De la UC a la Usach: al menos ocho universidades seguirán exigiendo la mascarilla en espacios abiertos

Mario Tellez / La Tercera

Desde el 14 de abril y acorde al nuevo protocolo sanitario es posible prescindir del cubre bocas en aquellos lugares abiertos en que se pueda mantener un metro de distancia entre las personas, pero no todas las instituciones de educación superior adoptarán la recomendación, entre ellas, la Universidad Católica, la Usach y la Diego Portales que obligarán su uso en sus respectivos campus.




Con la entrada en vigencia del nuevo plan Paso a Paso desde el jueves 14 de abril el uso de mascarilla en espacios abiertos en que se pueda mantener un metro de distancia entre personas dejó de ser obligatorio en aquellas comunas que se encuentren en Bajo o Medio Impacto Sanitario. Sin embargo, no todos han adherido a la medida.

Tal es el caso de al menos ocho de las 45 universidades que forman parte del Sistema de Acceso a la Admisión Universitaria, que, con justificaciones similares y tendientes a evitar riesgos, decidieron seguir exigiendo la mascarilla en sus dependencias, incluso en los espacios abiertos.

“Pese a la disminución de casos Covid-19 que ha habido en el país, el riesgo de contagio sigue presente. Para nuestra universidad el cuidado de la comunidad es fundamental”, dice un comunicado de la Pontificia Universidad Católica a su comunidad estudiantil. Es por ello que “considerando el número de personas que transitan en nuestros campus y la dificultad de mantener de manera permanente la distancia mayor a un metro, la decisión de la Dirección Superior es mantener el uso de mascarillas en los espacios abiertos”. Su uso, de hecho, será “requerido y obligatorio al ingreso de nuestros campus”, según reza el escrito.

También a través de un comunicado, la Universidad de Santiago de Chile argumentó que considerando el alto número de personas que circulan por sus campus, lo que, aseguran, dificulta asegurar una distancia mayor a un metro de manera permanente en espacios abiertos, “con la asesoría del Comité Triestamental Campus Seguro y Convivencia Universitaria, hemos decidido mantener el uso permanente de mascarillas en los espacios abiertos”.

Mismo camino seguirá la Universidad Central. “Considerando el beneficio de toda la comunidad estudiantil y no obstante el cambio que ha existido, hemos decidido mantener el uso de la mascarilla, solo liberando su uso en aquellos lugares donde ya estaba determinado, que es el casino y el polideportivo”, explica Ignacio Miranda, director de Administración y Servicios. Esto, agrega, lo decidió el comité de salubridad con la finalidad de evitar cualquier tipo de riesgo.

Desde la Universidad Alberto Hurtado cuentan que con el objetivo de mantener el cuidado de toda la comunidad, la institución continuará exigiendo el uso de mascarilla al interior del campus “tanto en espacios abiertos como cerrados”, idéntica situación que en la Universidad Arturo Prat y en la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, Umce, desde donde argumentan que “la idea de no usar la mascarilla en los espacios abiertos parece ser atractiva”, pero que es “difícil mantener un control de su uso constante, especialmente con los estudiantes que se reúnen en grupos en los jardines, donde se pierde el distanciamiento de un metro, que es lo que recomienda la autoridad sanitaria para prescindir de su uso”.

En la Universidad Autónoma detallan que el protocolo preventivo de Covid-19 de la casa de estudio no ha cambiado después del anuncio del gobierno, es decir, se mantiene el uso obligatorio de mascarillas certificadas durante toda la estadía en la universidad, al tiempo que desde la Universidad Diego Portales anunciaron a su comunidad que considerando el alto número de personas que transitan a diario en sus instalaciones y “la dificultad de mantener” de manera permanente la distancia mínima de un metro, “se pide seguir haciendo uso de la mascarilla” en espacios abiertos dentro de la institución.

Así, el universo de estudiantes de educación superior que deberá acatar la normativa de su respectiva casa de estudios abarca a cerca de 140 mil.

Pero también hay otras que aún no definen postura, como las universidades de Aysén y de Talca, y otras como la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, que a su comunidad le han recomendado “mantener las normas de autocuidado y mascarilla en todo momento, sobre todo para aquellos espacios abiertos donde no es posible mantener la distancia sugerida”.

Uso flexible

La mayoría de las universidades chilenas, en todo caso, se regirán por el nuevo protocolo, es decir, no harán obligatorio el uso de la mascarilla en aquellos lugares abiertos donde sea posible mantener el metro de distancia entre personas y que estén en Bajo o Medio Impacto Sanitario.

“De acuerdo con las disposiciones de las autoridades sanitarias, en la Universidad Católica de Valparaíso se podrá estar sin mascarilla en espacios al aire libre, siempre que se mantenga la distancia de un metro entre personas”, dicen desde dicha casa de estudios, al igual que en la Universidad Estatal de O’Higgins, que lo permitirá en base a “las recomendaciones” de Salud.

Misma línea seguirán las universidades, Austral, Católica Silva Henríquez, Católica de la Santísima Concepción, Católica de Temuco, Católica del Maule, Católica del Norte, de Antofagasta, de Concepción, de la Frontera, de las Américas, Adolfo Ibáñez, Andrés Bello, de Los Lagos, de Playa Ancha, de Valparaíso, del Biobío, Finis Terrae, Mayor, San Sebastián, Federico Santa María, Santo Tomás y la de los Andes, donde Pilar Ureta, secretaria general, detalla que en su institución seguirán la indicación sanitaria del Minsal respecto del uso de la mascarilla, “que en espacios abiertos dejó de ser obligatorio desde el 14 de abril, siempre que se mantenga una distancia mayor de un metro, y su uso obligatorio en espacios cerrados”.

También lo hará así la Universidad de La Serena: “El mismo día enviamos un comunicado donde recalcamos que va a ser obligatorio el uso de mascarilla en espacios cerrados y, como dice el nuevo protocolo, no va a ser obligatorio en espacios abiertos. Como tenemos patios bastante abiertos, es posible mantener el metro de distancia”, dice Héctor Cuevas, vicerrector de Asuntos Económicos y Administrativos de la institución de la Cuarta Región, quien añade que, en todo caso, esperaban ver desde el cambio de normativa a las personas sin sus cubre bocas, lo que no ha ocurrido. “Lo siguen usando incluso en lugares abiertos, eso nos sorprendió”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.