“Ha llegado el momento de que el Tribunal Supremo conozca de sus conductas”: el llamado de atención de la presidenta PS a Fidel Espinoza

Paulina Vodanovic aseguró que el senador "está pasando los límites". Esto, luego de que acusara a ministras de efectuar “lobby” para el nombramiento de fiscal nacional. La timonel socialista se comunicó con el parlamentario y le "hizo ver la inconveniencia" de sus dichos.


Es escandaloso el lobby que andan haciendo en el Senado ciertas ministras de Estado para el tema del nombramiento de fiscal nacional. Debiesen tener un poquito más de pudor y cuidado. No entienden nada (...)”, esas fueron las palabras que publicó este martes en su cuenta de Twitter el senador Fidel Espinoza (PS).

Sus dardos, como aclaró más tarde en un punto de prensa en el Senado, apuntaban a la ministra del Interior, Carolina Tohá; y a la titular de la Segpres, Ana Lya Uriarte, quienes han sostenido numerosas conversaciones en la Cámara Alta para el respaldo al nombre propuesto por el Presidente Gabriel Boric para la Fiscalía Nacional, el abogado José Morales.

“Que se dediquen a que llevemos adelante leyes para el desarrollo de nuestro país (...). El lobby que están haciendo lo encuentro un poquito descarado, un poquito sin pudor. Yo les pediría que nos aboquemos a los problemas que hoy día afectan a los compatriotas, más que estar abocado exclusivamente a andar seduciendo para votar por uno o por otro en el ámbito del fiscal nacional”, reiteró.

Y es que el nombre de Morales debe ser votado por la Cámara Alta, en donde requiere del voto favorable de 33 senadores, un quórum alto que inevitablemente debe contar con el consentimiento de gran parte de la oposición y el oficialismo. En caso de que se rechace el nombre de Morales, la Corte Suprema deberá nuevamente proponer una lista de cinco nombres de candidatos, reemplazando al postulante rechazado por un(a) nuevo(a).

La reprimenda socialista

Pero esta vez las palabras del senador por Los Lagos no pasaron por alto en la dirigencia socialista. La mañana de este miércoles, Paulina Vodanovic anunció que “ha llegado el momento de que el Tribunal Supremo del partido conozca de las conductas constantes de ataque personal a distintas personas en la política por parte del senador Espinoza”. La jefa de partido criticó que “siendo un parlamentario que lleva tantos años en el Congreso, debiera conocer que el Ejecutivo es un órgano colegislador, por lo tanto, la presencia de las ministras y de los ministros es algo habitual”.

La líder del PS dijo que “malamente se puede hablar de lobby cuando son los senadores los que tienen la facultad de votar hoy la designación del candidato que se propuso, que no es el candidato del gobierno, es uno de los candidatos que vino en la quina y es el candidato que el Presidente de la República le propone al Senado”. En esa línea, sostuvo que le parece una “falta de respeto a la política, no se puede tolerar y tal como hemos sido críticos de Gonzalo de la Carrera y de otros diputados o parlamentarios que faltan el respeto, hoy también lo decimos, y le pido a nombre de la mesa del Partido Socialista de Chile excusas públicas a la ministra Carolina Tohá y a la ministra Ana Lya Uriarte”.

“Las discusiones pueden ser en torno a las ideas, pero nunca descalificaciones personales y esto ya está pasando los límites”, finalizó. Más tarde, la timonel socialista precisó que se comunicó con el parlamentario y le “hizo ver la inconveniencia” de sus dichos. Según ella misma confirmó, también acordarán reuniones con las ministras aludidas en los próximos días.

Sin embargo, la réplica no quedó hasta ahí. La mesa del PS emitió una declaración pública en la cual aseguraron que “las imputaciones” contra Tohá y Lya Uriarte “carecen de todo fundamento, pues su presencia en el Congreso Nacional obedece al ejercicio de sus funciones”.

Por último, recalcan que “resultan completamente ajenas a la política del PS, tanto en su forma agraviante y descomedida, como en su contenido que violenta la dignidad y honra de las ministras afectadas, frente a lo cual manifestamos nuestro desacuerdo”.

