Las íntimas disculpas de Jackson en el reencuentro del comité político ampliado

08/08/2022 COMITE POLITICO Mario Téllez / La Tercera

En la tradicional reunión de los lunes en La Moneda, el titular de la Segpres reiteró sus excusas, principalmente al Socialismo Democrático, por las declaraciones que vertió la semana pasada respecto a las generaciones anteriores. En la instancia, el secretario de Estado, según presentes, recalcó que sus dichos fueron desafortunados.


Como una costumbre, al inicio del comité político ampliado con los partidos oficialistas, la jefa de Interior, Izkia Siches -y por estos días, vicepresidenta- tomó la palabra: admitió que no había sido una buena semana.

Y es que en parte, la misma Siches había tensionado los ánimos con el Parlamento días atrás cuando en medio de la tramitación del estado de excepción en la Macrozona Sur, y mientras recalcaba a que el problema en La Araucanía no partía con la administración Boric, señaló que “en los últimos cuatro años, y esto lo quiero recalcar, porque parece que a algunos se les olvidó, se pegaron en la cabeza o realmente pareciera que todo partió desde cero, pero hubo cuatro años desde donde de 400 eventos de violencia llegamos a 1.700″.

Con el inicio de una nueva semana, parecía que el contador de “errores no forzados” del gobierno volvía a cero. Eso, hasta el martes por la noche, cuando en una entrevista por Twitch, el ministro de la Segpres, Giorgio Jackson planteó que “nuestra escala de valores y principios en torno a la política no solo dista del gobierno anterior, sino que frente a una generación que nos antecedió que podía estar identificada con el mismo rango de espectro político, como la centro izquierda y la izquierda, yo creo que estamos abordando los temas con menos eufemismo y con más franqueza”.

La historia ya es conocida: el secretario de Estado reabrió una pugna generacional con la exConcertación y debió pedir excusas en el Congreso al día siguiente, tras una avalancha de críticas por parte de parlamentarios de todo el espectro político, pero principalmente de quienes habitan el Socialismo Democrático, coalición de gobierno donde conviven las excolectividades concertacionistas (PS, PPD, PR).

Este lunes, eso sí, las mismas fuentes señalan que tras la introducción de Izkia Siches, Jackson tomó la palabra. Y es que era primera vez -desde el escándalo- que se veía cara a cara con todos los timoneles: recalcó que sus dichos fueron desafortunados y miró hacia donde estaban ubicados los jefes de partido de dicha coalición: reiteró que en ningún sentido sus declaraciones eran parte de un “diseño” bien pensado.

Tras su intervención, hubo consenso en algo que ya se ha reiterado en otras evaluaciones de la semana política: dejar de cometer errores, y más aún a 26 días del plebiscito del 4 de septiembre. Ya con el episodio Jackson cerrado, no hubo disposición en la reunión para discutir sobre el acuerdo que por estos días se fragua en los partidos oficialistas para consensuar modificaciones, reformas o leyes de implementación para la nueva Carta Fundamental (si esta es aprobada).

Y es que más que una disposición, también existió coincidencia en que ese no era el espacio pues la conversación está radicada en las dirigencias de los partidos.

Además, y a raíz del mismo episodio Jackson, las confianzas del comité político ampliado siguen resentidas. Esto, porque el mismo día del escándalo, a, La Tercera publicó un mensaje enviado por Siches al chat que comparten quienes asisten a las reuniones de los lunes. “Estamos en el ojo del huracán, buscarán cualquier cosa para hacernos pelear”, planteó la jefa de gabinete, pidiendo no salir a comentar el tema.

Ahí, señalan quienes acudieron a la cita en Palacio, la ministra de la Mujer, Antonia Orellana, volvió hacer énfasis en el flanco de las filtraciones, recalcando que perjudican los espacios políticos como ese. El presidente del PL, Patricio Morales, coincidió en que La Moneda no era el espacio para discutir el eventual acuerdo de los partidos, aunque remarcó que es ingenuo pensar que no existirán otros episodios así durante el gobierno.

En todo caso, la ministra vocera de gobierno, Camila Vallejo, aprovechó de precisar un punto durante la cita: que el titular de la Segpres -quien, el lunes de la semana pasada había asumido un rol de coordinador para las propuestas del oficialismo en el marco de un eventual acuerdo, el que, tras la polémica, fue puesto en duda por el propio Presidente Gabriel Boric-, recibirá todas las iniciativas de modificación, ya sean del oficialismo o de la oposición.

La aclaración de la secretaria de Estado ocurrió luego del requerimiento de personeros de la DC en la Contraloría, que pidieron que el organismo se pronuncie por el rol que estaba asumiendo Jackson en esas tratativas, argumentando que estaría favoreciendo al Apruebo.

“Una cosa son las responsabilidades que tiene Segpres como ministerio que tramita leyes y reformas constitucionales, que esa es por ley su mandato, y que está recepcionando todas las propuestas que se quieran hacer llegar desde el oficialismo o desde la oposición (...). Las conversaciones que orientan a acuerdos y eso le corresponde a los partidos”, dijo Vallejo, posteriormente, en su tradicional vocería de los lunes.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

"Respetando su condición, usted no puede exigir su derecho a abortar porque jamás podrá abortar y tampoco puede exigir su derecho a menstruar” le dijo el diputado a la parlamentaria de Comunes.