Expertos laborales enjuician intervención del gobierno en el conflicto

Portuarios firman acuerdo con el gobierno y con empresa

Los abogados laborales con mayor o menor énfasis criticaron el rol que jugó el Ejecutivo en un conflicto, y señalaron que marca un precedente para futuras negociaciones.




La intervención del Ejecutivo en el conflicto portuario por la vía de mediar en éste y también disponer recursos públicos para solucionar el conflicto no dejó indiferente a los expertos laborales quienes con mayor o menor énfasis criticaron el rol del Ejecutivo en un conflicto entre privados.

Según Rafael Pereira exsubdirector del Trabajo, "los conflictos laborales de tipo colectivo tienen un componente social relevante, decir que sólo es de privados es un error", lo que justificaría el rol que le cupo al Estado en el conflicto.

Sin embargo, agrega que "otra cosa es que las empresas, en su incapacidad de tener relaciones laborales modernas, sea el Estado el que deba subsidiarlas sobre todo porque no se trata de una empresa con problemas de recursos". Por ello, en este caso, enfatiza que "es inaceptable que el Estado asuma este rol" y añadió como necesario desde la perspectiva de las políticas públicas, "revisar la legislación que regula este tipo de relación laboral".

Por su parte, José Luis Ugarte académico de la Universidad Diego Portales, cuestiona la forma en que el grupo Von Appen manejó el conflicto. "La empresa es extremadamente rígida en términos de negociar con sus trabajadores", aunque coincidió que desde la mirada de las políticas públicas, "lo que debería hacerse es buscar un régimen laboral que combine la flexibilidad laboral y la eventualidad que les permita a estos trabajadores acceder a algunos derechos laborales".

Desde otra vereda, Huberto Berg, de Berg Consultores coincide en que es un "pésimo precedente que el gobierno hubiese intervenido" porque "valida la violencia como mecanismo de negociación", pero agrega un matiz: "No es que la empresa se haya negado a dialogar: es que no estaba dispuesta a dialogar en los términos que los trabajadores planteaban", dice.

Esto, porque si existe un problema de fondo con la legislación laboral de los trabajadores eventuales, "debo sentarme a dialogar con los actores que corresponden -diputados, senadores, etc-, pero no es la empresa la llamada a mejorar una normativa laboral mediante un conflicto", plantea.

Opinión que comparte el exsubsecretario del Trabajo, Marcelo Soto, quien enfatiza que "no se puede volver a tolerar este tipo de violencia" y que aunque considera adecuada la intervención del Ejecutivo en el conflicto, "se debe desarrollar una política pública para evitar que todas las veces que hay conflictos portuarios, el Estado tenga que intervenir".

Comenta