A medida que sube más la presión sobre La Moneda ante un cambio de gabinete -para el que existen tantas razones como veces que ha sido desmentido por los propios ministros involucrados-, la temperatura llegó esta mañana hasta algunos senadores de la UDI. Partiendo por su presidenta, tres de ellos se expresaron a favor de que las modificaciones al elenco ministerial afecten a alguno, o algunos, de los que tienen oficina en Palacio o un rol político.

Así lo hicieron la jefa gremialista Jacqueline van Rysselberghe y sus compañeros de comité, la ex intendenta Luz Ebensperger y David Sandoval. Aunque ninguno de los tres mencionó con nombre y apellido a sus nominados para desalojar sus despachos, algunos sí coincidieron en que hay falencias en gestión política, otros en manejo comunicacional, otros en ambas y además en el manejo de expectativas. También hubo duros juicios a la consulta indígena.

Dichas áreas implican cuestionamientos a los roles de la ministra vocera de Gobierno, Cecilia Pérez; al de Interior, Andrés Chadwick (aunque casi nadie cree que el Presidente prescinda de él) y al titular de Desarrollo Social, Alfredo Moreno.

"Esto impacta la agenda del sector. Es una oportunidad que tiene el Presidente para perfilar, en los cargos que decida cambiar, las líneas que quiere profundizar en su gobierno. Me parece que a estas alturas, habiendo tanta especulación, no vale mucho la pena seguir andando en eso; el Presidente tiene que ver dónde considera que hay que reforzar, darle un aire distinto, y ahí lo va a hacer", dijo la jefa UDI.

-¿Es un problema de conducción política, comunicacional, de manejo de expectativas?

-Como dicen en las pruebas, es un poco de todas las anteriores. Se han cometido errores propios por parte del gobierno, sin duda; se han generado expectativas difíciles de satisfacer producto del escenario internacional, que era díficil de prever. Y también hay que fortalecer la sintonía fina con el sentido común de la gente común. No me atrevería a pedir tal o cual. Lo que hago es un diagnóstico general, y si el Presidente decide hacer un cambio de gabinete, tiene que hacerlo.

"La consulta indígena ha sido un fracaso"

Su par David Sandoval fue claro en que "la consulta indígena ha sido un fracaso. Como parlamentario tengo vinculaciones con las comunidades indígenas y hay un problema serio de comunicación porque nosotros no tuvimos idea alguna de lo que estaba pasando y cuándo iba a ocurrir y pudiéramos haber colaborado".

Y la senadora Ebensperger aseveró que "hace falta un ajuste" aunque sea prerrogativa presidencial. "Más que esperar cambios determinados, espero que lo que se haga -si efectivamente se realiza- apunte a que haya más ministros que tengan más fuerza en el cumplimiento del programa de gobierno, en el compromiso con las regiones. Y saber que esos compromisos, tanto los del gobierno como los que tuvo en campaña, deben cumplirse con todas las regiones".

"Espero ministros más empoderados en cumplir los compromisos de gobierno", insistió la parlamentaria, que advirtió que "tengo una evaluación en términos generales; no de todos los ministerios, se requieren algunos cambios desde mi humilde punto de vista -y reconociendo que es una facultad del Presidente-, y espero que se hagan".

-¿Es un problema de gestión política, comunicacional o económica?

-Es un buen gabinete. Salvo algunas excepciones, que me reservo; no voy a decir a quién creo que deben cambiar. Puede que en algo afecte todas las que señalas. Probablemente tenga que ver el tema comunicacional. Y en gestión política, no existe un ministro mejor que Andrés Chadwick, así que no creo que vaya por ahí. En el Congreso, tengo la mejor opinión del ministro Blumel y del subsecretario Alvarado.

Opiniones encontradas en RN

En RN, en tanto, el senador Manuel José Ossandón insistió esta mañana que si bien decide el Mandatario, "si yo tuviese que darle un consejo, claramente sacaría al ministro de Desarrollo Social. El daño que se le está haciendo al gobierno por la mala implementación de la consulta indígena será muy grave. Un proceso que podría haber sido un tremendo éxito hoy es un fracaso. Además, se notó falta de visión política".

Según él, "el equipo político ha tenido errores políticos que hoy está subsanando, pero nunca sopesaron que éramos minoría en ambas cámaras. Y lograron unir a la oposición, que estaba totalmente desarticulada".

Pero su colega de bancada y de pretensiones presidenciales, Andrés Allamand, fue contra la corriente y sostuvo que "siempre pueden haber algunos ajustes menores, pero no creo que vaya haber en el corto plazo ni el equipo político ni el equipo económico". Según él "en las actuales circunstancias nada justifica un cambio de gabinete. Eso implicaría admitir un conjunto de errores lo que azuszaría la crítica opositora contra el gobierno. Soy de los que cree que el Presidente va a mantener su equipo actual".

Y ante los dichos de Ossandón, advirtió que "no creo que ayude a la conducción del gobierno que parlamentarios de sus propias filas estén exigiendo renuncias o cambios en los equipos".

Enroques largos y cortos

Entre las apuestas que se han cruzado en los últimos días también se han mencionado fórmulas de "enroque", en que -por ejemplo-, el ministro de la Segpres, Gonzalo Blumel, sustituya como portavoz a Pérez, y que a su vez sea reemplazado por el RN Cristián Monckeberg (hoy en Vivienda). Eso mantendría el "equilibrio" UDI-RN-Evópoli en el comité político.

El mismo Monckeberg dijo esta mañana en 24 Horas que "venga un ajuste es lo adecuado, lo normal, lo que corresponde y es el Presidente el que va a ver de qué manera cada uno se adecúa a este nuevo equipo, a este nuevo formato, ahora cuándo venga eso lo sabe el Presidente". "Nosotros tenemos que estar disponibles a esos ajustes", remató.

Otras voces han insistido en la inminencia de un cambio en la Cancillería, y que Roberto Ampuero sea reemplazado ya sea por el mismo Moreno (que ya ocupó el ex Hotel Carrera en Piñera, Parte I) o por el jefe de Hacienda, Felipe Larraín. Pero algunos parlamantarios hacen ver que no está fácil dar con nuevos ocupantes de Teatinos 120.

Esta mañana seguían circulando insistentes versiones, pero hasta cerca de las 13 horas, en La Moneda aseguraban que aún no se habían alistado decretos ni convocado a autoridades salientes ni entrantes, ni a sus familias, para que se apersonen en el Salón Montt Varas.

¿Y por qué no apurarlo ya para opacar a Kast?

Ayer, durante el tradicional almuerzo que cada martes reúne a los senadores de Chile Vamos con Blumel, le preguntaron a éste cuándo iba a concretarse la intervención al equipo de ministros. Y además le consultaron por qué no se hizo el viernes pasado, cuando circularon hasta listados de nombres en grupos de Whatsapp.

Según los asistentes, el ministro dijo que nunca se consideró seriamente hacerlo ese día, y que tampoco estaría considerado esta semana, momento en que se produjeron algunas bromas.

Pero sí preocupa -y así lo habrían manifestado algunos, y es un argumento que circula en la UDI- que si ya se ha prolongado tanto la incógnita, que mejor se haga esta semana para opacar el impacto noticioso que ha tenido la inscripción ante el Servel del Partido Republicano de José Antonio Kast. Éste ha participado en al menos cinco entrevistas o apariciones de televisión y radio desde el fin de semana.