Que esta vez Vodanovic respondiera con dureza a Espinoza no fue casual. Incluso en intercambios previos del senador con personeros de gobierno, la timonel PS había defendido que sus críticas respondían a diferencias “políticas”. Sin embargo, fuentes del PS aseguran que la ministra Uriarte transmitió su molestia a la directiva del partido. Vodanovic, cercana a ella, definió salir a responder. “Los dichos del senador son total y absolutamente impropios desde todo punto de vista y no seguiré hablando de ese tema, realmente no amerita”, señaló la titular de la Segpres durante la tarde de este miércoles.

Pero Espinoza no dio pie atrás en sus dichos y reiteró que “no me arrepiento, soy de una sola palabra, vuelvo a repetir lo que dije el día de ayer: no es bueno que se haga un lobby tan descarado (...). La presidenta del partido dice una cosa en privado, y otra cosa en público. A mí en la mañana me dijo que esto había quedado solucionado y después aparece una declaración (...). Me defenderé y demostraré ante el TS que hablar libremente en este país es un derecho”, concluyó.

Entre sus pares socialistas que se refirieron al hecho, el senador Alfonso de Urresti tomó distancia de la idea de pasar al legislador a la máxima instancia de conducta del partido. “Los problemas políticos se resuelven con más política, el tribunal supremo es la última instancia (...). No comparto, como vicepresidente del partido no estoy de acuerdo con mensajes por la prensa”, recalcó. Gastón Saavedra, en tanto, recalcó que es una situación que debe resolverse conversando en calle Paris -haciendo alusión a la sede socialista- y Juan Luis Castro defendió que “el senador Espinoza ha sido un hombre que va de frente, a veces puede ser interpretado de distintas maneras, pero ha sido leal al gobierno (...)”.

Denuncias ante el TS

Esta no es primera vez que se habla de derivar actuaciones de Espinoza al Tribunal Supremo. El pasado 14 de septiembre, un grupo de 40 militantes acusó que el legislador, de manera “sistemática y permanente”, ha hecho “uso y abuso de su condición de senador”, mostrando una “conducta caudillista, desatendiendo la fraternidad hacia militantes, dirigentes y presidenta del partido (Paulina Vodanovic)”.

Con todo, solicitaron que el Tribunal Supremo del PS evaluara una sanción “para el propósito señalado”, ya sea una “amonestación, suspensión o expulsión”.

Una de las publicaciones por las que fue denunciado Espinoza se remonta al 4 de septiembre, en el marco de los resultados del plebiscito, que daban cuenta de una imponente tendencia en favor del Rechazo.

“Lo único positivo de esto es que ojalá Gabriel Boric haga cambios de ministros y seremis que nadie conoce y que han sido un desastre; que los convencionales le pidan perdón a Chile y que la presidenta del Partido Socialista restituya las medallas de nuestro líder Salvador Allende otorgadas a convencionales”, escribió aquella vez el senador.

Votos para Morales

Por otra parte, Morales no genera acuerdo dentro del oficialismo. De hecho, las primeras reacciones de senadores oficialistas eran de cautela y de distancia respecto de la propuesta de Boric, a quien -según señalan- se le cuestiona su rol como fiscal en el caso Cascadas y en el juicio por la colusión de las farmacias, que terminó en una suspensión condicional con “clases de ética” para los ejecutivos de las empresas implicadas.

En la bancada del PS, que tiene siete senadores, hasta ayer martes al mediodía había tres votos firmes para Morales básicamente por compromiso con el gobierno: José Miguel Insulza, Juan Luis Castro y Álvaro Elizalde. Los otros senadores socialistas están en suspenso: Fidel Espinoza, Alfonso de Urresti, Gastón Saavedra e Isabel Allende.

Lee más en La Tercera:

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La empresa italiana 3D WASP, diseñó una casa experimental autosuficiente y sostenible que además incluye paneles solares y sistemas de recolección de lluvia para regar.