Efecto Oscar: los beneficios económicos de ganar la estatuilla de la Academia

El domingo 9 de febrero se realizará la 92a entrega de los premios, cuyas nominaciones las lidera Joker en 11 categorías. Además del prestigio dentro de la industria, ¿cuáles son las utilidades que pueden lograr nominados o ganadores?


Son los galardones más importante de la industria del cine. Esta mañana, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas dio a conocer los nominados para la 92a versión de los Premios Oscar a entregarse el próximo 9 de febrero.

Entre las películas con más candidaturas, Guasón de Todd Phillips lidera con 11 nominaciones. Le sigue El Irlandés, Érase una vez en Hollywood y 1917, cada una con 10 postulaciones, y luego Parásito, Jojo Rabbit, Mujercitas e Historia de un Matrimonio, todas con 6.

Además del prestigio que entrega a las películas, directores, actrices y actores el ser nominados o más aún ganar el Oscar, también existe un efecto económico asociado al premio de la Academia. O al menos, así lo han demostrado algunas cifras en años anteriores.

De acuerdo con un estudio publicado en 2017, los filmes ganadores de la categoría Mejor película suelen mejorar sus ingresos en un 30% luego de la premiación. Cuando en 2008 Slumdog Millionaire fue nominada a los premios Oscar, dobló su recaudación en los cines estadounidenses. Lo mismo ocurrió con El Discurso del Rey que en 2010 alcanzó un 56% más de taquilla tras conocerse su nominación a los premios de la Academia. Otras, en cambio, no mostraron un efecto tan rotundo, pero sí sus recaudaciones tuvieron aumentos al momento en que se anunciaron las nominaciones y luego tras entregarse los premios.

"Un Oscar realmente cambia la vida de cualquier persona involucrada", afirma Paul Brett, productor ejecutivo de El Discurso del Rey. "Abre enormes puertas: cada agente y productor quiere hablar contigo después", agrega.

Otro ejemplo es Spotlight. Estrenada en 2015, la película fue nominada en dos categorías a los premios Oscar: Mejor película y Mejor guión original. Sus nominaciones hicieron que la taquilla repuntara durante esas semanas y posteriormente tras la entrega de los premios. Un tercio de la recaudación que tuvo la cinta, la consiguió tras ser nominada.

En el caso de Argo y Los infiltrados, ambas fueron un éxito de público antes de las nominaciones al Oscar, con más de US$ 100 millones, pero obtuvieron un 10% extra una vez que se vistieron de candidatas al premio.

El efecto Oscar alcanza también a actrices y actores, que suelen ver mejorados sus ingresos luego de ser nominados. "La mayoría de los agentes con los que he hablado dicen que un premio Oscar se correlaciona con un aumento del 20% en los ingresos para su próxima película", ha explicado Jo Piazza, autor de Celebrity Inc: How Famous People Make Money.

Si bien no es una norma, hay casos en que los salarios de actores y actrices aumentan notoriamente tras ganar un premio Oscar. En 2013, Jennifer Lawrence ganó la estatuilla a Mejor actriz por la película Silver Linings Playbook. Tras ello, su salario se habría duplicado. En el caso de Halle Berry, tras recibir el Oscar por Monster Ball, donde recibió un salario modesto, cobró US$ 14 millones en Catwoman. En tanto, otros como Leonardo Di Caprio ya obtenían altos sueldos antes de adjudicarse el premio. Por su actuación en El lobo de Wall Street el actor recibía $ 20 millones de dólares y dos años después ganó el Oscar por su rol en El renacido.

Con los Globos de Oro ya entregados y de cara a la próxima entrega de los Oscar, ya hay efectos en algunas de las películas nominadas: es el caso de 1917, la cinta de Sam Mendes que se llevó el Globo de Oro a Mejor película dramática y Mejor dirección. Sus expectativas de recaudación eran entre $ 20 millones a $ 25 millones, sin embargo tras su estreno ha alcanzado $ 36.5 millones de dólares.

Comenta