es que la titular de Trabajo es una de las ministras mejor evaluadas en Palacio y, en ese esquema, sumará fuerzas con la vocera Camila Vallejo (PC).

Sin embargo, en la militancia quedó un sabor amargo con el gobierno de incierta proyección, pues se dejó pasar un veto opositor a un subsecretario de sus filas, el que, además -leen en el PC-, logró imponer una suerte de barrera sicológica a la opción del partido de asumir ciertos cargos de gobierno.

Dentro de Apruebo Dignidad no puede decir lo mismo el Frente Amplio respecto de su presencia en el comité político tras el traslado de Giorgio Jackson a Desarrollo Social, ministerio que -hasta ahora- está fuera del corazón del gobierno. De esas filas, solo permanece en esa instancia la ministra de la Mujer, Antonia Orellana.

En Valparaíso, los diputados de la coalición hicieron un punto de prensa tras el cambio de gabinete, donde los rostros serios y la actitud cabizbaja eran evidentes. Y si bien ninguno hizo críticas a la llegada de figuras ligadas a la antigua Concertación -como Uriarte y la ministra del Interior, Carolina Tohá (PPD)-, reforzaron su llamado a cumplir el programa de gobierno.

En entrevista con La Tercera, el timonel RD, Juan Ignacio Latorre, no cerró la puerta a que más adelante Jackson se reintegre en ese esquema. “Obviamente a mí me hubiese gustado que Giorgio Jackson quedara en el comité político, eso se lo manifesté al Presidente, pero bueno, él tendrá sus razones y eso podrá cambiar (...). El día de mañana eso puede cambiar y podría entrar eventualmente Giorgio Jackson”.

La reflexión en el PPD y el temor PR

En el PPD existe conciencia de que la llegada de Tohá no es un gesto hacia el partido, sino más bien una demostración de la confianza que deposita Boric en ella particularmente. “El Presidente se fascina con algunas personas y Tohá es una de ellas”, dicen en la tienda. De hecho, hace un par de semanas, cuando el cambio de gabinete ya era ineludible, el Mandatario llegó personalmente hasta el departamento de Tohá, en Santiago Centro, con el fin de dar los primeros pasos para reconfigurar su diseño ministerial original.

En el Congreso, en tanto, eran el grupo político más satisfecho con el ajuste. Los senadores Jaime Quintana y Ricardo Lagos Weber destacaron la trayectoria de las nuevas ministras Tohá y Uriarte.

No obstante, al interior del oficialismo -particularmente en el PC y en Apruebo Dignidad- la exalcaldesa también genera algunos reparos. Algunos de sus integrantes cuestionan en privado el juicio de cuentas que tiene pendiente en Contraloría y los aportes que recibió el PPD por parte de SQM cuando ella era la timonel de la colectividad.

Y durante la jornada se viralizaron algunos tuits antiguos del Presidente Boric en que critica a Tohá. “Destrozos del Inba (Internado Nacional Barros Arana) son inaceptables. Inaceptable también es el oportunismo de Carolina Tohá de tratar de achacárselos a todo el movimiento estudiantil”, dice uno de ellos, publicado, en 2016.

En el caso del Partido Radical (PR), si una sensación reinó durante la mañana fue el nerviosismo. A primera hora del día comenzó a circular información que apuntaba a que su única ministra, Marcela Hernando (Minería), podía dejar el cargo. Durante la mañana tuvo actividades públicas, al igual que Begoña Yarza, quien sí fue removida.

Si eso ocurría, el PR quedaba sin representación en el gobierno, pues tampoco cuenta con subsecretarios. Por lo mismo, dentro de la directiva sintieron un gran alivio cuando Monsalve terminó de leer la lista de nombres de los ministros que dejarían el cargo y no nombró a Hernando.

En todo caso, desde el lunes el partido ya barajaba la alternativa de levantar el nombre del exministro de Defensa José Antonio Gómez (PR) en caso de que se necesitara a alguien más del partido en el gobierno.

Lee más en La Tercera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Revisa en nuestro video de la semana, cuál es su origen, cuáles son sus características y cuál es el posible futuro de la pandemia debido a su masificación.