Tercer retiro del 10%: la oposición busca la fórmula para evitar el TC

La Cámara de Diputados votará probablemente este jueves la reforma por un tercer retiro de fondos previsionales.

Mientras el bloque espera haber dado con la carta de salvación, en la derecha no comparten el fondo de la propuesta, porque le otorgaría al Congreso nuevas facultades que eran propias del Presidente.


A días de que que se vote en la sala de la Cámara de Diputados y cuando el gobierno ya anunció que recurrirá al Tribunal Constitucional, ayer el presidente de la Comisión de Constitución, Marcos Ilabaca (PS), y el diputado Matías Walker (DC) presentaron la fórmula a través de la cual la oposición espera que el proyecto de tercer retiro del 10% de las AFP subsane las objeciones de constitucionalidad que lo amenazan.

A primera hora de la mañana las bancadas de la oposición socializaron la indicación que fue redactada por los abogados del PS Enrique Aldunate y de la DC Carolina Alliende y que contribuyó a diseñar el constitucionalista Tomás Jordán.

En breves términos, este articulado se hace cargo, uno a uno, de los cuestionamientos del Tribunal Constitucional (TC) al proyecto del segundo desembolso y le confiere iniciativa al Congreso para autorizar retiro cuando haya estado de catástrofe, fórmula se remite a la ley promulgada por el gobierno de Sebastián Piñera para el segundo retiro.

Para evitar la impugnación por gasto fiscal, el texto añade que “la moción no podrá generar gasto fiscal directo”.

En su propuesta, la DC y el PS plantean que el Congreso puede regular el ejercicio a la seguridad social para atender “necesidades impostergables derivadas de calamidades públicas, en casos de grave afectación a los medios de subsistencia de las personas”.

La norma debe aprobarse con quórum de tres quintos (93 votos), pero ayer los parlamentarios de oposición planteaban la necesidad de despachar la indicación con dos tercios (103 votos) para evitar una objeción de forma en el TC.

“Nos estamos haciendo cargo de todas las observaciones del TC en el último fallo respecto de la iniciativa exclusiva, el quórum, del derecho a seguridad social, del gasto fiscal, de todas y cada una de esas observaciones”, indicó Walker.

La propuesta debería votarse en particular este martes en la Comisión de Constitución, de manera que el proyecto quede listo para ser visto en sala el miércoles o jueves.

Este lunes la oposición se concentró en socializar la propuesta para evitar que el proyecto llegue al TC. El texto fue entregado también a la diputada Pamela Jiles, autora de uno de los proyectos. “Lo más seguro es que ella pueda suscribirla mañana. Le envié la indicación hoy para que pueda revisarla”, comentó Ilabaca.

Los otros autores de iniciativas similares se reunieron ayer y se mostraron medianamente conformes.

“Todas las indicaciones sustitutivas nos parecen razonables. Sin embargo, nos preocupa y nos parece inaceptable que no se considere hoy día en esas indicaciones a los pensionados por rentas vitalicias. Para nosotros es fundamental incluirlos”, señaló la diputada de la FRVS, Alejandra Sepúlveda.

Menos duro fue el diputado Raúl Soto (PPD), que valoró el espíritu de la propuesta -”avanza en la dirección correcta”-, pero anticipó que plantearán otra indicación separada para sumar a los vitalicios. “Si esto se transforma en una reforma permanente, se hace viable lo de las rentas vitalicias, hay que aprovechar el impulso político y creo que tendremos un alto quórum”, acota.

La estrategia, no obstante, dijo, es que no se presenten muchas indicaciones, porque puede darse el caso de que las dos horas y media de sesión de la comisión no sean suficientes y la discusión siga la próxima semana.

Chile Vamos en la duda

Desde Chile Vamos, la iniciativa del PS y la DC generó amplio rechazo. Aunque una mayoría de los diputados oficialistas aprobará el tercer retiro, diversos parlamentarios aseguraron que el texto propuesto “va más allá” de ese debate.

“Los estados de excepción constitucional, como su nombre lo indica, autorizan al Presidente para que excepcionalmente pueda actuar sin necesidad de contar con una ley. Lo que la oposición pretende es desconocer esto y arrogarse un cogobierno”, criticó Gonzalo Fuenzalida (RN), integrante de la Comisión de Constitución.

Su par Eduardo Durán (RN), quien también aprobará el tercer retiro, explicó que “no es lo más idóneo modificar las actuales atribuciones que tiene el Presidente”, y dijo que la iniciativa opositora “busca saltarse las facultades y autoridad del Presidente”. En esa misma línea, el jefe de bancada de RN, Leopoldo Pérez, dijo que la propuesta “es querer pasar gato por liebre” y que convertiría al sistema de capitalización individual en “el símil de un cajero automático”.

“Lo que buscan es que el Congreso se arrogue facultades que son del Ejecutivo y eso no lo vamos a aprobar, porque nos parece que no responde a lo que pretende este proyecto, que es una excepcionalidad”, aseguró Andrés Longton, subjefe de bancada RN.

En Evópoli, en donde la mayoría de los diputados rechazará el tercer retiro, el jefe de bancada, Luciano Cruz-Coke, sostuvo que “esto viene a confirmar sencillamente que el Congreso no tiene facultades para legislar en materia de seguridad social, y que la propuesta del retiro es constitucional solamente si es que proviene del Ejecutivo”.

Si bien en la oposición aseguran que no han socializado la propuesta con Chile Vamos, en el sector apuestan a que los mismos votos que contabilizan para aprobar el tercer retiro, estén para dar luz verde a la indicación. “Votar en contra de esta indicación es votar en contra del tercer retiro”, repiten como mantra en las bancadas opositoras.

“Efectivamente, votar en contra de esta indicación significaría votar en contra del tercer retiro. Si pretenden hacer lo mismo que hemos hecho, el TC sobre esa fórmula ya se pronunció. Por lo tanto, podríamos tener un derrotero ya anunciado”, sentencia Ilabaca.

La Moneda asume que el proyecto se aprobará

En tanto, en el gobierno dan por descontando que el tercer retiro se aprobará, por lo mismo es que modificaron la estrategia y transmitieron que, por ahora, no habrá nuevos recursos, ni tampoco se tomará la propuesta de Joaquín Lavín para permitir el retiro de fondos del seguro de cesantía. Esto, con miras a desdramatizar la derrota en el Congreso una vez que se apruebe la medida.

Así, el Ejecutivo recurrirá al Tribunal Constitucional esta semana y, según afirman en Palacio, están a la espera de que se apruebe en particular en la Cámara de Diputados y ver qué ocurre con las indicaciones que ha presentado la oposición para ver cuánto eso modifica el escrito que ingresarán. Esto, sobre todo por aquellas iniciativas que tienen que ver con que la modificación no sea transitoria, sino permanente. Y también con aquella que, según la oposición, subsanaría las observaciones que hizo el TC.

Si bien, La Moneda apuesta a que el organismo falle de manera similar al segundo retiro, reconocen que está el factor del dilema interno del TC. De ser favorable para ellos el dictamen, admiten que habrá un mayor descontento ciudadano, porque, en esta ocasión, no habrá una propuesta propia del gobierno para segundo retiro.

Pero con el objetivo de contener eso es que el gobierno está trabajando en una nueva estrategia de ayudas que apunta a llegar a aquellas personas que las ayudas actuales no abarcan. Por lo mismo, se está viendo si extender el bono o el IFE, entre otras medidas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.