Regulador permite a isapres usar garantías para saldar deuda de licencias médicas con el Estado

08 de Abril del 2019/SANTIAGO Fachada de la Superintendencia de Salud. Luego de la renuncia de el Superintendente Ignacio Garcia Huidobro, en medio de las criticas por el alza de los precios de las Isapres FOTO:SEBASTIAN BROGCA/AGENCIAUNO

Las instituciones públicas no han cobrado $56.000 millones en licencias médicas, monto que la Superintendencia de Salud instruyó a las isapres pagarlo en mayo.




Para la situación excepcional que vive hoy el país producto del coronavirus, la Superintendencia de Salud decidió tomar una medida excepcional: instruyó un procedimiento especial para permitir que las isapres accedan al fondo de garantías, con el objetivo de que usen esos recursos para reembolsar los subsidios por incapacidad laboral que adeudan a organismos públicos y municipalidades, en momentos en que el Estado necesita disponer de todo el dinero posible por la crisis sanitaria.

En concreto, el 16 de abril la Superintendencia de Salud ofició a las isapres para informarles que podrán solicitar de manera excepcional una autorización para disponer de forma anticipada de los fondos de la garantía que controla la Superintendencia, para que realicen el pago de los $56.000 millones que en conjunto adeudan al Estado por licencias médicas, monto acumulado en los últimos cinco años.

“Dado el contexto en que estamos hoy, y la necesidad de recuperar cada peso del sistema público, es que agilizamos este tema, y estamos derechamente obligando a las isapres a que se pongan al día con esa deuda. Tampoco es una responsabilidad exclusiva de las isapres el hecho que mantengan esa deuda, porque la ley establece que mientras las instituciones públicas no cobren estos montos, las isapres no están obligadas a pagarlas”, dijo el superintendente de Salud, Patricio Fernández.

Lo anterior, considerando que cuando un trabajador del sector público presenta una licencia médica, por lo general es pagada con cargo al presupuesto público, y luego el organismo estatal debe acudir a la isapre para pedir el reembolso, pero en muchas ocasiones no lo hacen.

“Se trata de montos correspondientes a licencias médicas de afiliados de servicios públicos y municipalidades que no han sido cobrados por dichas instituciones”, detallaron desde la Asociación de Isapres. “Hay muchas instituciones, como municipalidades, que no tienen la gestión de cobro tan ágil, por lo que nosotros quisimos intervenir. Es mejor que ese dinero esté en los fondos públicos antes que siga inmovilizado”, señaló el regulador.

Así, este año la Superintendencia instruyó a las compañías que hicieran este pago de forma obligatoria, y de inmediato, a las cuentas bancarias de cada empleador, sin necesidad de que las instituciones públicas soliciten el reembolso. Este pago deberá realizarse a más tardar en mayo.

El superintendente explicó que tienen garantías que superan los $560.000 millones. “También pueden pagarlo directamente sin tener que ocupar el fondo”, sostuvo. Desde la Asociación de Isapres señalaron que “cualquier medida que propenda a facilitar el proceso de reembolso es muy valorada por las isapres, porque permitirá agilizar y simplificar su operación”.

Si bien desde Banmedica valoraron “la medida y flexibilidad excepcional informada por el regulador”, comentaron que no harán uso de los fondos de garantías para llevar a cabo esos pagos, “y continuaremos cumpliendo de igual forma como ha sido hasta la fecha”. Fuentes al tanto del proceso señalan que la mayoría de las isapres, como Colmena, no están evaluando usar este fondo, ya que harán el pago de forma directa.

Distribución de deuda

Nueva Masvida es la que tiene la mayor deuda de este tipo con el sector público, acumulando $32.670 millones a febrero de 2020. Esto representa el 58% del total del monto adeudado que tienen las isapres abiertas. Le siguen Cruz Blanca con una deuda de $9.774 millones, el 17% del total.

Las municipalidades son la principal entidad pública al que las isapres le deben, representando un 47,6% ($27.000 millones). Con una cifra bastante menor, están los servicios de salud, donde los compromisos ascienden a $6.000 millones, es decir, 11,2% del total. Le siguen los hospitales con una deuda de $6.200 millones (11% del total). Más abajo está el poder judicial y universidades, donde hay deudas por $2.700 millones y $2.200 millones respectivamente, representando el 4,8% y 3,9% del total.

Comenta