“Aplicar la ley pase lo que pase, pese a quien pese”: Valencia asume oficialmente el mando del Ministerio Público y define su equipo

Ángel Valencia asumió formalmente su puesto como nuevo fiscal nacional.

Ángel Valencia asumió formalmente su puesto como nuevo fiscal nacional. Foto: Sebastián Beltrán Gaete / Agencia Uno

"A más tardar el viernes, vamos a completar el proceso de nombramiento y designaciones de las autoridades de la Dirección Ejecutiva, del director ejecutivo y de los gerentes de divisiones”, anunció el fiscal nacional.


Pese a que estaba trabajando como tal desde el pasado 12 de enero -tres días después de que el Senado ratificó la propuesta que hizo el Ejecutivo para que asumiera- este lunes tuvo lugar el acto de investidura de Ángel Valencia como nuevo fiscal nacional del Ministerio Público en la sede del órgano persecutor, en calle Catedral.

“Nuestros mayores esfuerzos van a estar enfocados en la adecuada vigencia de la igualdad ante la ley. Es decir, que se aplique la ley a cada persona como corresponde, con prescindencia de su condición social, de su situación económica. Vamos a aplicar la ley pase lo que pase, pese a quien pese”, afirmó en diálogo con la prensa tras la ceremonia, respondiendo a la pregunta de si los delitos de cuello y corbata estarán dentro de las prioridades de su gestión.

Valencia explicó que la actividad de este lunes, que contó con la presencia de autoridades como la ministra del Interior y Seguridad Pública, Carolina Tohá, el titular de Justicia, Luis Cordero, y el presidente (s) de la Corte Suprema, Haroldo Brito, se trató de “una ceremonia protocolar”.

“Tenemos que cumplir con estos ritos republicanos. Como ustedes saben, conforme a lo resuelto por el Presidente de la República, ya nos encontrábamos trabajando desde el jueves 12 de enero y durante estos días nos hemos concentrado en la instalación del nuevo equipo en la Fiscalía Nacional”, comentó.

En esa línea, señaló que el equipo que se hará cargo de las divisiones del Ministerio Público va a comenzar a completarse durante esta semana e informó que Ana María Morales Peillard, directora del área de Justicia y Reinserción de Paz Ciudadana, asumirá como gerenta de la División de Estudios, Evaluación, Control y Desarrollo de la Gestión del ente persecutor.

“Dentro de esta semana, a más tardar el viernes, vamos a completar el proceso de nombramiento y designaciones de las autoridades de la Dirección Ejecutiva, del director ejecutivo y de los gerentes de divisiones”, precisó el jefe del Ministerio Público.

Bandas internacionales

Respecto a la lucha contra el crimen organizado, se refirió a denuncias parlamentarias sobre la presencia de bandas criminales internacionales en territorio nacional.

“Les pedimos que nos remitamos expresamente a lo que las autoridades a cargo de la materia han manifestado como efectivo o no efectivo”, dijo, indicando que es información “útil” que se recibió para ser incorporada a investigaciones en curso.

“Como todos sabemos, ese tipo de antecedentes causan conmoción o preocupación en la ciudadanía y creemos que no estamos en un momento en cual sea razonable preocuparnos no solo por lo que no tenemos sino por lo que podríamos llegar a tener. Por eso es que trabajamos en materia de delincuencia organizada”, expuso.

El abogado penalista asume el cargo por el período de ocho años, hasta el 2031.

Asistieron también a la ceremonia los exfiscales nacionales Guillermo Piedrabuena y Jorge Abbott.

Haroldo Brito, por su parte,resaltó el valor simbólico de la ceremonia y valoró el proyecto de persecución penal que impulsará el nuevo jefe del Ministerio Público.

El ministro Luis Cordero con Ángel Valencia, en un apunto de prensa tras la ceremonia en que asumió oficialmente el nuevo fiscal nacional.
El ministro de Justicia, Luis Cordero, con Ángel Valencia, antes del punto de prensa tras la ceremonia en que asumió oficialmente el nuevo fiscal nacional. Foto: Sebastián Beltrán Gaete / Agencia Uno.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Poner en práctica un ritmo pausado a la hora de comer, ayuda al cerebro a asimilar la ingesta de alimento y calmar el apetito.