Michèle Labbé y Ley pro consumidor: “Terminará siendo una muy mala ley si no se veta la indicación que prohíbe descuentos asociados a un medio de pago”

Este miércoles el texto será votado en el Senado, con la polémica indicación ingresada en último minuto. La economista jefe de Dominus Capital advierte sus consecuencias.




Hoy el Senado realizará el último trámite con respecto a la Ley pro consumidor. La iniciativa será votada en sala y podría quedar lista para convertirse en ley, con la indicación que prohíbe entregar descuentos exclusivos asociados a un medio de pago y que ha encendido el debate. Ya hay varias voces que lo han calificado como un proyecto anti consumidor. La economista de Dominus Capital, Michèle Labbé, quien participó en la primera parte de la tramitación de este proyecto como asesora del Ministerio de Economía, espera que el gobierno ingrese un veto a esta indicación que califica como perjudicial para los consumidores.

No solo lo espero, creo que es sumamente necesario. Si no opaca todo el trabajo que se hizo en las comisiones técnicas. Yo estuve en la primera parte, era parte del ministerio cuando se comenzó a trabajar esta ley, y las comisiones trabajaron súper arduo para que esta fuera una buena ley. El hecho de que salga esta indicación, que fue rechazada en las comisiones de Economía y que fue repuesta a última hora, con pocos votos, la verdad es que termina opacando los beneficios que puede tener esta ley. Lo peor de todo es que termina perjudicando a la gente con menos recursos, por lo tanto termina siendo una muy mala ley si no se veta esa indicación que está mal redactada, que tiene problemas serios, y que se puede arreglar”, dijo Labbé a Pulso TV.

La economista jefe de Dominus Capital destacó que el espíritu del proyecto de ley es muy bueno, pero dijo que la indicación ingresada por el diputado Karim Bianchi terminará afectando, principalmente, a los consumidores de menores ingresos.

“Un problema de la ley es que discrimina, porque un supermercado o una gran tienda no va a poder hacer un descuento asociado a su tarjeta, pero sí lo puede hacer el banco cuando uno compra por internet en el banco que uno tiene, o el banco cuando manda esas ofertas de tanto descuento en un restorán si pagas con tal tarjeta. Eso puede seguir ocurriendo de acuerdo a la ley, porque queda en una zona gris, y mientras esté en zona gris no está prohibido. Esto produce dos efectos: que quienes tienen tarjetas bancarias, que son los que tienen más recursos, van a poder seguir accediendo a descuentos, pero los que tienen solo tarjetas de casas comerciales, no podrán acceder a esos descuentos. El gran problema es que afecta negativamente a los consumidores de menores recursos”, indicó.

Asimismo, agregó que “por otro lado, dado que, como se sabe y como la ha dicho el Banco Central, quienes dan más crédito y quienes abren el crédito a las personas con menos recursos son las casas comerciales, si inhibes una capacidad que tienen muy probablemente también disminuya el crédito a las personas con menos recursos y los que tienen acceso al banco no van a tener ninguna consecuencia”.

A los cuestionamientos a la indicación se han sumado actores del comercio, asociaciones de consumidores como Odecu y también un exasesor de la presidenta Michelle Bachelet, quien sostuvo que “es un retroceso a los derechos de los consumidores”, y que se había aprobado de manera apresurada. En este contexto, Labbé afirma que la indicación va en contra del espíritu de la iniciativa.

La verdad es que las dos grandes promesas que hace esta indicación no se cumplen, porque en primer lugar vas a tener un problema en términos de que afectas a los consumidores. No es pro consumidor”, señaló.

Incluso fue más allá en sus críticas a esta polémica indicación y dijo que “el remedio es peor que la enfermedad, porque cuando pagas con tarjeta de crédito puedes no acceder a un crédito y pagar inmediatamente, no es cierto que todos los que usan tarjeta de crédito se endeudan. De hecho, hay un porcentaje importante de personas que ocupan las tarjetas solo para obtener estos descuentos y paga inmediatamente para no encalillarse. Pero, además, el problema se va a generar después, la ley o termina siendo inaplicable o mete al Sernac en un problema serio, porque el Sernac es fiscalizador y si la ley dice que no puede haber descuentos tendrá que ir y fiscalizar, y cuando los obliga a fiscalizar va a tener que pedir a la empresa que vote esos descuentos, y por lo tanto va a ir en contra de los consumidores. Entonces al Sernac lo podrían acusar de estar perjudicando a los consumidores”.

Precio de la bencina

El precio de la bencina ha venido subiendo en el país por 31 semanas consecutivas. Una noticia que no ha caído para nada bien entre los automovilistas, y pequeñas empresas. ¿Va a seguir al alza? La gran pregunta que muchos se hacen, y que ante el elevado precio del petróleo pone más incertidumbre en el horizonte. La economista jefe de Dominus Capital cree que los precios de las gasolinas van a experimentar mucha volatilidad en las próximas semanas.

“Aún no se ha traspasado toda el alza que ha tenido en el mercado internacional y en el tipo de cambio hacia los consumidores, una vez que se termine ese traspaso lo más probable es que vamos a empezar en un periodo de inestabilidad de precios, precios que suben, precios que bajan, porque el precio del petróleo alcanzó un nivel más menos de equilibrio alrededor de US$70 por barril, si la OPEC no decide recortar nuevamente su producción debería mantenerse en estos niveles porque de alguna manera reflejan una demanda más normal y una oferta que ya está ajustada, y debería mantenerse por ahí. El tipo de cambio va a seguir súper volátil en función de los acontecimientos nacionales, y eso significaría que, en promedio, el precio de la gasolina va a estar un poco más alto de aquí a fin de año, pero no mucho, más o menos estable en promedio, pero en las semanas vamos a tener mucha volatilidad”, indicó Labbé.

En todo caso, explicó que no deberían repetirse 31 semanas seguidas de aumentos, porque estuvieron relacionadas con el incremento de la cotización del petróleo, que pasó de US$40 a más de US$70 por barril. “El precio debería estabilizarse si es que la OPEC no decide hacer nuevos recortes”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.