Fed recorta tasa por primera vez desde la crisis financiera, pero niega inicio de un ciclo de bajas

USA-FED/

Wall Street retrocedió ante el tono más moderado del Central estadounidense, mientras que las probabilidades de baja de tasas para lo que resta del año se redujeron de manera generalizada. "Como es lo usual, Powell nos decepciona", no demoró en señalar Donald Trump.


Hace más de una década atrás, en medio de la recesión más severa en toda una generación, la Fed aplicó el último recorte de tasas que se tenía registró. Eso hasta ayer, cuando en un contexto diametralmente diferente, el Central de Estados Unidos rebajó su tipo rector en 25 puntos bases, hasta dejarlo en el rango de 2% y 2,25%.

"A la luz de las implicaciones del desarrollo mundial para el panorama económico, así como las presiones inflacionarias apagadas, el Comité decidió reducir el rango objetivo", detallaron en el comunicado. Además, destacaron que "persisten las incertidumbres" que pesan sobre la todavía sólida expansión de EEUU, la cual pretenden seguir apoyando.

Pese a lo histórico del movimiento, el mercado dejó clara su insatisfacción, por el freno impuesto por la Fed a las expectativas de una flexibilización monetaria amplia.

Tono más moderado

El presidente de la institución, Jerome Powell, señaló en rueda de prensa que el recorte fue un "ajuste de mitad de ciclo a la política". La autoridad monetaria precisó que con esa categorización lo está "contrastando con el comienzo de un ciclo de recortes", lo que a su juicio corresponde a lo que se hace "cuando hay una recesión o un giro negativo severo".

En estos momentos "esa no es nuestra perspectiva", indicó Powell. Por el contrario, observan "a una economía que de hecho tiene un muy buen desempeño. El crecimiento del primer trimestre es muy similar al que hubo en 2018 y hasta un poco mejor en relación a nuestras perspectivas".

Con esas definiciones sobre la mesa, Wall Street profundizó las bajas que se instalaron desde que se dio a conocer el recorte de tasas, cerrando la jornada con bajas superiores al 1% en sus tres principales indicadores, tendencia que siguieron más tímidamente las bolsas de la región, con un descenso de 0,58% en la plaza local.

Si bien Powell moderó más adelante en la conferencia sus palabras, asegurando que aunque "no es el comienzo de una serie larga de baja de tasas", no se refería a que habrá "solo un recorte o algo por el estilo", fue su tono más moderado lo que marcó el ambiente.

De hecho, las probabilidades de rebaja de tasas, que elabora Bloomberg basado en los derivados financieros, marcaban 100% para todas las reuniones de la Fed que están por venir en el año, fotografía que se modificó por completo. Las opciones de baja ahora se acotan a 64% para el encuentro de septiembre y suben levemente sobre el 80% para los de octubre y diciembre.

Opinión presidencial

"Cómo es lo usual, Powell nos decepciona", dijo en este contexto el mandatario estadounidense, Donald Trump, quien el lunes presionó a la Fed al indicar que "un pequeño recorte no es suficiente", mientras que en el mercado las apuestas por una rebaja de 50 puntos básicos llegaban a 20%.

"Lo que el mercado quería escuchar de Jay Powell y la Reserva Federal era que este era el comienzo de un ciclo de reducción de tasas prolongado y agresivo que mantendría el ritmo de China, la Unión Europea y otros países del mundo", indicó en twitter el presidente, quien con sus intervenciones ha generado preocupación en los bancos centrales globales, que abogan por la independencia de estas instituciones.

Sin embargo, no toda su evaluación fue negativa. "Al menos está terminando el ajuste cuantitativo, que no debería haber comenzado en primer lugar, sin inflación". En efecto, otro de los anuncios de la Fed fue que "el Comité concluirá la reducción de su tenencia de valores agregados en la Cuenta de Mercado Abierto del Sistema en agosto, dos meses antes de lo indicado anteriormente".

Considerando lo anterior, Trump recalcó: "¡Estamos ganando de todos modos, pero ciertamente no estoy recibiendo mucha ayuda de la Reserva Federal!".

Perspectivas

En general los analistas consideraron apropiado el movimiento y el tono de la Fed, mientras aún ven espacio para una flexibilización adicional.

"La orientación de hoy sugiere que la Fed probablemente proporcionará acomodación adicional en las próximas reuniones para apoyar la inflación y compensar los riesgos a la baja en las perspectivas", indicó Bank of América en un informe, apostando por dos bajas más de 25pb, en septiembre y octubre.

En tanto, para Joel Naroff, economista jefe de Naroff Economic Advisors, el problema real fue la reacción de Wall Street. "Es probable que los mercados pronto comiencen a exigir más (...) Como le dirán los adictos, nunca pueden obtener suficiente y la Fed se está abriendo a ese problema potencial, especialmente si las negociaciones comerciales con China continúan".

Comenta