Precio de alimentos retoman protagonismo en el IPC y vuelven a presionar las estimaciones de inflación

De acuerdo con los expertos, los principales factores detrás de las alzas son climáticos y el efecto dólar. Asimismo, los productos que más han subido entre enero y agosto son zapallo italiano, con un incremento de 41,8%, seguido por los tomates, con 30,1%.


La inflación se encamina a paso firme hacia el 3% anual. Si bien hoy el Índice de Precios al Consumidor (IPC), se ubica en 2,6%, todas las perspectivas de los agentes del mercado apuntan a que cerrará el año en niveles sobre 3%. Un factor que ha ayudado a inyectar más inflación que años anteriores, ha sido el comportamiento de los precios la división de Alimentos y Bebidas no Alcohólicas que ha vuelto a un nivel similar a sus promedios del orden de 0,60 puntos porcentuales (pp) inyectando más inflación que 2017 y 2016.

El economista de Santander, Gabriel Cestau, señaló que “en lo que va del año, los alimentos han experimentado un alza superior a la de los dos años previos, que fueron particularmente atípicos por los acotados incrementos de precio. El mayor dinamismo observado, en lo más reciente, es consecuencia de un fortalecimiento de la demanda interna y de factores climáticos”.

Mientras, el economista de Euroamerica, Felipe Alarcón, subrayó que “el comportamiento del precio de los alimentos ha sido bastante más cerca de su promedio de variación histórico, luego de un 2017 que tendió a inyectar menos inflación que lo usual. Incluso, en este año hemos tenido alimentos con incidencias o variaciones muy por sobre lo realizado en los últimos años, como la palta y en menor grado la papa”.

¿Qué explica esta reconversión de los precios?

De acuerdo con los expertos, el principal factor detrás es climático, ya que durante este año se han reportado problemas de sequía y de heladas afectando la producción de hortalizas y frutas principalmente y el abastecimiento. Erik Haindl, académico de la Universidad Gabriela Mistral agregó que el precio de los alimentos “han subido de precios tanto por factores internos debido a variables climáticas y otros externos por el alza del dólar”.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), esta división tiene una ponderación de 19% en el total, siendo la más alta de la canasta de IPC.
En el detalle, los productos que más han subido entre enero y agosto son zapallo italiano con un alza de 41,8%, seguido por los tomates con un incremento de 30,1%, y la palta con una variación de 24,1%. Más atrás se ubicó pimiento y pimentón con 15,6%.

Efecto dólar

Desde agosto a la fecha, el dólar subió $55. Esto ha empujado al mercado a ajustar sus expectativas para septiembre de 0,4% a 0,5% y para octubre de 0,3% a 0,5%. Este efecto sumado al comportamiento que ha tenido el precio de los alimentos podrían impulsar al alza las estimaciones anuales que hoy se encuentran en 3%.

De hecho, de concretarse esa proyección, en septiembre, la inflación 12 meses saltaría de 2,6% a 3,3%, mientras que en octubre se moderaría a 3,2%.En este escenario, Haindl dijo que “es probable que tanto el IPC de octubre como septiembre registren un alza de 0,5%”. El economista espera que el año finalice con una inflación del orden de 3,2%.

Seguir leyendo