Fed reafirma ruta de alza de tasas y alista el último incremento del año para la reunión de diciembre

Una moderación en la inversión de las empresas fue el único cambio que se observó en el comunicado emitido tras la reunión de dos días.


La Reserva Federal está convencida de la fortaleza económica de Estados Unidos, por lo que se mantiene firme en su ruta de alzas de tasas graduales.

Así lo reflejó el comunicado emitido tras la reunión de dos días, en base al cual siguen fuertes las apuestas por un nuevo ajuste de política monetaria en la próxima reunión de diciembre.

Aunque en esta oportunidad no modificó su tipo rector, el Central estadounidense indicó que “espera que los futuros incrementos graduales en el rango meta de la tasa de fondos federales sean consistentes con una expansión sostenida de la actividad económica, condiciones sólidas del mercado laboral y una inflación cercana al objetivo del 2% en el mediano plazo”.

Lo anterior a pesar de que distinguió una moderación en el crecimiento de la inversión fija de las empresas, lo que calificó como el único cambio en relación a lo que expresó en su encuentro anterior.

“Aparte del reconocimiento de números de inversión de negocios más débiles en las cuentas nacionales del tercer trimestre, el comentario aquí es un trabajo de copiar y pegar desde septiembre”, sostiene Brian Coulton, economista jefe para EEUU de Fitch. En ese marco, asegura que “ahora parece que un alza en diciembre está prácticamente escrito en piedra”.

Ken Matheny, economista de IHS Markit hace un análisis similar, al indicar que la esperada pausa que se tomó en el ajuste monetario en esta ocasión es “consistente con la estrategia en curso de aumentar gradualmente la tasa”.

De esta manera, destaca que “la caracterización de las condiciones económicas en la declaración posterior a la reunión”, van en línea con la perspectiva de que la Reserva Federal aumente “la tasa objetivo de fondos federales en la próxima reunión”.

El organismo dirigido por Jerome Powell también destacó que hasta el momento “los riesgos para el panorama económico parecen más o menos equilibrados”. Esto a pesar de que Estados Unidos y China siguen enfrascados en la guerra comercial.

Molestia en el mercado.

A pesar de que el Central reiteró que la evaluación de un futuro incremento de la tasa “tendrá en cuenta una amplia gama de información, que incluye medidas de las condiciones del mercado laboral, indicadores de presiones inflacionarias y expectativas de inflación, y lecturas sobre desarrollos financieros e internacionales”, los mercados no se mostraron contentos con la posibilidad de que en 2019 se siga adelante con el ajuste monetario.

Ayer el S&P 500 puso un alto a tres jornadas consecutivas de aumentos y cayó 0,25%. El día anterior había anotado un fuerte incremento de 1,95%, animado por el resultado de las elecciones de medio término en EEUU, que equilibraron el poder entre demócratas y republicanos.

Pero los berrinches de Wall Street, por el momento, no parecen inquietar mayormente a la Reserva Federal.

De hecho, Coulton indicó que “lo más interesante”, del comunicado difundido ayer, es “la ausencia de cualquier referencia a la volatilidad del mercado de valores de octubre, lo que implica que a la Fed no le preocupa que haya habido un ajuste material de las condiciones financieras”.

Seguir leyendo