Proyecto que busca retirar el 100% de los fondos de pensiones y cuarentenas provocan fuerte caída de la bolsa chilena y alza de tasas de interés

El IPSA, el principal indicador de la plaza local, quedó en los 4.226 puntos, lo que representa una contracción de 3,82% en relación a la jornada previa, mientras que las tasas se elevaron entre 15 y 20 puntos en promedio.




Un proyecto de ley que busca retirar el 100% de los fondos previsionales y nuevas cuarentenas fueron los ingredientes perfectos para generar una tormenta perfecta en la bolsa chilena.

La Bolsa de Santiago sufrió su mayor caída diaria desde el lunes 17 de mayo, cuando el mercado reaccionó de la peor manera a los resultados de las elecciones. Ese día se contrajo 9,3%.

El IPSA, el principal indicador de la plaza local, quedó en los 4.226 puntos, lo que representa una contracción de 3,82% en relación a la jornada previa. La plaza local fue la de peor desempeño en todo el mundo, tanto en dólares como moneda local. Además estuvo a punto de pasar a negativo en el balance de 2021, y su ganancia se redujo a solo 1,17%.

La acción que más castigo recibió en la plaza fue, como los días anteriores, Aguas Andinas, con un retroceso de 7,22% -luego de subir 9% el día previo- ante el temor que emerge para los negocios de sectores regulados en medio de la discusión constitucional. Acumula un retroceso de 20% en 30 días.

El primer golpe

El primer golpe que recibieron los inversionistas estuvo relacionado con los retiros de fondos. El diputado de la UDI Jorge Alessandri dijo el miércoles que, si hay un cuarto retiro del 10%, iba a presentar un proyecto para que la gente pueda retirar la totalidad de sus ahorros en las AFP.

Sin embargo, la idea cobró más fuerza esta mañana luego que la diputada Pamela Jiles y otros cuatro parlamentarios de la oposición presentaron derechamente un proyecto para retirar el 100% de los fondos de las AFP. La iniciativa, firmada además también por el DC Gabriel Silber, la PS Jenny Álvarez, la PPD Patricia Rubio y Félix González (FRVS), propone que las personas puedan retirar la totalidad de los dineros en sus cuentas con un tope en $40 millones.

“El golpe recibido por el mercado obedece a que Pamela Jiles ingresó un nuevo proyecto de retiro de hasta el 100% de los fondos previsionales de las AFP, de carácter voluntario y con un tope de 1.350 UF, cerca de $40 millones. Lo anterior se suma a lo comunicado ayer por el Diputado de la UDI, Jorge Alessandri”, dijo Guillermo Araya, de la corredora Renta.

Cristián Araya, estratega de VanTrust Capital, hizo un matiz y afirmó que el problema de fondo tiene que ver con el argumento de Alessandri “y esto es la entrada de un proyecto de ley con la idea de nacionalizar las Pensiones (ratificado por Provoste), exacerbando con ello los temores expropiatorios de los ahorros”.

Joaquin Aguirre, economista jefe de Sartor FG, calificó como disruptivo el proyecto para el retiro del 100% de los fondos, pero se mostró escéptico respecto de si es practicable.

“Lo primero, es que para que esos retiros se pudieran hacer, hay una cantidad enorme de instrumentos que habría que vender y, recordemos que para que eso ocurra, tienen que haber compradores. Por eso es que no creo que se pudiera concretar de manera inmediata ya que no me parece que el mercado esté provisto de las herramientas para absorber esa cantidad de ventas que ocurriría”, dijo el experto.

Hasta ese momento, la bolsa mostraba caídas en torno al 2%.

Pero las reacciones no solo se vieron en la renta variable, sino también en renta fija, con una nueva escalada de entre 15 y 20 puntos base en las tasas de interés largas. Estas tasas tienen implicancias en el costo de financiamientos como por ejemplo para la vivienda.

El ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda, afirmó que si bien no haría una ligazón tan directa con lo ocurrido en la Bolsa, “porque siempre hay mucha volatilidad; pero sí hay que tener cuidado con que ciertas iniciativas impacten al mercado, y esta iniciativa que retira un monto tan considerable de las AFP, que es el 100% es muy difícil que eso no afecte las tasas de interés, por ende el costo de endeudamiento de los chilenos”.

Las cosas se pusieron color de hormiga cuando el Ministerio de Salud anunció, a eso de las 14.00 horas, que importantes comunas de la Región Metropolitana vuelven a cuarentena a partir de este fin de semana, ante fuerte el aumento de los contagios por coronavirus.

La medida supone el confinamiento de más de 9 millones de personas, casi el 50% de la población, con todo lo que eso significa para la actividad del comercio, los servicios y también la construcción.

“Tiro de gracia a las AFP”

Con el tercer retiro de los fondos previsionales, los afiliados han retirado más de US$45 mil millones en el acumulado de los giros, los que comenzaron a mediados del año pasado como respuesta a la debacle económica que generó la pandemia. El gobierno intentó evitar los sucesivos retiros, pero terminaron apoyando en última instancia las iniciativas debido a la pérdida de respaldo incluso dentro de su coalición.

Este cuarto proyecto tiene la misma justificación. “Esta iniciativa propone reconocer en la Constitución Política de la República el derecho de propiedad que los afiliados tienen sobre sus fondos previsionales, los que podrán ser retirados de forma excepcional en su totalidad, con un tope de 1.350 unidades de fomento, esto con el objeto de enfrentar la situación generada por el evento del estado de excepción constitucional declarado y sus graves repercusiones económicas”, señala el documento como una de sus ideas matrices.

Se agrega que “el proyecto propone que una de las consecuencias de la declaración de estado de excepción constitucional de catástrofe por causa de la pandemia del virus COVID 19 sea permitir a todos los afiliados a las administradoras de fondos de pensiones disponer de los mismos, para poder enfrentar la extensa crisis sanitaria, económica y social y los efectos que las medidas de excepción constitucional adoptadas han tenido sobre la vida de las personas, que se ven imposibilitadas de realizar las actividades con las que resolvían su sustento económico”.

Aunque Pamela Jiles reconoció que lo que busca es “dar un tiro de gracia a las AFP”.

Gobierno: “La vía no es hacer más retiros”

Luego de que se conociera del ingreso del proyecto de los diputados opositores, el ministro vocero de gobierno, Jaime Bellolio, aseguró al respecto: “no estamos de acuerdo con aquellos proyectos que se habían planteado en el pasado que buscaban expropiar los fondos de los trabajadores. Los mismos retiros lo que han hecho es fortalecer que los fondos son de las personas y de su propiedad. En eso quizá se pisaron la cola. La vía no es hacer más retiros, la vía es aprobar un sistema mixto, solidario, que aumenta la cotización y que permita que a las personas cuando les toque jubilarse si le toquen pensiones dignas para vivir”.

El portavoz de La Moneda agregó que como Ejecutivo “creemos que perjudica las pensiones futuras de las personas y creemos que hay que avanzar en una reforma a las pensiones que está en el Congreso y nos gustaría que fuera aprobada”.

El ministro del Trabajo, Patricio Melero, lo calificó como una mala idea. “Hoy seguir propiciando giros a las cuentas de las AFP es una hipoteca a las futuras pensiones el día de mañana, y preferimos y llamamos al Congreso a validar las propias leyes que el Parlamento ha aprobado en conjunto con el Gobierno, para trasferencias directas a los hogares chilenos para paliar la crisis, que seguir propiciando iniciativas de ley que utilizan los recursos propios de los ciudadanos. Siempre creemos que es mejor utilizar el bolsillo del Estado que el de futuros jubilados”, dijo el secretario de Estado tras participar en una actividad.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.