Dipres reenvía decreto con recortes en gasto en personal y bienes de consumo

Los ministerios que más dinero aportarán serán Salud, Obras Públicas e Interior con un total de US$299 millones, el 28% del total.


Un total de US$1.063 millones anuales recortará de gasto fiscal el gobierno cuyo decreto ingresó ayer a la Contraloría tras el retiro de uno similar hace unas semanas. La exposición sobre el balance y nuevas proyecciones de las estadísticas fiscales en la comisión mixta de Presupuestos en el Congreso fue el escenario utilizado por el Ministerio de Hacienda para informar de este segundo intento de contener los gastos por un monto de US$4.400 millones en 4 años. “Estuvimos trabajando informalmente con la Contraloría para que el decreto ande rápido” indicó el director de Presupuestos, Rodrigo Cerda, mientras que el ministro Felipe Larraín afirmaba que esta vez conversó con cada uno de los ministerios para aplicar los recortes que afectarán el 1,5% de la ley aprobada para este año.

En términos globales el mayor ajuste (42%) provendrá de los subtítulos 21,22 y 29 de la ley por un total de US$446 millones; de un reducción de los Fondos de Libre Disponibilidad por US$363 millones (34%); término de algunos programas como Más Capaz por US$238 millones; y US$16 millones por el efecto inflación considerando que bajó el IPC promedio con el que se elaboró el Presupuesto de 2,6 a 2,4%.
En este rearme los servicios que más contribuirán en términos porcentuales al recorte serán la Presidencia y el ministerio Secretaría General de la Presidencia con 4,4% y 4,2%, respectivamente, no obstante en montos los ministerios que más aportarán serán: Ministerio de Salud con US$189,4 millones (1,5% de su total); de Obras Públicas con US$56,8 millones (1,5% de su presupuesto asignado); e Interior con US$53 millones (1% de la ley).

Personal y útiles de oficina

Los recortes previstos en el presupuesto general se refieren al subtítulo 21 de Personal por US$73,9 millones (0,6% del total en la ley) dividido en 20% de viáticos; 5% de horas extraordinarias; 5% en honorarios a suma alzada; y 1% en asignación de funciones críticas.

En el acápite 22 sobre Bienes y Servicios de Consumo se reducen gastos por US$317 millones (6,3% de lo asignado) en 17 ítemes como un 30% en gastos de representación, protocolo y ceremonial; 20% en arriendo de vehículos, suscripciones, y pasajes, fletes y bodegajes; y 15% en materiales de oficina, útiles de aseo, telefonía celular; entre otros.

Respecto del subtítulo 29 sobre Activos no Financieros se ajustan US$55,3 millones (15,4% de lo considerado en la ley) con 20% la renovación de vehículos, de mobiliario y equipos informáticos; y en 10% el gasto en edificios, máquinas y equipos, y programas informáticos.

De todos los ajustes el que se anunció como más controvertido fue el recorte al programa Más Capaz por US$9,8 millones correspondiente al 18% de lo asignado este año. Cerda explicó que esta política fue mal evaluada, por tanto se decidió sólo mantener la continuidad de las personas hoy beneficiadas, pero no seguir aplicándolo.

Seguir leyendo