Bob Dylan vende toda su obra como compositor en millonario acuerdo

Bob Dylan

La empresa Universal Music Publishing Group adquiere los derechos sobre las más de 600 canciones del músico estadounidense, en una transacción que superaría los 300 millones de dólares según informa The New York Times. El trato no incluye las composiciones que el artista haga en el futuro.



Con casi sesenta años de carrera, el legendario músico y ganador del Nobel de Literatura, Bod Dylan, acumula un repertorio que reúne más de 600 canciones. El valor cultural de todo esa obra creativa parece ser incalculable. Aunque ello no sería sinónimo de imposibilidad para ponerle un precio, una cifra monetaria.

Universal Music Publishing Group anunció la firma de un acuerdo histórico para comprar todo el catálogo de composición del músico estadounidense, incluidos clásicos trascendentales como “Blowin ‘in the Wind”, “The Times They Are A-Changin’”, “Hurricane” y “Like a Rolling Stone “, en lo que podría ser la mayor adquisición de los derechos de publicación musical de un solo movimiento.

Durante años, el propio Dylan fue quien controló los derechos de sus canciones, desde sus primeros sencillos hasta las melodías de su último álbum, Rough and Rowdy Ways (2020). La cifra del acuerdo no ha sido revelado, pero superaría los 300 millones de dólares según The New York Times.

“No es ningún secreto que el arte de escribir canciones es la clave fundamental de toda buena música, ni es un secreto que Bob es uno de los más grandes practicantes de ese arte”, dijo en un comunicado Lucian Grainge, director ejecutivo de Universal Music Group.

Mientras que Jody Gerson, director ejecutivo de la división de publicaciones de Universal, destacó que “representar el cuerpo de trabajo de uno de los mejores compositores de todos los tiempos, cuya importancia cultural no se puede exagerar, es un privilegio y una responsabilidad”.

Bob Dylan

Negocio redondo

En un año intenso en materia de derechos autorales, en el que artistas como Stevie Nicks y Chrissie Hynde han hecho movimiento similares, el trato alcanzado por Dylan con Universal se convierte probablemente en el más relevante, al considerar un patrimonio de canciones que renovaron el folk, el rock y el pop; a ello se suma su galardón con el Nobel de Literatura en 2016, tras “haber creado nuevas expresiones poéticas dentro de la gran tradición de la canción estadounidense”.

En términos de negocio, es un acuerdo redondo para Universal: la obra musical de Dylan ha resistido el paso de los años, la mayoría de sus canciones han sido de su total autoría y, además, muchas de ellas son reproducidas por distintos artistas alrededor del mundo (lo que, por supuesto, significa una constante fuente de ingresos).

El acuerdo de Dylan incluye el 100 por ciento de sus derechos para todas las canciones de su catálogo —de las cuales solo una no fue escrita por él—, incluidos los ingresos que recibe como compositor y su control de los derechos de autor de cada canción. A cambio de su pago a Dylan, Universal, una división del conglomerado de medios francés Vivendi, recaudará todos los ingresos futuros de las canciones. Hasta el momento, gran parte de su imperio comercial, se gestionaba a través de Bob Dylan Music Company, una oficina en Nueva York que administra sus derechos de publicación en los Estados Unidos.

El acuerdo con Universal no incluye las canciones que Dylan pueda escribir en el futuro, por lo que la puerta queda abierta para el futuro.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.