Lautaro de Buin emplaza a Milad y echa al agua a todos los clubes: “Le reitero que exijo igualdad ante la ley”

Pablo Milad, presidente de la ANFP

Pablo Milad, presidente de la ANFP (Foto: Agenciauno)

El Toqui, desafiliado por la Primera Sala del Tribunal de Disciplina, pasa al ataque. Denuncia a varios clubes, entre ellos Colo Colo, por la existencia de dobles contratos y exige el mismo trato.




Lautaro de Buin no se resigna y pasa al ataque. El Toqui, que fue desafiliado por la Primera Sala del Tribunal de Disciplina de la ANFP, envía una fuerte carta al presidente del fútbol chileno, Pablo Milad, en la que denuncia una serie de irregularidades que considera similares a las que le están costando la salida forzosa del fútbol chileno. Colo Colo, Temuco y Fernández Vial aparecen como los clubes señalados por la entidad de la zona sur de la región Metropolitana, que además expone testimonios que dan cuenta de prácticas que constituirían dobles contratos.

La nota es firmada por el presidente del club buinenese, Patricio Zúñiga, quien apunta directamente al compromiso que asumió Milad en el sentido de esclarecer y sancionar comportamientos irregulares. “Como es ya de público conocimiento, usted señaló que, por mandato institucional, en su calidad de Presidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, debe investigar o instruir investigación y denunciar respecto de todos aquellos hechos que lleguen a su conocimiento y que puedan constituir infracción a nuestros Estatutos. En tal sentido, en las últimas semanas, a raíz de la denuncia que usted hizo en contra de nuestro club, ha trascendido y se han dado a conocer en la opinión pública y diversos medios periodísticos y de opinión, un sinnúmero de situaciones irregulares y las que son en su mayoría, de mayor gravedad que las denunciadas en contra del club Lautaro de Buin, y que a su juicio son constitutivas de hechos falsos y/o adulterados, por lo que ameritan entonces que actúe con el mismo celo que se hizo con nuestro club, en aplicación un principio básico como la igualdad”, plantea.

“Debe de tener presente desde luego, que toda la información y documentación que mencionamos y que referimos, no ha sido presentada ni expuesta por mi parte, sino que por un sinnúmero de personas, entre ellos jugadores y exjugadores de diferentes clubes, que han querido contribuir y aportar a la investigación que se solicita que se realice, a fin de que exista un trato justo e igualitario a todo los clubes y no se quiera cortar por el último de la fila cómo se pretende hacer injustamente con nuestro club”, continúa Zúñiga.

En el mismo sentido, Zúñiga sostiene que una determinación distinta implicaría que la sanción que recibió el club fuera arbitraria. “Cualquier decisión contraria, por sí sola, significaría por parte de su directorio y de usted, una decisión arbitraria y solo con ánimo parcial, única y exclusivamente en desmedro de un solo club, el nuestro, faltando gravemente el cumplimiento de su deber”, dispara.

Carlos Encinas, entrevistado en El Diván del Kily, es el entrenador de Lautaro de Buin, equipo que ha vivido semanas complejas.
Una imagen de un entrenamiento de Lautaro de Buin.

Todos al baile

Las líneas siguientes contienen lo que Lautaro de Buin considera que debe transformarse en materia de investigación. Como plantea Zúñiga, la mayoría de los casos han sido expuestos profusamente. Sin embargo, también hay algunos que, hasta ahora, se desconocían.

En principio, Lautaro de Buin pone sobre la mesa las declaraciones que los jugadores Hans Martínez y José Barrera, con quienes tuvieron controversias derivadas de la existencia de dobles contratos. “A instancias del propio presidente del Honorable Tribunal de Disciplina de la Primera Sala, reconocieron que ellos mismos habían mantenido, en todos sus clubes anteriores (entre otros Universidad Católica, Audax Italiano, Universidad de Concepción, Santiago Morning) anexos de contrato no inscritos en la ANFP por sus respectivos clubes. En dichos anexos no inscritos o reconocidos en la ANFP, se estipulaban diversos estipendios remuneracionales, premios, bonos, etc. que eran pagados adicionalmente por los clubes aludidos. Todas estas declaraciones fueron efectuadas en presencia del Secretario Ejecutivo de la ANFP. En consecuencia, solicito se tenga como parte integrante de esta denuncia todo lo obrado en el proceso ya señalado, seguido ante el Tribunal de Disciplina de la ANFP”, pide.

