Instituto Nacional: La propuesta de Alessandri que los estudiantes rechazaron

Instituto Nacional

Fachada del Instituto Nacional. Foto: Agencia Uno

El 6 de junio, la municipalidad respondió a 21 puntos del petitorio, pero los alumnos lo consideran insuficiente. La autoridad avaluó en $510 millones el valor total de la remodelación, contemplando unos $50 millones para la remodelación de baños para admitir niñas.




Los escolares del Instituto Nacional comenzarán este lunes su séptima semana de movilizaciones, que estará marcada por el anuncio de la toma del liceo, luego de que el viernes el 50,1% de los alumnos votara a favor de ese método de movilización.

Según los estudiantes, la ocupación se debe a que la respuesta de la Municipalidad de Santiago al petitorio fue insatisfactoria. "Solo se establecen fechas para mesas de trabajo, pero esas no son respuestas concretas", dijo el presidente de los estudiantes, Rodrigo Pérez.

La Tercera accedió a la respuesta que entregó el alcalde Felipe Alessandri el 6 de junio, la que divide el petitorio en 21 puntos y ofrece un plan de acción para cada uno. Por ejemplo, respecto a convivencia escolar, los alumnos piden crear protocolos sobre violencia de género, persecuciones políticas y horarios protegidos.

Además, solicitan que los funcionarios tengan una mejor relación con los estudiantes; que haya igualdad de sanciones en la comunidad escolar; y que no se penalice el uso de aros o piercings, que haya uniformes flexibles y un uniforme de verano. Para todo lo anterior, la municipalidad anunció la creación de una mesa de trabajo, el 12 de junio, donde buscarán propuestas.

Respecto a los temas académicos, los escolares piden que la educación sexual, cívica y mental esté en el plan común; que se busque una solución al uso de las notas de enseñanza media y el ranking escolar en la PSU, que a juicio de ellos los perjudica; y que los profesores apliquen una pedagogía no sexista. Para revisar esto, el municipio creará otra mesa de trabajo, el 13 de junio.

Y sobre la mejora de la infraestructura, que es la demanda que tiene incluso el apoyo de los apoderados, la municipalidad dijo que licitará la mejora de las calderas, para tener agua caliente; que revisará los problemas del cableado eléctrico; y que hará un cronograma para mejorar las salas.

Pero se advierte que reparar 41 salas cuesta $840 millones y que la remodelación de los nueve grupos de baños y los camarines, entre otras cosas, cuesta $510 millones, para lo cual deben buscar financiamiento. De este monto, se estima que se necesitarán unos $50 millones para adaptar las dependencias para la inclusión de niñas en el establecimiento.

Igualmente, la municipalidad anunció que el liceo tendrá rendiciones de cuentas semestrales; que agilizarán el reemplazo de profesores de reemplazo, para cuando los docentes se ausenten; que invitará a los tres centros de padres que existen a que se fusionen; y que consultará a la Junaeb si puede incluir un menú vegano.

Prevención policial

Esta lunes, el liceo debería tener clases normales, hasta que los escolares convoquen a una asamblea para ejecutar la toma. En tanto, fuentes de Carabineros aseguran que, tras el anuncio de toma por parte de los estudiantes, se reforzarán "los patrullajes preventivos y la presencia policial", a fin de evitar que se produzcan incidentes en el sector.

Elba Martínez, presidenta de uno de los centros de padres (Cepain), lamentó el anuncio de la toma, pero dijo que no pueden evitarla. "Están divididos los padres, los profesores y los alumnos, porque ellos también quieren clases", dice.

Comenta