Marcel propone nuevas medidas para incluir en un segundo proyecto de Fogape

Banco Central prepara medidas para enfrentar impacto en los mercados de eventual retiro del 10% de los fondos de AFP

Además, llamó a los políticos a no caer en la “autocomplacencia” que podría generar el alivio del segundo retiro de fondos previsionales. “No hay camino fácil ni espacio para malas decisiones”, recalcó.


Preocupado por el retroceso en el plan de desconfinamiento, por la baja acumulación de inventarios y por el desempleo -especialmente el femenino-, el presidente del Banco Central, Mario Marcel lanzó algunas sugerencias respecto de futuras ideas para impulsar la recuperación de la actividad.

Y en ese sentido se refirió a algunos elementos que podrían ser considerados en un proyecto con una segunda versión del Fogape que estudia el gobierno.

“En otros países se están buscando mecanismos que permitan una consolidación y refinanciamiento de los créditos, de manera que puedan ser repagados y no induzcan una insolvencia o incumplimiento de empresas en un plazo breve. Esto requiere de una arquitectura operacional importante, y es algo que se podría abordar en el contexto de ese proyecto”, subrayó Marcel.

La inquietud del titular del ente emisor es que, si bien hubo varias empresas que gracias a la reprogramación de créditos o a las garantías otorgadas por el Fogape durante este año pudieron mantener a flote su actividad, aún no han recuperado un volumen alto en las ventas. Ello porque el desconfinamiento no se ha concretado en un cien por ciento y en muchas oportunidades, como ha ocurrido en la Región Metropolitana, las medidas se han rigidizado.

En esas condiciones, y como el tiempo avanza, algunas de esas firmas ya deberán pagar las primeras cuotas de esos planes especiales a partir de noviembre.

“No sabemos hasta dónde esa concentración de niveles de pago pueda ser consistente con la velocidad de recuperación de ventas e ingresos, por tanto sería útil, necesario, que tuviéramos mecanismos que permitieran consolidar deuda, refinanciar plazos más largos y construir un perfil de servicio de la deuda más adecuado a la evolución de recuperación de sus ingresos”, sugirió Marcel.

De hecho, recordó que se puede observar lo que están gestionando otros países en ese mismo enfoque: “Nos parece que es una línea de trabajo que es posible avanzar en Chile, y el Banco Central tiene todas las facilidades de estímulo al crédito, y de otorgar la liquidez para este tipo de medidas. Esa liquidez no significa mayor endeudamiento, sino que acomodar mejor la carga financiera”.

Rol del Estado

Pensando en reactivar la actividad, Marcel valoró los subsidios al empleo y el impulso mediante un programa más dinámico en inversión pública concordado en el Presupuesto 2021. “Hacia delante la inversión pública adquiere mayor importancia por su efecto multiplicador y porque las proyecciones de inversión privada tienen un grado de incertidumbre importante y en cualquier caso no llegan a compensar toda la caída de 2020, entonces la complementación por el lado de la inversión pública es importante”.

En cambio, solicitó ante los senadores de la Comisión de Hacienda no insistir en soluciones fáciles como un siguiente retiro de los fondos previsionales. “La liquidez que va a provocar este retiro no debe generar una sensación artificial de abundancia, porque, como sabemos, con ello solo se están ocupando ahorros que más adelante van a hacer mucha falta. Un momento como este es el menos oportuno para la autocomplacencia. No se ha descubierto ninguna panacea para la recuperación y la economía tampoco se ajustará automáticamente. No hay camino fácil para enfrentar los desafíos que vienen, y no hay espacio para malas decisiones”.

De hecho, remarcó que el retiro afectará en el largo plazo los índices de ahorro privado y pueden llevar al país a ser más dependiente de los mercados externos, aumentando los niveles de deuda para financiar pensiones.

Por último, enfatizó que “el Banco Central se ha mantenido atento, activo y dispuesto a cooperar a lo largo de los últimos quince difíciles meses para enfrentar los problemas surgidos en esta inédita coyuntura, y lo seguirá haciendo durante todo el tiempo que sea necesario”.

Retiro favoreció a mayores ingresos y apoyo estatal al quintil más pobre

Un recuadro especial sobre la evolución de los ingresos por quintiles durante la pandemia se incorpora en el Ipom de este mes.

“De acuerdo a los distintos grupos, la caída de ingresos ha sido importante para los cuatro primeros quintiles y no así para los de mayores ingresos” señaló el presidente del Banco Central, Mario Marcel al presentar un resumen en la Comisión de Hacienda.

El estudio cuantifica la caída en los ingresos de los hogares y el efecto de las políticas de apoyo remarcando que la mayor parte de las transferencias estatales se dirigieron y beneficiaron al sector de menores ingresos. “En el caso del primer quintil las transferencias fueron capaces de contrarrestar buena parte de la caída de ingresos, pero estando bastante focalizada, para los quintiles siguientes la ayuda no fue tan importante y tiende a predominar la caída de los ingresos del trabajo”, recalcó la autoridad.

Asimismo, el informe incorpora el efecto de los retiros previsionales detectando que benefició mayormente a los de mayor ingreso. “Proporcionalmente fue más importante para los quintiles 2,3,4 y 5, y de hecho el quinto quintil captura la mayor parte de la liquidez producto de este retiro muy por encima de los otros. Ello significa que mientras en el primer quintil las transferencias ayudaron a compensar la caída de ingresos, en los otros ha tenido una importancia mayor el retiro; y en el quinto quintil de mayores ingresos el retiro no compensó caída de ingresos porque no se produjo”, recalcó Marcel.

En suma, afirma el estudio, para el año, el conjunto de medidas más que compensaría las caídas de ingresos, proyectándose que la liquidez crecería 17,7% anual.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El hallazgo se produjo en el Lago Tagua Tagua, sector por el cual los Gomphotheres, parientes extintos del elefante moderno, que vagaban hace miles de años.