Sector turismo anticipa un complejo verano 2020 por caída de visitantes

turismoOK

El principal gremio del sector estima una caída de turistas para el próximo año de entre el 30% y 35%. Si los problemas siguen en las próximas semanas, la caída podría llegar incluso a un 80%. Actores de la industria levantan campañas para incentivar la actividad.




Entre enero y septiembre de este año, la llegada de turistas extranjeros a Chile había bajado 19,5%. Y es que la menor llegada de argentinos, el principal grupo que viaja al país, impactó el balance global de visitantes hasta entonces.

Sin embargo, la mayor cantidad de viajeros provenientes de otros mercados, principalmente estadounidenses, y con la ayuda de grandes eventos que se desarrollarían en el país como la Apec y la COP25, permitía al rubro proyectar una mejora en el último trimestre, contener la fuerte caída en el arribo de transandinos y cerrar el año con una disminución en el total de turistas de 19,6%.

Pero los hechos ocurridos tras el estallido social el 18 de octubre cambiaron todos los pronósticos tanto para este año como para el siguiente. Ante los efectos de la contingencia que se ha registrado estas últimas cuatro semanas, la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur) espera que el año cierre con una caída de un 28% en la llegada de turistas extranjeros, cifra que estaría en torno a 4,1 millones de visitantes, dado el nivel de cancelaciones y postergaciones que han tenido los servicios turísticos del país.

Lo anterior, además, implica una caída en el ingreso de divisas de al menos un 25%, por concepto de turismo receptivo.

Para el próximo año, el gremio no augura un panorama mejor. Señalan que en medio del incierto momento político y económico, y aun cuando se lograse normalizar pronto el escenario actual, como ya hay un efecto sobre las cancelaciones para el periodo estival, estima que las llegadas de turistas extranjeros a Chile no se recuperarán, al menos no el primer semestre del próximo año, con lo que para el 2020, se proyecta que llegará al país un total cercano a los 3 millones de turistas. Esto implica una caída de entre un 30% a un 35% y una disminución en términos de ingreso de divisas de un 30%.

Sin embargo, de mantenerse esta situación y si los problemas persisten en las semanas siguientes, Fedetur prevé un escenario bastante peor, que podría representar una reducción en la llegada de turistas extranjeros de entre un 70% a un 80% todo el 2020.

"Estas proyecciones muestran crudamente el impacto que está teniendo y que podría tener para el turismo y el país si los hechos de violencia continúan y no permiten retomar la normalidad", dice el presidente de Fedetur, Ricardo Margulis. "Es tan grave lo que está sucediendo en nuestro sector, que si esto continúa en las próximas semanas, la actividad turística podría retroceder gran parte de lo avanzado en los últimos años", agrega.

Alejandro Hughes, vicepresidente de la Asociación de Hoteleros, también da cuenta de un cambios en los pronósticos para el año siguiente, principalmente debido a un primer trimestre que prevén bastante complejo. Si hace un mes y medio vislumbraba un 2020 mejor en relación al mismo periodo de 2019, dice que ahora se ve con cierta preocupación y con mucha cautela.

Aunque advierte que todavía es difícil aventurarse con una proyección para todo el año, dado que la gente actualmente toma las decisiones de viajar en el corto plazo, cree que los disturbios afectarán la próxima temporada.

"Hoy creemos que vamos a tener un turismo más interno que externo", señala.

Un escenario más positivo prevén otros actores de la industria. "Estamos evaluando diferentes escenarios, pero somos optimistas y esperamos mantener los mismos niveles de venta de este año", dice Sergio Purcell, gerente general de Cocha. "Desde el punto de vista de la venta corporativa, vemos transacciones a los mismos ritmos que el año anterior, y en el turismo vacacional la tarifa media ha caído porque hay más oferta", agrega.

Para incentivar el turismo local es que las empresas formulan estrategias para hacer frente a la crisis. "En estos momentos estamos trabajando una campaña, para promover los viajes dentro de Chile y generar visitas a los diferentes hoteles de norte a sur", indica Purcell.

"Estamos diseñando algunas estrategias, revisando medidas, para que se reactive el sector", sostiene el vicepresidente de la Asociación de Hoteleros. De hecho, dice que no se descarta una baja en las tarifas de hoteles, "a precios nunca antes visto", acompañado de campañas externas que muestren que "el país está en orden y que las cosas están funcionando".

Comenta