Congreso aprueba octava prórroga del estado de excepción en la Macrozona Sur: medida regirá por otros 15 días

Fuerzas armadas en el marco del despliegue de militares a la región de la Araucanía tras entrar en vigencia estado de excepción, comuna de Talcahuano, Región del Biobío.
FOTO: OSCAR GUERRA / AGENCIAUNO

La ministra del Interior, Carolina Tohá, anunció que desde el gobierno buscarán impulsar una nueva versión del proyecto de infraestructura crítica, que también contemple el resguardo y protección a las personas.


El Congreso Nacional dio luz verde este martes a una nueva solicitud del gobierno para extender por 15 días el Estado de Excepción Constitucional de Emergencia en la Macrozona Sur, que permite el despliegue de las Fuerzas Armadas.

Se trata de la octava prórroga solicitada por La Moneda al Parlamento, la cual fue aprobada en primera instancia por la Cámara de Diputados, por 118 votos a favor, 20 en contra y dos abstenciones.

Tras el respaldo de la Cámara Baja, el oficio avanzó a su trámite en el Senado, donde -horas después- fue visada con 38 respaldos, un voto en contra y una abstención.

Y si bien la herramienta constitucional contó con un amplio apoyo de los parlamentarios presentes en ambas sesiones -tal como en otras ocasiones-, también se registraron desmarques oficialistas y rechazos por parte de la oposición.

En detalle, el rechazo a una nueva extensión en la Cámara Baja provino desde el mundo independiente, el Partido Comunista (PC), Partido Socialista (PS), Partido de la Gente (PDG), la Unión Demócrata Independiente (UDI), Renovación Nacional (RN), el Partido Ecologista Verde (PEV) y Revolución Democrática (RD).

En el Senado, en tanto, hubo rechazo a la medida por parte de la senadora independiente Fabiola Campillai. El UDI José Miguel Durana, se abstuvo.

El estado de emergencia fue decretado el 16 de mayo por el gobierno del Presidente Gabriel Boric, en la Región de La Araucanía, y las provincias de Arauco y del Biobío, de la Región del Biobío.

Actualmente, rige una séptima prórroga que vence este miércoles 28 de septiembre -según el oficio del Ejecutivo-, pero con la aprobación de ambas corporaciones se extenderá por otros 15 días.

Gobierno optará por una nueva versión del proyecto de infraestructura crítica

“Desde le Ejecutivo tenemos plena consciencia que el estado de emergencia es de emergencia, no va a ser la solución a un problema que lleva décadas. Es una manera de sortear un momento particularmente difícil, pero la solución requiere otros instrumentos, y en esos instrumentos estamos trabajando”, expresó la ministra del Interior durante la sesión en la Cámara Baja.

Seguidamente, explicó la estrategia del Ejecutivo para dar paso a otras soluciones que permitan enfrentar la violencia en la Macrozona Sur, dejando de lado el estado de emergencia en el futuro.

Uno de los ejes en que está basado el plan es impulsar una nueva versión del proyecto de infraestructura crítica que no prosperó en el Congreso.

Desde La Moneda buscaban utilizar dicha iniciativa legislativa para enfrentar los hechos de violencia, por lo que se ingresó un veto con el fin de corregir la reforma. Sin embargo, este fue rechazado en julio en la Cámara Baja.

Ante ese escenario, señaló que “tenemos claro que lo adecuado, lo regular, sería que las policías tuvieran capacidades propias para enfrentar estas situaciones, pero eso va a requerir un tiempo. Tenemos la reforma de las policías, estamos en el mejoramiento del equipamiento de las policías”.

Así, remarcando que la situación en el sur no se solucionará en 15 días, informó que “como Ejecutivo lo que tenemos en vista es retomar la agenda de lo que se llamaba infraestructura crítica, pero con un proyecto más adecuado, que queremos que tenga un foco no solo en infraestructura crítica, sino en resguardo y protección también de las personas”.

“Que implique tener esta asistencia de las Fuerzas Armadas, pero preservar de mejor manera las libertades individuales y tener una organización institucional más adecuada una permanencia más larga de lo que es una emergencia de 15 días”, agregó.

Además, remarcó que “nuestra apuesta es ir por ese camino”, precisó que el proyecto se denominaría “resguardo y protección” y aseguró que ya hay indicaciones “avanzadas”.

Durante la mañana, previo al inicio de la sesión en la Cámara Baja, la jefa de gabinete ya había abordado el plan del gobierno en conversación con Radio ADN, ocasión en la que aseguró que el estado de excepción “por definición es transitorio, acotado y muy excepcional, porque no solo lleva a Fuerzas Armadas, suspende garantías constitucionales de las personas”.

Tras la aprobación de la nueva prórroga en la Cámara, en el hall del Congreso la ministra del Interior volvió a detallar la estrategia del Ejecutivo, donde especificó que una de las acciones “tiene que ver con reforzar los equipamientos y recursos con que se desenvuelven las fuerzas policiales y las Fuerzas Armadas en la zona”.

En ese sentido, mencionó que “la mitad” de la flota de vehículos policiales en el país “está fuera de su vida útil”, lo que afecta el despliegue de las distintas fuerzas en la Macrozona Sur.

Ante ese escenario, aseguró que “ya se tomaron medidas y en el próximo presupuesto vienen para atacar esa materia”.

Así también, apuntó a la necesidad de abordar el problema de “fondo (...) con una política pública de Estado que resuelva las deudas que la sociedad tiene con esa región, que son deudas sociales, de infraestructura, de inversión”.

Otra de las acciones que están contempladas por La Moneda es la importancia de impulsar un “diálogo de alto nivel con todos los actores (...) para fijar una ruta de un nuevo trato del Estado de Chile con la región y, particularmente, con los pueblos indígenas y, específicamente, con el pueblo mapuche”.

Por último, remarcó la decisión del gobierno “de tratar los temas de seguridad no exclusivamente con el estado de emergencia”.

Lee más en La Tercera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.