Carolina Grünwald: “La economía se está desacelerando más rápido de lo que nos había anticipado el Imacec”

12 Septiembre 2019. Entrevista a Carolina Grunwald, economista senior de Libertad y Desarrollo. Foto: Andres Perez - BANCHILE - ECONOMISTA JEFE - CAROLINA GRUNWALD NOVOA

La economista jefa de Banchile sostiene que hacia el último cuarto del año habrá cifras negativas en la actividad. Para 2022 tiene previsto un crecimiento del PIB de 1,3%.




La economista jefa de Banchile, Carolina Grünwald entrega su diagnóstico de cómo se viene el año en materia de actividad, luego de conocer las cifras de Cuentas Nacionales del primer trimestre publicas por el Banco Central.

La economía creció 7,2% en el primer trimestre, menor a lo que se previó tras el Imacec de marzo. ¿La actividad se está desacelerando a un ritmo como el que se esperaba, o hay alguna sorpresa en estas cifras?

-La primera lectura que hacemos es que la economía se está desacelerando más rápido de lo que nos había anticipado el Imacec de los tres primeros meses del año.

¿Cuándo se profundizará esta desaceleración? ¿Espera trimestres negativos?

-En nuestro escenario base tenemos que los próximos Imacec si bien van a seguir siendo positivos, debieran ser menores a los de los meses previos, es decir, una desaceleración. Esperamos hacia el último cuarto del año cifras negativas de Imacec, por lo tanto, sí, vemos hasta ahora trimestres negativos en cuanto a actividad.

¿Cuál es su proyección de crecimiento del PIB para 2022?

-Para el año continuamos estimando un crecimiento de 1,3%.

El consumo de los hogares si bien es menor a los trimestres anteriores, sigue liderando el crecimiento, ¿la liquidez sigue presente? ¿Cuándo debería comenzar a desacelerarse?

-La liquidez sigue presente. Y es que se llegó más que a duplicar la base monetaria en Chile, por lo que el exceso de dinero va a tardar un tiempo en ordenarse. Si bien ha disminuido respecto al peak, todavía falta para regresar a niveles normales. Datos recientes del sector comercio, por su parte, ya han dado señales de desaceleración.

En inversión, ¿cuál es su perspectiva para este año?

-Para este año estimamos que la inversión va a ser muy poco dinámica. Principalmente dada por proyectos que ya estaban en carpeta por el lado privado y proyectos del sector público. Con todo, estimamos una variación de -2,5%. La incertidumbre es la peor enemiga de la inversión.

Dado este escenario de un menor crecimiento esperado, pero con una alta inflación, ¿qué debería hacer el Banco Central con su política monetaria? ¿Hasta dónde debería subir la tasa de interés?

-El Banco Central va a seguir subiendo la tasa de interés, por una parte. Por otra parte, la pérdida de dinamismo de la actividad va a contribuir a menores presiones de precios. Lo que pasa es que acá estamos enfrentando una nueva ola inflacionaria como consecuencia del incremento en el precio de los alimentos y de la energía, derivados de la guerra. Es por esta razón que hemos elevado nuestra proyección para la tasa de interés de este año desde 8% a 9,25%. Si bien no existe un máximo de tasa de interés definido, creemos que ese será el valor máximo para este año.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.