Víctor Pérez asumirá candidatura a la mesa UDI tras retiro de Longueira

Víctor Pérez y Pablo Longueira se reunieron ayer. La fotografía fue difundida por este último al anunciar su decisión de no competir por la presidencia de la UDI.

Ambos se reunieron ayer. Siguen los diálogos para una lista de consenso, aunque Hoffmann mantiene su intención de presidir el partido. Exministro de Economía bajó su postulación en medio de las dudas sobre si estaba habilitado por el Servel para competir.




Una reservada reunión sostuvieron ayer los exministros Víctor Pérez y Pablo Longueira, cita que tenía como objetivo cerrar un acuerdo para que el extitular del Interior asuma una candidatura a presidente de la UDI, en reemplazo del “coronel” gremialista.

En el entorno de Pérez estaban buscando desde el lunes, luego de que sorteara la acusación constitucional, que asumiera el desafío de presidir la colectividad. Y se habían desplegado conversaciones para ese objetivo. Esto, además, con la idea de lograr una lista de unidad que también incluyera a la diputada María José Hoffmann, quien también busca encabezar el partido.

“El ideal sería que Víctor Pérez esté disponible para asumir el liderazgo en una lista de consenso”, dijo el miércoles a La Tercera el senador UDI Claudio Alvarado, dando cuenta de las gestiones.

Y estaban en medio de esos diálogos cuando ocurrió un episodio que, según dirigentes del gremialismo, aceleró las tratativas y adelantó para ayer un acuerdo entre Longueira y Pérez: la publicación que realizó The Clinic dando cuenta de que el Servel habría suspendido el derecho de Longueira a sufragio y a postular a cargos públicos, como lo es la presidencia de un partido que recibe aportes estatales. Esto, a raíz de que el tribunal de garantía habría informado a ese organismo y a la UDI que el exsenador mantiene sus derechos ciudadanos suspendidos a raíz de la investigación en su contra por el caso SQM.

En este escenario, la timonel del partido, Jacqueline van Rysselberghe, se contactó con el Servel para pedir antecedentes, pero según quienes conocieron de ese diálogo, el organismo transmitió que no tenían información definitiva. De hecho, el Servel no emitió ayer ningún pronunciamiento formal. Y en privado desde el organismo señalaron que no pueden, por ley, entregar ese tipo de información sobre una persona, mientras que desde el entorno de Longueira dijeron no contar con ninguna notificación. Anoche, sin embargo, el Servel actualizó la información sobre Longueira, que figura como inhabilitado para sufragar.

Longueira emitió una primera declaración, a las 12.05, en la que señaló que “he tomado conocimiento de que el Servel me ha inhabilitado para votar y, por tanto, para poder ser candidato”, junto con agregar que “exijo que me digan qué fue lo que cambió ahora, a menos de 24 horas de inscribir mi candidatura”.

Cuatro horas después, envió una segunda declaración, anunciando que bajaría su candidatura y que, en su lugar, asumiría Pérez. “En una oscura maniobra de última hora se ha buscado impedir mi postulación”, manifestó, comentando que “nos juntamos todos los miembros de mi directiva y acordamos solicitarle a Víctor Pérez que me reemplace”. Y agregó: “Me he reunido con él, y con profunda alegría les puedo informar que ha aceptado”.

En todo caso, varios en el partido dicen que a Longueira le “benefició” la información respecto de su postulación, debido a que eso le permitió que su salida de la carrera fuera más “limpia”. Esto, en el sentido de que existía presión de militantes que preferían una candidatura de Pérez por sobre la suya, sobre todo porque Longueira aún tiene una causa judicial pendiente.

¿Lista de consenso?

Hasta el miércoles, la idea de una lista de consenso que incluyera a Hoffmann era promovida por el entorno de Pérez. Sin embargo, las mismas fuentes sostienen que las palabras de Longueira en su declaración dan cuenta de que ese escenario se ve ahora más complejo.

En su entorno -dicen fuentes del partido- creen que desde la propia UDI, específicamente desde el sector de Hoffmann, hicieron una “operación” para bajarlo.

En ese sentido, agregan que se han tensionado aún más los ánimos al interior del gremialismo y que es probable que terminen compitiendo. Además, varios recalcan que Pérez concita mucho apoyo y que una competencia para él no es problema.

De hecho, por la tarde Longueira siguió enviando mensajes para buscar patrocinios para inscribir la candidatura, adjuntando la composición de los integrantes de la mesa, la que no incluía a nadie del entorno de Hoffmann.

Hasta antes de eso, Pérez se había reunido el miércoles con Hoffmann para abordar la posibilidad de una lista de consenso. No obstante, según fuentes del gremialismo, no lograron un acuerdo. Y, según transmitían en el entorno de la diputada, hasta anoche su candidatura seguía, aunque reconocían que continuaban las negociaciones para una posible lista unitaria.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.