“Me resistí, pero él era mucho más fuerte que yo”: los nuevos antecedentes de la denuncia contra Dani Alves que estremecen al fútbol

Dani Alves se encuentra en prisión preventiva por un presunto abuso sexual. (AP Photo/Andre Penner, File)

El futbolista, actualmente en prisión preventiva, se encuentra detenido desde el 20 de enero por una presunta agresión sexual. Durante la mañana fue trasladado a otro centro penitenciario por seguridad, solicitó cambiar a sus abogados y avisó que quiere reunirse con la jueza para entregar una nueva versión de los hechos ocurridos.


El 2 de diciembre, Brasil perdió su invicto de 17 encuentros y cayó ante Camerún. Tite, exentrenador del Scratch, propuso un esquema alternativo, plagado de suplentes. Ahí apareció el nombre de Dani Alves, quien fue capitán ese día y rompió una marca con la selección. El lateral derecho se convirtió en el jugador más veterano en jugar un Mundial, con 39 años y seis meses. La derrota se tradujo en una clasificación amarga a los octavos de final de Qatar 2022, pero clasificación al fin y al cabo.

Tres días más, el exdefensor del Barcelona ingresó en la aplastante victoria de la Canarinha sobre Corea del Sur y jugó cerca de media hora. A pesar de la edad y los cuestionamientos por su inclusión, el jugador estaba plenamente considerado por el estratega. Hoy, cerca de un mes y medio después, el presente del jugador es absolutamente opuesto, pues se encuentra en prisión preventiva tras ser acusado por agresión sexual.

Detención

Durante la mañana del pasado viernes 20 de enero, Alves fue detenido por la policía de Cataluña tras llegar a España. El brasileño se presentó de manera voluntaria en la comisaría de los Mossos d’Esquiadra de Les Corts y fue trasladado hacia la Ciutat de la Justícia, en lo que fue un hecho que impactó al mundo del fútbol. Allí, el futbolista declaró en calidad de investigado por un presunto abuso sexual, negando tajantemente los hechos.

Posteriormente, Alves quedó a disposición judicial para determinar qué medidas cautelares se tomarían en su contra. En esa línea y luego de su llegada al territorio hispano, la titular del juzgado de Instrucción número 15 de Barcelona determinó la presión preventiva sin derecho a fianza. Esto, debido a que el jugador cuenta con doble nacionalidad, brasileña y española, y actualmente tiene residencia en México. Además, Brasil no tiene convenios de extradición con España, lo que incrementaría el riesgo de que intente huir de la justicia y abandone el país.

Hoy, durante la jornada, han ido apareciendo nuevos antecedentes del caso. El brasileño fue trasladado a Brians 2. La Generalitat ha tomado la decisión de variar al futbolista brasileño de equipamiento por su seguridad. Además, buscan nuevo abogado. Hasta ahora, el caso lo estaba llevando la que había sido su letrada en temas menores. Sin embargo, el jugador considera que en un caso de este tipo necesita penalistas expertos en este tipo de procesos y de ahí que busque un cambio. El lateral también le pidió a la jueza la oportunidad de realizar una declaración definitiva de los hechos que sucedieron en la discoteca.

Dani Alves abandona la Corte de Barcelona en un auto policial. Foto: REUTERS/Bruna Casas

El desgarrador relato

El hecho por el que se acusa al futbolista ocurrió en la madrugada del 30 al 31 de diciembre, en Sutton, una exclusiva discoteca de la Ciudad Condal. Ahí, Alves habría golpeado y abusado de una mujer de 23 años en el baño, según acusa la denunciante. Posterior a esto, la mujer entró en un estado de shock, abandonó el lugar con sus dos acompañantes y rompió en llanto. Fuera del recinto recibió la atención de la seguridad y después se dirigió a un centro médico para constatar sus perjuicios. El informé confirmó que tenía lesiones “compatibles con un forcejeo”, coincidiendo con su versión. Además, recogieron muestras biológicas que deberán comprobar si es que pertenecen a Alves. Las investigadoras de la UCAS, unidad formada hace dos años y medio y que está conformada por un 70% de mujeres, iniciaron el proceso.

A semanas de la situación, se tienen más detalles de lo ocurrido. Dos días después, la mujer acudió a la policía catalana para realizar la denuncia y entregó la ropa que llevaba. Según el medio El Periódico, que tuvo acceso al crudo relato, ella afirma que asistió al centro nocturno junto a dos amigas. Estando dentro, un camarero se les acercó para decirles que un grupo de amigos las habían invitado para acceder al VIP. Ellas rechazaron la invitación, pero ante la insistencia del camarero por el pedido expreso de “su amigo”, aceptaron ir.