El siguiente punto aborda la fiscalización de la Inspección del Trabajo a Blanco y Negro. “En segundo término, la investigación y fiscalización llevada a cabo por la propia Inspección del Trabajo en contra de la sociedad BLANCO Y NEGRO S.A. que da cuenta la Fiscalización N° 1151-2020, realizada entre los meses de junio y septiembre del año 2020, a instancias y requerimientos del SIFUP. En dicho informe, se constata en forma expresa una serie de irregularidades contractuales y remuneracionales en contra del plantel de Colo Colo, aplicándole diversas multas al Club. Entre dichas infracciones se ventilan los contratos adicionales de derechos de imagen”, expone.

Lautaro repara en que la instancia fiscalizadora concluye que existen irregularidades como el no otorgamiento del trabajo convenido, el no pago de remuneraciones a los trabajadores que conforman el plantel profesional entre los meses de abril y mayo de 2020 y “el no pago de sumas económicas provenientes de los contratos de derechos de imagen pactados entre el denunciado y los jugadores afectados”. Cita como ejemplo los casos de Julio Barroso, Nicolás Blandi, Carlos Carmona, Ignacio Contreras, Brayan Cortés, César Fuentes, Esteban Paredes y Miguel Pinto. “El presente informe es categórico sobre la existencia de contratos paralelos al de trabajo y de existencia de prestaciones no consideradas en el contrato de trabajo, que vulneran abiertamente los derechos laborales de los trabajadores, respecto de las circulares y dictamen N°4884/34 de fecha 21 de septiembre del 2018 de la Dirección del Trabajo y en virtud de lo dispuesto en el artículo 152 Bis F del Código del Trabajo. Y que, por ende, dejan de manifiesto que dicha información no fue revelada a la ANFP oportunamente”, señala.

Los casos de Zadivia y Valdivia

El Toqui también apunta a otros dos vínculos de Blanco y Negro: los suscritos con Matías Zaldivia y Jorge Valdivia. En el caso del defensor central, pone su atención en la sociedad creada para cobrar ingresos por derecho de imagen. “Adjunto copia de la Factura N° 7 de la sociedad Asesorías Deportivas Zaldivia SPA, Rut: 77.015.017-5, sociedad de propiedad de MATIAS EXEQUIEL ZALDIVIA (jugador del plantel profesional de Colo Colo), Rut: 25.425.962-4, emitida a la sociedad Blanco y Negro S.A., en cuya glosa describe que el concepto cobrado es “Derecho de Imagen mes de agosto 2019 SR. Matias Zaldivia (4/12). Lo que constituye prueba fehaciente de los hechos en este acto denunciados y constatados también por la Inspección del Trabajo, no solo existen, sino que viene de tiempos anteriores hasta la fecha”, expone. Además, adjunta la copia de la inscripción de la sociedad Asesorías Deportivas Zaldivia SPA en el Registro de Comercio del Conservador de Bienes Raíces de Santiago.

Finalmente, al menos en el caso de los albos, alude a la existencia de múltiples contratos en la vinculación con Jorge Valdivia, hoy en Unión La Calera. “Todos ellos de igual que lo señalado en el punto B de esta presentación constituyen hechos que vulneran los establecido por Dictamen N°4884/34 de fecha 21 de septiembre del 2018 de la Dirección del Trabajo y en virtud de lo dispuesto en el artículo 152 Bis F del Código del Trabajo. Por ende, dejan de manifiesto que dicha información no fue revelada a la ANFP oportunamente”, considera Zúñiga. En el mismo sentido, se adjuntan declaraciones de Johnny Herrera y Esteban Paredes, a programas televisivos, admitiendo la existencia de “contratos paralelos con los cuales se le enteraba su remuneración y el de varios compañeros”. “Qué increíble, la desigualdad, a Lautaro Buin lo denuncia por documentos expuestos en redes sociales y a Colo Colo, se da el tempo de aclarar el problema, sabiendo usted que la Inspección del Trabajo había intervenido y sancionado, ya que fue de público conocimiento y largamente tratado en los medios de prensa”, se queja Zuñiga.

