Izquierda chilena acusa "golpe de Estado" en Bolivia y cuestiona rol de Fuerzas Armadas

Evo Morales

Desde el Frente Amplio hasta el PPD, los principales movimientos y colectividades reaccionaron lamentando el escenario que terminó con la renuncia de Evo Morales.




No hubo matices. Desde el Frente Amplio hasta el PPD, la izquierda chilena reaccionó este domingo tras la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia cuestionando lo que calificó como un "golpe de Estado", poniendo el peso en las declaraciones de las Fuerzas Armadas y llamando a realizar con rapidez nuevas elecciones.

Por ejemplo, el senador PS y exsecretario general de la OEA, José Miguel Insulza, recordó que tuvo duros roces con Morales, pero fue enfático en su análisis. "La renuncia tiene por objeto impedir el derramamiento de sangre. Pero este es un golpe de Estado por donde se le mire", señaló en Twitter. En una línea similar, el excanciller y presidente del PPD Heraldo Muñoz planteó que "es una modalidad de golpe, es muy deplorable. Una mala señal para Bolivia y la región".

Tanto el Partido Socialista como el Partido Comunista reacionaron con sendos comunicados. "Condenamos el golpe de Estado que realizaron las Fuerzas Armadas de Bolivia", planteaba el primer punto de la declaración del PS, mientras que la cuenta oficial del PC en Twitter manifestó que "instamos a organismos de DD.HH. y a las naciones democráticas a proteger la vida u derechos de las personas partidarias de Evo Morales, militantes de partidos y organizaciones sociales, ante la represión de policías y militares golpistas".

Desde el Frente Amplio, el diputado de Convergencia Social Gabriel Boric planteó una postura casi idéntica. "Terrible lo de Bolivia. Los golpes de Estado y la intervención militar nunca son las soluciones a crisis institucionales", afirmó.

En el oficialismo, en tanto, hasta anoche el tema se monitoreaba con prudencia. De hecho, en las primeras horas tras la renuncia de Morales no hubo una declaración oficial del gobierno.

Una de las voces que se pronunció fue el diputado UDI Issa Kort, quien integra la comisión de RR.EE. de la Cámara Baja. "Es una decisión que obedece estrictamente a la política interna boliviana, y la postura oficial de nuestro país debiera ser de total respeto al pueblo boliviano", señaló.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.