Fed aplica mayor alza de tasas de interés desde el 2000 para contener inflación

Jerome Powell, dijo que habrá nuevas subidas de tasas en las próximas reuniones del organismo.




Tal como esperaba el mercado, la Reserva Federal subió la tasa de interés en 50 puntos base. Es la segunda alza que aplica la Fed durante este año, para intentar controlar el alza inflacionaria en Estados Unidos. Además, fue el mayor incremento en más de dos décadas.

Es la primera alza de esta magnitud desde mayo del 2000, en un intento por controlar la inflación que está en máximos de cuatro décadas en la principal economía del mundo, impulsada principalmente por el incremento de los precios de la gasolina. La Fed dejó la puerta abierta a nuevas subidas en las próximas reuniones.

“Creo que la Fed va a seguir subiendo la tasa, para de alguna manera contener la inflación que está haciendo tanto daño a la economía”, dijo el socio director de Alta Dirección, Cristián Cerna.

Asimismo, esta es la primera vez desde junio de 2006 que la Reserva Federal sube las tasas en dos reuniones consecutivas.

La decisión de subir las tasas en 50 puntos base fue unánime dentro del Comité Federal de Mercado Abierto, pese a que alguno de sus integrantes ha instado a subidas más agresivas.

“Las tasas quedaron así en un rango de 0,75% a 1%”, indicó la Fed en su comunicado oficial tras la reunión de dos días. Por otro lado, el banco central anunció que va a empezar a reducir sus tenencias en bonos a partir del primero de junio y advirtió que la guerra en Ucrania y los confinamientos en China agravan el problema inflacionario.

El comunicado de la Fed, agregó que “el gasto de los hogares y la inversión fija de las empresas siguen siendo fuertes. Los aumentos de empleo han sido robustos”. Esto pese a que el PIB estadounidense registró una caída durante el primer trimestre del año.

El balance podría reducirse en US$47.500 millones en junio, julio y agosto, y US$95.000 millones en septiembre.

Los mercados de futuros de tasas ahora apuestan a que en la reunión de junio habría una nueva subida de tasas, y que podría ser de 75 puntos base. Hace un par de semanas, el presidente de la Fed, Jerome Powell indicó que el organismo podría adoptar una postura más agresiva para contener la subida inflacionaria.

La crisis derivada de la pandemia en 2020 llevó a que la Fed redujera las tasas de interés, y anunció un agresivo programa de compra de bonos, para impulsar la economía. En marzo, aplicó su primera subida de tasas en más de tres años, y se consolidó como el inicio gradual del retiro de estímulo monetario.

Nuevas alzas

En su conferencia de prensa, posterior a la reunión de dos días de la Fed, Jerome Powell, indicó que las autoridades del organismo no están considerando “activamente” un alza de tasas de 75 puntos base en sus próximas reuniones.

”Un incremento de 75 puntos base no es algo que el comité esté considerando activamente”, dijo el presidente de la Fed ante una pregunta de la prensa estadounidense. Eso sí, dejó claro que habrá nuevos aumentos de tasas.

”Hay un consenso en el comité de que más aumentos (de medio punto porcentual) deben estar en la mesa en el próximo par de reuniones”, aclaró el presidente de la Reserva Federal.

Tras las declaraciones de Powell, los indicadores de Wall Street se dispararon más de un 2%, mientras que la bolsa de Santiago tuvo un fuerte impulso durante la jornada. El dólar, por su parte, moderó su avance tras la conferencia del presidente de la Fed.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.