Matías Zaldivia, después de su expulsión en el partido ante O'Higgins (Foto: Agenciauno)
Matías Zaldivia, después de su expulsión en el partido ante O'Higgins (Foto: Agenciauno)

Suma y sigue

En la carta de Zúñiga hay más menciones. Por ejemplo, cita las declaraciones del delantero Pablo Vranjicán a El Deportivo, en el sentido de que durante la temporada 2020 existían contratos paralelos con los cuales se le enteraba su remuneración. “Práctica que él señala “habitual” no sólo en el club Fernández Vial, sino que señala que en todos los clubes en que jugó en Chile. En el audio, el señor Vranjicán señala como ejemplos - entre otros - el Club Deportes Curicó (que coincide con el período en el cual usted era el Presidente de dicha institución)”, apunta el dirigente.

Más al sur, pone en la mira la relación entre Hugo Droguett y Deportes Temuco. “En documento que adjunto, se constata la existencia de un contrato paralelo suscrito por el Club Deportes Temuco con el jugador Hugo Droguett, donde constan prestaciones diversas a las declaradas en el contrato de trabajo presentado a la ANFP, durante la temporada 2020. En la especie se firma un contrato por la suma de $3.500.000 como remuneración y otro contrato por arrendamiento de derechos por $5.000.000 de pesos mensuales. Adjunto copias”, añade.

Finalmente, Zúñiga alude a las declaraciones del presidente de Huachipato, Victoriano Cerda, “quien ha admitido la existencia de estas situaciones en todo el ámbito de clubes chilenos”.

La exigencia

Zúñiga pide que se adopten medidas. “Lo indicado en cada uno de los ítems singularizados de la letra A a la J, da cuenta de graves infracciones a nuestros Estatutos, que sólo son subsanables mediante denuncias a los organismos jurisdiccionales pertinentes, lo que exijo se efectúe, de inmediato, con la misma rigurosidad que Ud. se ha encargado de difundir en todos los medios, cumpliendo la igualdad ante la ley”, exige.

“El Secretario Ejecutivo de la ANFP, al momento de presentar la denuncia en contra de nuestro Club al Tribunal de Disciplina de esta Asociación, señaló que los hechos denunciados partían por un twitter del SIFUP, en recortes de prensa, redes sociales, que no estaban probados ni acreditados, más aún si provenían de terceros que NUNCA fueron parte del juicio, fueron a su juicio graves y por lo tanto solicitó la suspensión de la programación de los partidos de Lautaro de Buin. En atención a todo lo anterior, solicito el mismo trato y consideración, con el objeto que se decrete la suspensión de los partidos de todos los equipos involucrados”, agrega.

“Señor Presidente, le reitero que exijo igualdad ante la ley. Los hechos señalados precedentemente fueron dados a conocer de la misma forma por todos los medios de prensa escritos, digitales, televisivos y radiales, además, y más grave aún, por el ente fiscalizador por excelencia que es la Inspección del Trabajo a requerimiento del Sifup, debiendo el accionar de su Directorio ser igualitario y con rapidez”, insiste.

Finalmente, alude a la situación de su club. “Tenga presente que, en apreciación de esta parte, la denuncia hecha contra Lautaro de Buin se basa en una norma que vulnera derechos constitucionales y que, en ese sentido, no encontrándose firme y ejecutoriado el fallo, seguiremos agotando todas las instancias. Además, le anticipo que recurriremos a todos los órganos jurisdiccionales que sean competentes, incluso al Ministerio de Justicia, y denunciaremos que su actuar hasta la fecha ha sido discriminatorio”, finaliza.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.