El dolor de Matías Zaldivia

Matías Zaldivia.

El defensor de Colo Colo se cortó el tendón de Aquiles y se perderá el resto del torneo. Los problemas físicos se ensañan con el zaguero, que hace poco celebraba su regreso a las canchas tras un año fuera.




18 de septiembre de 2020. Matías Zaldivia aprovecha las Fiestas Patrias para agradecer en sus redes sociales el amor que le han entregado los hinchas chilenos: “¡Feliz 18 para todos! Gracias por hacerme sentir como en casa. Celebren con responsabilidad y cuídense mucho”. 19 de septiembre de 2020. Apenas unas horas después de aquel emotivo saludo. Durante la práctica matutina de Colo Colo, el zaguero se corta el tendón de Aquiles del pie derecho. Tiempo de recuperación indefinido. La única certeza: se perderá el resto de la temporada. Ya no hay motivos para celebrar. Su nombre quedará grabado como el primer lesionado de gravedad tras la vuelta del fútbol tras la para por el Covid-19.

Eran tiempos esperanzadores para el zaguero argentino. El retorno del Torneo Nacional había coincidido con su propio regreso a las canchas chilenas luego de una grave lesión que lo mantuvo un año fuera: el 23 de agosto de 2019 sufrió un corte total del ligamento cruzado anterior de la rótula izquierda. Debido a la suspensión del fútbol por el estallido social, la pandemia del Covid-19 y su propia recuperación, Zaldivia recién pudo volver este 29 de agosto ante Santiago Wanderers.

Su retorno, sin embargo, no estuvo exento de complicaciones. Tras su titularidad ante el Decano los problemas físicos volvieron a asaltarlo previo al Superclásico contra Universidad de Chile, al que ni siquiera fue citado por dolores en uno de sus gemelos. Tampoco estuvo para los cotejos frente a O’Higgins, Unión La Calera y Peñarol, en Copa Libertadores. Ahora, su ausencia será aún más prolongada.

El ex Arsenal de Sarandí será sometido este lunes a una intervención quirúrgica para luego iniciar su tratamiento. Desde Macul aún no confirman los plazos de recuperación que deberá afrontar el defensa de 29 años, pero casos de otros jugadores que han sufrido la misma lesión pueden arrojar luces al respecto. El más emblemático del último tiempo fue el de Claudio Bravo, quien en 2018 padeció la misma afección que Zaldivia durante un entrenamiento del Manchester City. El portero bicampeón de América debió pasar por el quirófano y luego completar un año entre la recuperación y su puesta a su punto para volver a las canchas.

En noviembre de 2017, Michael Ríos también sufrió la rotura del tendón más fuerte del cuerpo, que permite la flexión plantar del pie, es decir, moverlo a voluntad. Ríos, jugador de los albos en aquel entonces, debió permanecer fuera de las canchas por una temporada completa. Otro caso emblemático fue el de Charles Aránguiz en 2015, quien estuvo ocho meses sin jugar por la misma lesión.

Ahora Colo Colo deberá encomendarse a la búsqueda urgente de un reemplazo para Zaldivia. La tarea, según pudo saber La Tercera, ya fue iniciada por Marcelo Espina. La grave baja de uno de sus jugadores le permite al Cacique contratar a otro futbolista para ocupar su puesto, de acuerdo al artículo 14 de las bases del campeonato. La indicación señala lo siguiente: “Habiéndose dado inicio al Campeonato, en el caso de que un jugador que hubiese participado en algún partido, durante la disputa de la 1° rueda (…) sufriere lesiones físicas cuyo tiempo de recuperación excediere de 180 días, el equipo podrá reemplazarlo por otro jugador por lo que reste del Campeonato”. De acuerdo a los antecedentes, la rehabilitación de Zaldivia demorará tal plazo. E incluso más.

La tienda blanca cuenta con 15 días para enviar a la ANFP la solicitud de reemplazo, y 20 días desde la aprobación de la misma para realizar la nueva contratación. En cuanto a Zaldivia, a mediados del año pasado Colo Colo renovó su contrato hasta finales de 2022.

En redes sociales, las demostraciones de cariño hacia el transandino no se hicieron esperar. Jorge Valdivia, por ejemplo, escribió: “Amigo, toda la fuerza en este momento. A levantarse una vez más, no queda otra”.

Las lesiones de gravedad se han ensañado con el jugador de 29 años. Al corte del tendón de Aquiles sufrido ayer se suma la rotura de ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, ocurrido en 2018; y el desgarro del mismo ligamento en 2017, pero de la rótula derecha. A fines de enero de 2019 también se luxó el hombro derecho.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.