Presidente de la Suprema reconoce "punto de partida para un razonamiento jurídico" de matrimonio igualitario

Imagen Haroldo Brito44

Esto luego de un fallo del mayor tribunal del país, que consideró que el matrimonio es un derecho humano.




Hace un mes que la Corte Suprema falló a favor de un chileno para pudiese casarse con su pareja inmigrante, en situación irregular en Chile. Pero más allá del hecho, los argumentos del dictamen entregan luces de lo que en un futuro puede pasar en el país.

"Las normas constitucionales y la convención internacional disponen que toda persona que habita el Estado de Chile es titular del derecho, a contraer matrimonio y fundar una familia, en lo cual la autoridad tiene el deber de ampararla, por lo mismo, no puede ser turbado en el ejercicio de ese derecho", asegura el fallo.

Además, agrega que "la Corte Suprema confirma que el matrimonio es un derecho humano, es decir, todas las personas que habitan en Chile deben ser titulares de este derecho, sin importar su nacionalidad, identidad de género u orientación sexual, porque las características inherentes a las personas no pueden importar al momento de ejercer y disfrutar sus derechos".

Consultado hoy el presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, precisó que "esto es un punto de partida para un razonamiento jurídico, eso es importante".

"Los tribunales identifican situaciones donde se cree en ese carácter y es lo que ha venido ocurriendo, no es de extrañarnos que identifiquen situaciones que dicen que esto es de carácter fundamental", indica.

Comenta