Se va la mujer más poderosa del fútbol: la rusa Marina Granovskaia no sigue en el Chelsea

Marina Granovskaia deja su cargo en el Chelsea. FOTO: GETTY IMAGES/ARCHIVO

La mano derecha de Roman Abramovich, directora del club londinense, quien llegó a tener mucha influencia en el manejo de contratos y fichajes, se desliga de los Blues luego de cambio de propiedad, tras la venta del magnate ruso al consorcio de Todd Boehly.



Poco a poco, el Chelsea se está desligando de los vestigios de la era de Roman Abramovich. Este miércoles, el club inglés oficializó lo que era un secreto a voces: la salida de Marina Granovskaia, quien fuera la mano derecha del empresario ruso durante su estancia en Londres, llegando a ser considerada como la mujer más poderosa del fútbol mundial.

“Agradecemos a Marina por sus muchos años de excelente servicio al club y le deseamos todo lo mejor en sus futuros proyectos”, declaró Todd Boehly, el nuevo propietario y co-controlador de la institución, nombrado presidente de la junta directiva y, además, el director deportivo interino hasta que asuma un reemplazo, quien pueda asumir esa labor a tiempo completo.

Granovskaia fue la mano derecha de Roman Abramovich, el magnate ruso que debió deshacerse de la propiedad del club londinense como derivación de la guerra en Ucrania, a causa de la cercanía del millonario con Vladimir Putin y las sanciones del Gobierno británico. Se trata de una persona reservada, que no tiene redes sociales ni tampoco es asidua a dar entrevistas.

Nació en Rusia y cuenta con doble nacionalidad: rusa y canadiense. Estudió en la Facultad de Lenguas Extranjeras de la Universidad Estatal de Moscú y se graduó en 1997. En ese mismo año comenzó su carrera en la compañía petrolera Sibneft, que era propiedad de Abramovich. Ese es el inicio del nexo entre ambos, el que se estiró hacia el fútbol cuando el magnate adquirió el Chelsea, en 2003. Por más de 20 años fue colaboradora del millonario, siendo su principal asesora en diversos rubros.

En 2003 se mudó de Moscú a Londres y desde 2010 ha actuado como representante del dueño en el club y en apoyo de la junta directiva, a la que se incorporó en junio de 2012. Desempeñándose en el rol de directora, tuvo como principal labor las transferencias y los acuerdos contractuales del Chelsea. Se le denominó como la “Dama de Hierro”, considerando que todo lo que sucedía en Stamford Bridge debía tener su visto bueno.

Además de los numerosos fichajes que hizo el club bajo su gestión (Kai Havertz, Timo Werner, Hakim Ziyech, Edouard Mendy, el retorno de José Mourinho, entre otros), otro triunfo que se le atribuyó fue el contrato entre el Chelsea y Nike, en 2017, rompiendo todos los récords de la Premier League: 60 millones de libras anuales por 15 años, hasta 2032. En 2021, Marina Granovskaia ganó el premio a ‘Mejor Director’ de un club europeo en los Golden Boy.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.