Ahí estaba Alves, quien se encontraba con un amigo, “comenzó enseguida a tontear con las tres, pegándose mucho a ellas y tocándolas”. Enseguida , el seleccionado brasileño “se colocó detrás de la víctima y comenzó a decirle cosas (...). Fue entonces cuando supuestamente le agarró con fuerza la mano y Alves se la llevó a su pene, un gesto que repitió en dos ocasiones pese a la resistencia de ella”, señala la publicación.

Tras ello, le habría señalado una puerta a la denunciante, la tomó de la mano y la llevó hasta un cuarto de baño de servicio. La mujer habría intentado escapar del lugar pero el jugador “cerró la puerta y se lo impidió”. Según el diario, “la víctima ha denunciado que Alves se sentó en el inodoro, le subió el vestido, le pidió que dijera que era su ‘putita’ y la obligó a sentarse encima de él, la tiró al suelo, la obligó a hacerle una felación -a la que ella se resistió activamente- la abofeteó, la levantó del suelo y la penetró hasta eyacular (...)”. “Me resistí, pero él era mucho más fuerte que yo”, dijo la denunciante.

La defensa de Alves y las cámaras de seguridad

Joana Sanz, esposa de Alves, no tardó en aparecer a través de sus redes sociales. Fiel al estilo que tiene la pareja, mandó una clara señal a favor del defensor. La modelo publicó una foto con sus manos entrelazadas con la frase “Together” (”juntos”, en español).

Posterior a la detención del futbolista, Sanz se refirió al tema y salió en defensa de su esposo: “Pido por favor a los medios de comunicación que están por fuera de mi casa, que respeten mi privacidad en este momento. Mi madre ha fallecido hace una semana, apenas he empezado a asumir que ella ya no está como para que me atormenten con la situación de mi marido. He perdido los únicos dos pilares de mi vida, tengan un poco de empatía en vez de buscar tanta noticia en el dolor ajeno. Gracias”, escribió.

Además, mostró su plena confianza en Alves ante los medios: “Yo sé quién es mi marido, yo sé cómo lo conocí; yo sé lo respetuoso que es porque ni cuando me estaba conociendo a mí me faltó al respeto. He visto muchas veces cómo mujeres se acercan al reservado, atrevidas, a intentar algo con mi marido en mi cara. Si lo hacen en mi presencia, no me quiero imaginar cuando yo no estoy”.

El brasileño, en tanto, refutó las acusaciones. En primera instancia, confirmó que estuvo en el lugar de los hechos y negó cualquier contacto con la mujer que lo acusa: “Estuve ahí, en ese sitio, con más gente disfrutando. Sin invadir el espacio de los demás. Lo siento mucho, pero no sé quién es esa señorita. Nunca he invadido un espacio de alguien sin autorización”, señaló en un video que envió al programa “Y ahora Sonsoles”, hace unos días.

Alves sostuvo esa versión ante la jueza, en principio. Sin embargo, en declaraciones recientes, el jugador se habría contradicho en algunos puntos, concretamente sobre su contacto con la mujer. Alves se rectificó y aseguró que sí relacionó con la joven, pero que todo habría sido consensuado. Posteriormente, habría afirmado que fue ella la que se le “tiró encima”, según consignó TV3. Ante esto, el caso y la investigación tomaron un nuevo rumbo.

Según publicó El Periódico, que también tuvo acceso a los informes de las cámaras de seguridad de la discoteca, el jugador estuvo cerca de 15 minutos encerrado en el baño con la denunciante. Esto sigue la línea de lo aseverado por la mujer y desmonta el relato del jugador, que, en alguna de sus tres versiones, aseguró que se topó con ella ya dentro del lugar y que estuvo un corto tiempo ahí.

En esa línea, el director de la famosa sala de eventos, Robert Massanet, detalló a Crónica Global el protocolo que siguieron los empleados tras enterarse de la situación. Algunos trabajadores, luego de enterarse de la presunta violación y mientras otros atendían a la chica, buscaron al supuesto agresor por el local para retenerlo hasta que llegara la policía, “pero no se encontraba en la sala”.

El mensaje publicado por Joana Sanz, esposa de Dani Alves. Foto: captura de pantalla.

¿Qué penas arriesga?

Alves se enfrenta ante un presunto delito de violación. Según la última modificación legislativa realizada por la “Ley del sí es sí”, el delito de agresión sexual abarca desde tocamientos no consensuados o consentidos, hasta violación. La ley indica que cuando la agresión consista en acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, las penas oscilan entre los cuatro y los doce años de prisión.

