Claudia Pascual, exministra de la Mujer y Equidad de Género: “Acá el gobierno no le está cumpliendo a las mujeres”

Autor: Isabel Caro

"Quiero recordar que desde que asumió este gobierno se dijo que se iba a respetar esta ley y acá en una acción por omisión, al decirle al propio TC mediante un escrito que resolviera en su mérito y ni siquiera ir a defender su reglamento, no se está cumpliendo aquello", puntualizó.


¿Cómo recibe la decisión del TC?

Indudablemente, lo primero que puedo decir es que no comparto la decisión del Tribunal Constitucional, tal cual como no compartimos lo que hizo al revisar la Ley 21.030 cuando reescribió, precisamente, el tema de la objeción de conciencia en el ámbito institucional por la vía de borrar partes de la normativa que fue aprobada por mayoría en el Parlamento.

¿Cuáles son las consecuencias de que el TC haya acogido este requerimiento?

Me sigue inquietando lo que nosotros planteamos, a través de un téngase presente, en términos de que acoger este requerimiento implicaba limitar la garantía del derecho a decidir y a que se le respete su decisión a las niñas, adolescentes y mujeres que ven en riesgo su vida producto del embarazo, a aquellas que tienen una inviabilidad fetal letal y a aquellas que han sido embarazadas producto de una violación. La objeción de conciencia es una excepción especial para el no cumplimiento de la ley, por lo tanto, tiene que tratarse como excepción, tiene que tratarse como algo único y no algo que es general y regla y, por tanto, norma. En ese sentido, es tremendamente preocupante que se haya acogido este requerimiento.

Y en lo específico, ¿qué le parece que entidades que reciban recursos del Estado puedan objetar?

No nos parece que las instituciones privadas que tienen convenios con el Estado por la vía del Decreto 36 de 1980 del Minsal – lo que no solo implica que reciben recursos públicos sino que, por sobre todo, subroguen la función pública del sistema de atención de salud-, sean objetoras de conciencia. Y con esta decisión se pone en cuestión que todas las niñas, adolescentes y mujeres puedan acceder a estas prestaciones de salud.

¿Qué le parece que el gobierno no defendiera su reglamento?

Este gobierno no ejerce su papel en términos de defender su propio acto legal. Aquí hay una falta de coherencia en la no defensa del reglamento que firman tanto el Presidente como los ministros. Acá el gobierno no le está cumpliendo a las mujeres. Quiero recordar que desde que asumió este gobierno se dijo que se iba a respetar esta ley y acá en una acción por omisión, al decirle al propio TC mediante un escrito que resolviera en su mérito y ni siquiera ir a defender su reglamento, no se está cumpliendo aquello. La pregunta es cómo el gobierno va a seguir garantizando el derecho de todas las niñas, adolescentes y mujeres en el país, y cómo se entiende la implementación de esta ley.

Seguir leyendo