Nicolás Castillo vuelve a burlarse de Colo Colo: ahora se ríe por la Sudamericana que perdió ante el Pachuca

El delantero del América viajó con sus compañeros para acompañarlos en el partido ante los Tuzos, por los cuartos de final de la Liga MX. El ídolo de Universidad Católica aprovechó la ocasión para visitar el museo del equipo local, donde luce el trofeo que obtuvo en 2006, tras vencer a los albos en la final.


Nicolás Castillo no suelta a Colo Colo. El delantero formado en Universidad Católica volvió a burlarse de los albos. Esta vez lo hizo al recordar un doloroso episodio en la historia internacional del Cacique: la final perdida de la Copa Sudamericana 2006, ante el Pachuca mexicano.

Resulta que el América, equipo donde milita el atacante, visitaba esta noche a los Tuzos, por la ida de los cuartos de final de la liga MX (perdieron 3-1). Castillo, que aún no está listo para volver a la competencia, tras recuperarse de una compleja trombosis, aprovechó la ocasión para visitar el museo del cuadro local, ubicado dentro del estadio Miguel Hidalgo.

Mientras caminaba por el recinto y grababa con su teléfono las vitrinas del Pachuca, llegó hasta donde lucía la Copa Sudamericana 2006, en la que se impusieron los mexicanos, tras darle vuelta el partido al elenco que dirigía Claudio Borghi, en ese entonces. La ida fue 1-1 y la vuelta 1-2, por lo que los albos se quedaron sin premio en el Estadio Nacional.

“Museo del Pachuca. ¿Dónde está?... Jajaja”, se escucha decir a Castillo, mientras enfoca el trofeo del certamen organizado por la Conmebol, en el video que subió recientemente a su cuenta de Instagram.

No es la primera vez

La historia entre Nicolás Castillo y Colo Colo es amplia. Lo de esta noche no es nuevo. Ya en enero pasado, cuando los albos peleaban palmo a palmo por no descender a la Primera B, el bigoleador del fútbol chileno en 2016 subió una imagen a su Instagram con la tabla de posiciones del Torneo Nacional, en ese momento.

En ella, se ve al Cacique ubicado en el último lugar. El pantallazo lo acompañó con un emoji de fantasma y otro con la letra B. Todo, mientras de fondo se veía el partido entre Deportes Iquique y Universidad Católica, en el norte.

La última vez fue mucho más reciente. Ocurrió este mes, precisamente, el 1 de mayo. El elenco de Macul acababa de ser goleado 5-1 por Ñublense, en Chillán, en un partido en el que el técnico Gustavo Quinteros utilizó a muchos juveniles, tras las numerosas bajas que sufrió el equipo tras ser contacto estrecho de un jugador contagiado de Covid-19.

El delantero subió una historia a la misma red social, donde se apreciaba una mano con la palma abierta mostrando los cinco dedos, en alusión a la apabullante derrota de los albos. Aquella vez también lo hizo en su cuenta de Twitter.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.