Ministro Grau dice que inflación trae “beneficios” a las pymes y desata críticas de gremios y economistas

Asociaciones de pequeñas empresas y emprendimiento indicaron que frase es “muy desafortunada”. Más tarde, el titular de Economía salió a explicar sus dichos, reconoció el mal uso de la palabra “beneficios” y aseguró que tiene “muy claro que (las pymes) lo han pasado muy mal”.




Todo comenzó a primera hora de la mañana de este martes, cuando el ministro de Economía, Nicolás Grau, en un entrevista en Radio Duna señaló que: “las pymes, a diferencia de las personas, la inflación les trae costos y beneficios”, lo que desató una ola de críticas desde asociaciones de pequeñas empresas y empredimiento y también de economistas.

El secretario de Estado, a propósito del nuevo salario mínimo de $400 mil, reconoció que la estimación para el alza de los precios que incorporaba el proyecto se hizo con “una inflación esperada distinta” pero destacó lo que, a su juicio, permite a las empresas acomodarse a los mayores precios de la economía. “Las pymes compran insumos, y desde esa perspectiva la inflación los perjudica, pero también venden productos, y desde esa perspectiva parte de los productos también los pueden vender un poco más alto”, explicó Grau.

Así, afirmó que para “las pymes, a diferencia de las personas, la inflación les trae costos y beneficios. En cambio, desde el punto de vista de los consumidores, son principalmente costos”.

El presidente de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), Marcos Rivas, respondió en duros términos las palabras del secretario de Estado.

“Me gustaría emplazar públicamente al ministro a que explique a cientos de miles de familias que dependen de una pyme, cuáles son los beneficios. Si él pretende contarnos a nosotros que, a mayor inflación suben los costos, pero nosotros podemos de forma proporcional mantener los márgenes y subir los precios, está completamente equivocado”, lanzó el líder del gremio de emprendedores.

“Para las pymes proveedoras de los grandes retailers, la verdad es que los precios los maneja el mercado y, al revés, sacrificamos margen. Entonces, me parecen lamentables las palabras del ministro, y me gustaría pedirle mayor seriedad a la hora de dar declaraciones. Es un ministro de Estado, es un ministro importante para nosotros, los emprendedores y las pymes”, afirmó.

Por su parte, Juan Pablo Swett, presidente de la Multigremial Nacional dijo que los dichos de Grau “son palabras muy desafortunadas y que también reflejan una ignorancia en economía importante y preocupante, porque manifestar que la inflación no tiene costos para las pymes y que incluso en algunos casos las beneficia, es no entender nada cómo funciona el mundo de las micro, pequeñas y medianas empresas”, afirmó.

Agregó que los ajustes de precios que pueden realizar las pymes tienen un margen de maniobra es muy bajo. “Menos del 2% de las pymes cobran en UF, la mayoría cobra en pesos chilenos y por lo tanto no son capaces de ir ajustando sus precios mes a mes, como sí lo hacen las grandes empresas”, comentó Swett.

Por su parte, el presidente de Conapyme, Rafael Cumsille, criticó las palabras del ministro de Economía y apuntó a que las empresas de menor tamaño son muy afectadas por la inflación, dado su poca capacidad para almacenar stock, y la necesidad de comprar productos en medio de un periodo de escasez y alza sostenida de los precios.

“Cuando las pymes venden la mercadería tienen que reponer lo que ya vendieron a un precio más alto y eso se llama descapitalización”, dijo Cumsille, quien agregó que las palabras de Grau no “están de acuerdo a la realidad que vivimos nosotros”.

Relación poco fluida

Swett ahondó en el momento en que se da la polémica entre el ministro Grau y los emprendedores, asegurando que las relaciones con la cartera “no es muy fluida”.

“La relación con el ministro de Economía no ha sido muy fluida desde que se inició el Gobierno. El primer tema que tuvimos con él fue la discrepancia con la Multigremial Nacional y con la Conapyme en lo que iba a ser el subsidio a las pymes en materia de salario mínimo. La propuesta inicial del Gobierno eran $ 22.000 y no se movieron de ahí, y fue solamente en el Senado que logramos subir a $ 26.000 que corre en este aumento. Inicialmente, el ministro no lo quería y tuvimos una discrepancia fuerte en lo que era el compromiso del Gobierno de cubrir el aumento real del salario mínimo, que las pymes cubrieran la inflación no más, y los cálculos que tenía el ministro no cuadraban. Nosotros se lo hicimos ver en el Senado, y de hecho, con el ministro Marcel presente, subimos el subsidio”, detalló Swett.

Economistas

Alejandro Fernández, economista de Gemines Consultores señaló que “fue una metida de pata del ministro. Plantear que la inflación trae beneficios es bastante absurdo, trae principalmente costos. Es cierto que si hay inflación los precios van a subir por el hecho de que tienen que ponerse al día por los mayores costos de inflación. La inflación es mala para todos, personas, empresas, la economía. Está relativizando los efectos de la inflación. El mensaje que envía el ministro es equivocado y viniendo del ministro de economía me parece que es grave”.

En una línea similar, Patricio Rojas, economista de Rojas y Asociados dijo que “la inflación no trae beneficios para nadie. Es un impuesto. Lo que pasa es que es las empresas pueden tener mecanismos para compensar mejor la inflación, para poder defenderse”. Explica que “las pymes pueden tener mecanismos para poder compensar la mayor inflación, pero no significa que sea un beneficio que tenga esa empresa, además no todas las empresas pueden traspasar a precios porque su demanda no lo permite. La inflación es un costo para todos”.

Explicación del ministro

Para aclarar la polémica frase, durante la tarde en conversación con Radio BioBio, el titular de Economía señaló que “lo primero que a mí me gustaría decir al respecto es que, dada la interpretación que se ha generado a partir de esta frase, es que yo tengo muy claro que las pymes lo han pasado muy mal. Desde el estallido en adelante, ha sido sumamente complejo en términos de reducción de ventas, en términos de dificultad para desarrollar su negocio, ha habido quiebras, en fin”.

A lo anterior, Grau agregó que “creo que más allá de una mala frase, porque estamos estamos de acuerdo que así fue, lo que importa más son los hechos y no solo las palabras, y nosotros en eso hemos tenido un trabajo, yo diría muy positivo, con las empresas de menor tamaño, con las MyPyme”.

Afirmó que “lo que quise decir es relativamente simple. Y es que cuando las empresas compran sus insumos, les afecta la inflación y cuando cuando venden los productos parte de la inflación también les puede permitir vender un poco más alto, pero también en la misma entrevista dije de forma muy clara, y eso es lo que creo que se malinterpretó, que las pymes están en una situación desmejorada”.

“Ahora, lo que creo, es que probablemente la palabra beneficio fue una muy mala utilización y eso probablemente generó la confusión”, agregó el secretario de Estado. En tanto, sobre las reacciones de las agrupaciones gremiales de Pymes, Grau afirmó que “uno tiene que aprender de las reacciones”, y que aquello demuestra que la frase “no fue bien elegida”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Bautizado como CyberOne, el robot puede detectar emociones y caminar a 3,6 kilómetros por hora, y está dispuesto a competir con el Optimus de Tesla.