Exministro de Hacienda, Rodrigo Valdés habría aumentando los impuestos a los ingresos por debajo de los $4 millones mensuales

"Yo habría ido un par de escalones más abajo todavía y el mínimo exento también lo bajaría, pero veo que esa es una batalla perdida", dijo el académico y director de la CGE.




El exministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, planteó que el habría aumentando el impuesto a la renta a los tramos que están por debajo de los ingresos mensuales de $4 millones. Esto, ante la propuesta del Ejecutivo, en la Reforma Tributaria, que solamente modifica el tributo a las personas para un sector muy acotado para Chile.

“Yo habría ido un par de escalones más abajo todavía y el mínimo exento también lo bajaría, pero veo que esa es una batalla perdida. Sin embargo, capaz que habría aumentado todo los tramos un poquito y más a los de más arriba que a los de abajo”, dijo en entrevista con Tele13 Radio.

El académico de la Universidad Católica defendió su medida planteando que “los planos intermedios también afectan a los más ricos, si suben el primer tramo de 5% a 6%, a todos los que están arriba también les afecta”.

Otro de los argumentos que dio Valdés estuvo relacionado a que “la gente cree que cuatro millones es clase media, pero no lo es. Hay un romanticismo en la pymes y en las clases medias que es bien especial, se da en todas partes es como global”

Necesidad de un pacto

El ex titular de Hacienda durante el segundo gobierno de Michelle Bachelet también desdramatiza que nuevamente se esté discutiendo una nueva reforma tributaria.

“Es ilusorio pensar que no vamos a tener reformas tributarias en cierto tiempo (...) No hay que mirar esto como una rareza”, dijo el director de la Compañía General de Electricidad Distribución (CGE).

En esa línea, Valdés citó al exministro de Hacienda, Manual Marfan, quien plantea que: “el sistema tributario es como un bonsái, si se le deja solo crece para cualquier lado”.

Sin embargo, el economista planteó la necesidad de generar un acuerdo para el largo plazo y que este escenario es una buena oportunidad para la oposición de cara al plebiscito por una nueva Constitución.

“Lo que si no tenemos es un pacto respecto a donde vamos a estar en 20 o 10 años, cuáles son las estructuras básicas que hay que cautelar. Yo creo que eso es importante construir, ojalá que este Gobierno pueda hacerlo con este Congreso y la oposición, yo creo que es una buena muy oportunidad ahora (...) para mostrar que también se puede converger y pactar”, agregó el economista.

Reforma Tributaria sin una gran incertidumbre

“Yo pienso que tampoco acá hay una incertidumbre tan grande. Existen instrumentos sobre la mesa, que posiblemente algunos encuentran que puede ser perfectibles (...) Más incertidumbre provoca no atender los problemas, dejarlos que crezcan y después que su resolución sea un desorden”, dijo el exministro ante el contexto de que existen quienes se oponen a la idea de impulsar una reforma tributaria en los términos propuestos por el Gobierno.

En esa línea, Valdés arremetió con el argumento de que estas discusiones generar pocas certezas para la economía.

“La palabra incertidumbre es como bolsillo de payaso y se usa para todo. Lo que tenemos que tratar de hacer es ponernos de acuerdo a los contornos, para dónde va el sistema tributario y segundo hacer los diseños más amigables con el crecimiento posible. Esos dos principios deberíamos tratar de firmarlos de lado y lado, y así se baja esta noción de a dónde vamos”, destacó.

Sobre el contenido mismo de la iniciativa, Valdés reiteró la necesidad de un sistema desintegrado, en que se desvincula la tributación del impuesto a la renta que pagan las empresas por el total de utilidades, del que afecta a sus dueños por los dividendos que retiran.

“Yo tendría un sistema dual para todas las empresas, excepto para aquellas que vamos a llamar transparencia, como en el régimen actual, en que la empresa y una persona son la misma cosas (...) un régimen único de empresas y otro para empresas que realmente son pequeñas”, subrayó Valdés.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Este miércoles -al mediodía- debutó la marca sueca en Chile y con ello en Sudamérica. El primer local que se abrió en Open Plaza Kennedy, comuna de Las Condes, y cuenta con un aforo de 2.550 personas.