Informe de Consejo Asesor del Mineduc: clases presenciales deben ser “prioridad país” durante 2021

Un total de 1.604 establecimientos retornaron a clases presenciales este año. Foto: Juan Farías

Expertos proponen la creación de un Registro Nacional de Casos Covid-19 en los colegios, la vacunación de todo el profesorado y que la totalidad de los establecimientos estén disponibles para los alumnos.




En el marco del plan “Abramos las Escuelas”, el Ministerio de Educación (Mineduc) convocó en octubre reciente a un Consejo Asesor de Expertos para realizar recomendaciones con miras al ingreso a clases y año escolar 2021, en medio de la pandemia.

El informe del consejo, instancia integrada por los ministros de Educación y de Salud, además de 18 expertos en materia educacional y sanitaria, ya fue entregado a la cartera y plantea orientaciones en cuatro ejes: monitoreo del retorno de las clases presenciales, medición del impacto que ha tenido la pandemia en los aprendizajes, generación de instancias para compartir las experiencias y buenas prácticas, y fomento de la participación de las comunidades.

Para elaborar sus conclusiones, los integrantes visitaron diferentes establecimientos que reabrieron y conversaron con sostenedores, directores, docentes, alumnos y gremios del sector. El balance oficial del Mineduc indica que este año retornaron a las clases presenciales 1.604 colegios, equivalentes al 14% de los recintos del país.

El informe del consejo advierte que “es imprescindible garantizar que 2021 no será otro año sin clases presenciales. La reapertura presencial de los jardines infantiles, las escuelas y los liceos se debe establecer como una prioridad país”.

El documento añade que esto se relaciona, por ejemplo, con acciones como darles “prioridad a los trabajadores de la educación en los esquemas de vacunación”.

Se establece también que es importante que las comunas que estén en las fases 2, 3 y 4 del plan Paso a Paso “mantengan la presencialidad de los estudiantes, cumpliendo con todos los protocolos y medidas sanitarias”.

Para ello, se sugiere implementar, por parte de los ministerios de Salud y Educación, un sistema de Registro Nacional de Casos (primarios y secundarios) de Covid-19 en todos los establecimientos educacionales con actividades de reapertura.

Este registro debiese considerar a todos los actores de la comunidad educativa y sus familias, contar con reportes diarios, actualización bisemanal y la publicación de sus resultados, de tal forma de tener información valiosa para la toma de decisiones, generar transparencia y transmitir confianza a la comunidad educativa.

Informe Consejo Asesor de Expertos

Sobre este punto, se especifica que el sistema debe garantizar el resguardo de los datos confidenciales propios de las personas y establecimientos, para no estigmatizar, generar confusión o alarma en la comunidad.

Igualmente, se sostiene que el sistema educacional, que agrupa a 11.400 colegios, tiene que “reducir las brechas de aprendizaje generadas por la pandemia”, para lo cual se deberán desarrollar procesos de evaluaciones diagnósticas al inicio, mediados y fines del año escolar 2021.

Igualmente, se propone priorizar el retorno a clases en ciertos niveles: los alumnos de jardines infantiles, prekínder, kínder, 1° básico, 2° básico, 3° básico y 4° medio, los que agrupan a 1,3 millones de escolares, equivalentes al 37% de la matrícula nacional.

Además, se recomienda reincorporar a los 41 mil jóvenes de la enseñanza media técnico-profesional, cuyas prácticas no las pueden realizar a distancia.

Respecto de las conclusiones del consejo, el ministro de Educación, Raúl Figueroa, explicó que “el informe es importante, porque le da un sentido país a la necesidad de contar con los establecimientos disponibles en forma presencial en 2021”.

Añadió que los efectos de la pandemia en el sistema educativo son “negativos e innegables, y el consejo, sobre la base de esa realidad, pone un particular énfasis en que la educación sea prioridad”.

Mary Guinn Delaney, asesora regional en Educación para la Salud de la Unesco, dijo que el cierre de los colegios afecta a los alumnos “en los aprendizajes, desarrollo socioemocional y en su carrera académica”. Por ello, recomendó que “el cierre de las escuelas sea la última opción”.

La especialista agregó que se ha visto que los establecimientos “no son un foco de transmisión cuando se adoptan los protocolos sanitarios”. Por ello, Delaney planteó que los colegios “deben recibir recursos adecuados”, para tomar medidas como reducir la densidad en las aulas, disponer de productos de limpieza y personal de apoyo.

Registro en los colegios

En relación a la implementación de un registro de los casos de Covid-19 en los colegios, Gabriel Cavada, epidemiólogo de la U. de Chile, afirmó que la medida es “muy relevante” e incluso señaló que se debería aplicar un test PCR de entrada en todos establecimientos antes de iniciar las clases, “para tener una trazabilidad de los casos y aislarlos cuando sea necesario”.

Subrayó que la idea es formar “burbujas” en las comunidades, donde alumnos y sus familias mantengan todas las precauciones para prevenir la enfermedad.

Respecto de la vacunación a trabajadores de la educación, el ministro Figueroa sostuvo que “siguiendo la recomendación, le solicité al ministro de Salud (Enrique Paris) que pusiera, dentro de las prioridades, a los profesores y asistentes de la educación (...). Se va a incorporar dentro del plan de vacunación un sentido de urgencia hacia los profesores”. La decisión final depende de Salud.

Evitar la deserción

Otro tema que aborda el informe del Consejo Asesor es que los colegios deben “buscar estrategias concretas” de conectividad y vinculación con cada estudiante, con el objetivo de asegurar que el centro educacional mantenga contacto con los alumnos. Es decir, se deben mantener siempre disponibles.

Así, se sugiere fortalecer el Sistema de Alerta Temprana que posee el Mineduc, para prevenir la deserción escolar en medio de la pandemia. El ministro Figueroa dijo que el 10% de los estudiantes no tuvo contacto con sus colegios y luego de aplicar medidas de seguimiento, ese mismo indicador bajó a un 7%.

Magdalena Vergara, directora de Acción Educar, quien integró el Consejo Asesor, explicó que en la discusión “fue claro que se debía priorizar la educación temprana, porque ahí se sientan las bases del desarrollo de aprendizajes, de la lecto-escritura, y esa es una guía que es difícil que los niños tengan en la casa”.

Vergara enfatizó que también fue relevante para el grupo priorizar el regreso a clases de los liceos técnicos, “porque necesitan hacer sus prácticas y estas son insustituibles por la educación a distancia, donde no tienen herramientas”.

En materia de deserción, Vergara dijo que en la discusión “se vio como una necesidad el monitoreo de las escuelas. Que no signifique un agobio, pero que les dé información sobre el avance de los aprendizajes y la situación socioemocional de los alumnos, que les permita tomar decisiones”.

Alejandra Arratia, directora de Educación 2020, también parte del consejo, sostuvo que “es fundamental” que participen distintos actores en las definiciones que se toman en los colegios. “Las comunidades deben dialogar y acordar, por ejemplo, quiénes van presencial y quiénes tendrán clases remotas”, dijo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.