Gaete abre los ojos a los clubes

Después del caso del delantero, los equipos analizan la opción de implementar el examen psicológico como requisito para fichar jugadores. La U ya avanza en esta dirección.


El caso de Juan Carlos Gaete levantó una inquietud que hasta ahora parecía desconocida en el fútbol chileno, pero debido a este situación comienza a tomar forma: un examen psicológico como requisito para fichar a un jugador.

En Iquique siguen con atención lo ocurrido. Cesare Rossi, timonel de los Dragones, se abre a esta opción: “No tenemos psicólogo para el reclutamiento, ya que los jugadores se someten a ellos cuando están en el plantel. Es una ventaja que hay que analizar, pero es muy interesante. Hay que verlo”.

En Universidad de Chile van más allá y toman este asunto con mucha seriedad. “Es algo que queremos implementar, pero se está analizando. Sabemos que de esa manera se puede minimizar el error al momento de contratar”, dice un personero de Azul Azul.

Gamadiel García, presidente del Sifup, celebra que se esté debatiendo sobre el tema. “Mientras los equipos tengan más herramientas y los jugadores estén más protegidos, es mejor para todos. No solamente para las instituciones, sino también para los jugadores. Nosotros también hemos estado haciendo temas psicológicos, sobre todo para los jugadores que no tienen equipo”, explica. Y añade: “En el tema del fondo de retiro también van incluidas unas sesiones de psicólogo para que los jugadores puedan visualizar de mejor manera lo que viene a futuro. Es lo mejor para todos, no solo para el inicio, sino que también para el futbolista que está a punto de retirarse o el que ya sale del fútbol al mundo laboral, que es muy distinto. Me parece que es bueno, que es importante y es lo que se está haciendo en muchos lugares”.

Para el psicólogo deportivo Alexi Ponce, director de Go Focus, asume un vacío en este proceso. “En general no se usa esta práctica. Lo que uno ha propuesto es tener algún dato. No es un hábito. En la Universidad de Concepción lo que hacíamos era buscar información general para orientar el trabajo en el resto del año a nivel grupal. Ni en el área física existe un examen tan exhaustivo a veces”, dice.

Para el profesional, “no hay un test que discrimine este tipo de dificultades. El proceso de adaptación de un futbolista es permanente. Desde las categorías al cambio de clubes. Ahí es donde viene el problema de la capacidad de adaptación. Es importante que el trabajo psicológico sea permanente y sostenido”.

En ese sentido, Ponce destaca que “para 2020, la Conmebol tiene contemplado la inclusión de un psicólogo deportivo”.

En Colo Colo no se refirieron públicamente a la situación, a la espera de que Gaete resuelva su futuro, aunque ya avisó que quiere retornar a Cobresal. De todos modos, en Blanco y Negro hay directores que esperan levantar la inquietud. “Es un tema que seguramente se va a hablar en el directorio de la próxima semana, aunque hay que ser cautos porque tampoco la idea es estigmatizar al jugador a partir de esta situación”, expresa un miembro de la cúpula alba.

Seguir leyendo