Paciencia, cinéfilos: Rápido y Furioso 9 se suma a James Bond y se pospone otra vez

Después de conocerse que No Time to Die fue reagendada para abril del próximo año, la novena parte de la saga de carreras callejeras también fue dilatada.




El virus. Otra vez el Covid-19 asoma como culpable de cambios que de un modo u otro se entrelazan con el mundo automotor. Si hace unos días se conoció que No Time to Die -la 25ª entrega oficial del Agente 007- finalmente llegará a los cines de Estados Unidos a inicios de abril de 2021 (ver nota), ahora se conoce que Rápido y Furioso 9 también reagendará -otra vez- su llegada a las salas. ¿Cuál es la razón?

Simplemente, sucede que Fast and Furious 9 había sido movida para el 2 de abril 2021 (te lo contamos en marzo) y como nadie quiere que dos colosos del cine compitan por espectadores, lo más salomónico parece haber sido correr otra vez la novena entrega de Dominic Toretto y los suyos. En Rápido y Furioso, ahora con fecha para el 28 de mayo, ya tiene contemplada participación el flamante Toyota GR Supra.

En la última producción de Rápido y Furioso se gastaron más de US$ 200 millones, de manera que cualquier cosa que merme su capacidad de recuperar aquella inversión, será limitada al máximo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.