En ese sentido, el futbolista se podría ver obligado a pagar una cuantiosa suma de dinero como indemnización, lo que es común en este tipo de delitos. No obstante, según lo que consignó El País, la joven pidió no recibir réditos económicos en caso de que la justicia española pruebe su versión de los hechos. Cabe destacar que la mujer tiene el derecho de recibir una compensación por las lesiones y los daños morales que sufrió, siempre y cuando el dictamen sea a su favor, pero decidió renunciar a esto por voluntad propia.

Despido de Pumas

La noticia de la detención de Alves dio la vuelta al mundo y no tardó en tener consecuencias en México. Los Pumas UNAM, equipo en el que militaba hasta la última hora del viernes, decidió rescindirle el contrato: “Con la información acontecida sobre el proceso legal que enfrenta el jugador Dani Alves y por el cual se encuentra detenido en España, hemos determinado comunicar que el Club universidad decidió rescindir con causa justificada el contrato laboral con el jugador a partir de este día”, consignó en una rueda de prensa extraordinaria Leopoldo Silva, presidente del cuadro mexicano.

“Con esta decisión el club reitera su compromiso de no tolerar actos de ningún integrante de nuestra institución, sea quien sea, que atenten contra el espíritu universitario y sus valores. El Club Universidad Nacional es una institución que promueve el respeto. No podemos permitir que la conducta de una persona perjudique nuestra filosofía de trabajo que ha sido ejemplo a lo largo de la historia en la formación y desarrollo de jóvenes deportistas en nuestro país, sentenció.

Dani Alves en su presentación con Pumas junto a Leopoldo Silva, presidente del club mexicano. Foto: REUTERS/Luis Cortes

Xavi en “estado de shock”

Las réplicas en el mundo del fútbol han sido escasa. Salvo Xavi Hernández, su ex compañero en el Barcelona, nadie ha querido referirse a la denuncia. El sábado, en la previa de la victoria del Barcelona sobre el Getafe, el entrenador culé, se refirió a lo que sucede en torno a su excompañero y dirigido: “Como todo el mundo, estoy sorprendido, impactado. Un poco en estado de shock conociendo a Dani. Es lo primero que se me viene a la cabeza”.

“Después, es un tema de la Justicia y dictará lo que sea, ahí no podemos entrar. En cuanto a Dani, me sabe muy mal por él. Estoy sorprendido por cómo es y cómo ha sido aquí con nosotros. No puedo decir nada más”, cerró el estratega.

Los dichos del hispano desataron la polémica, sobre todo por su énfasis en el momento que vive Alves. Además de los múltiples cuestionamientos que recibió en redes sociales, el otrora volante fue criticado por una serie de personajes políticos del país. Montserrat Pineda Lorenzo, secretaria de feminismos de la Conselleria de Feminismos de la Generalitat, aseguró que no es “ninguna sorpresa con el ‘pacto patriarcal’ para mantener el statu quo”.

Finalmente, Marc Serra, concejal de derechos de ciudadanía del Ayuntamiento de Barcelona, cuestionó lo replicado por el técnico: “Le sabe mal por el agresor pero no parece importarle el estado de la víctima. La complicidad del pacto de caballeros de siempre que encubre agresiones y reproduce el machismo. Todo el mundo conoce mujeres que han sufrido violencia machista, pero nadie reconoce conocer a un agresor”, cerró el político hispano.

Posterior a la victoria de los culés, Xavi ofreció disculpas por sus dichos y salió a aclarar su postura: “Se malinterpretó lo que quería decir de Alves, creo que no estuve suficientemente contundente con mis palabras y tengo que explicarme. Es un tema escabroso y muy importante”, empezó diciendo el estratega.

“He obviado el tema de la victima, hay que condenar estos actos lo haya hecho Dani o cualquier otra persona y pido disculpas porque no estuve afortunado, pido disculpas a la víctima y a las víctimas de violencia de genero y violación. Me sabe mal que Dani haya hecho esto, me sorprende, pero todo mi apoyo a la víctima. No estuve afortunado ayer y ha habido mucha crítica, lo entiendo y pido disculpas. Espero que la gente lo entienda. Sé que mi voz es muy importante, formo parte del mejor club de la historia y me sabe mal porque no he sido suficientemente contundente con mis palabras. Lo siento de verdad”, concluyó Hernández.

Xavi Hernández, entrenador del Barcelona y excompañero de Dani Alves, en la victoria del cuadro culé sobre el Getafe. (AP Photo/Joan Monfort)

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Chieko Asawaka, líder de este proyecto, perdió la visión por completo a los 14 años, lo que la motivó a crear el dispositivo que utiliza inteligencia artificial..