Lavín: “No hay posibilidad de construir un proyecto de mayoría desde el Rechazo”

El alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín. Foto: Patricio Fuentes Y. / La Tercera.

El alcalde de Las Condes destinó ayer y hoy sendas conversaciones con núcleos duros de la UDI y el gremialismo, semanas después de que se le criticaran sus últimas intervenciones.Ayer, en un webinar de la Fundación Jaime Guzmán, se explayó en detalle sobre las razones de su Apruebo y la necesidad de un “gobierno de convivencia nacional”.




Son dos tandas. La primera fue a las 18:00 de ayer y, la segunda, a las 20:00 de hoy. La primera fue un nuevo capítulo del Taller de Coyuntura de la Fundación Jaime Guzmán (FJG) -histórica formadora de cuadros gremialistas- titulada “Desafíos políticos para el Chile de hoy”. La segunda, un zoom llamado “Hablemos de política con...” convocado por la Juventud de la UDI. En ambas, el artista principal fue y será Joaquín Lavín.

Dicen que en los dos casos lo invitaron, que él no se ofreció. La foto innegable es que el alcalde de Las Condes tuvo y tiene buenas razones para invertir tiempo hablándole a parte de las raíces de su partido, desde donde han criticado sus últimas intervenciones. Y eso fue lo que hizo ayer ante la FJG, donde explicó en detalle sus razones para estar por el Apruebo este 25 de octubre, los alcances de su propuesta de un “gobierno de convivencia nacional” y su “sueño de país para la clase media”. Ello, frente a un público que le espetó el hecho de haberse definido como “socialdemócrata” y ante el cual Lavín no dudó en hablar de “nuestras ideas” y de mencionar su cercanía con dos figuras ancla del gremialismo: Miguel Kast y Jaime Guzmán.

Apoyado en un powerpoint titulado “Un punto de partida: Chile necesita un gobierno de transformación”, el alcalde hizo un largo relato de su diagnóstico político.

“Chile necesita un gobierno de transformación, capaz de hacer cambios. Los últimos gobiernos, entre ellos los de la Presidenta Bachelet y el Presidente Piñera, han sido más bien de administración, no han tenido mayorías para llevar adelante lo que ellos querían o lo que Chile necesita (...) y fue acumulando un conjunto de temas profundos pendientes”, partió diciendo. “En parte, esto ha sido un poco culpa de nuestro sector, que ha tenido muchas veces una vocación de dique, de tratar de contener los cambios. Y la verdad es que eso no es lo correcto”, agregó. “Hemos llegado a esto por lo que ha vivido Chile, que es fruto del éxito del modelo, no de su fracaso. Acá se habla de que el sistema neoliberal fracasó... no, aquí hay un modelo que permitió el crecimiento de Chile. Hoy, más que dedicarse a defender lo existente, debemos dedicarnos a construir el futuro”, dijo Lavín.

¿Por qué aprueba? “Porque simboliza que pasamos a una nueva etapa de vida del país que da cuenta de una nueva realidad”, afirmó. “No hay posibilidad de construir un proyecto de mayoría desde el Rechazo. El Apruebo, más allá de la Constitución misma, significa decirle a los chilenos ‘ok, entendimos, quieren que Chile sea diferente, que el modelo de desarrollo no sea exactamente el mismo de ahora’. El Apruebo significa tener en cuenta eso y sumarse a ese proyecto de mayoría”.

“Tenemos en esto una oportunidad grande porque el próximo gobierno va a ser fundacional y va a tener que poner en marcha la nueva Constitución”, explicó. “Mi invitación es a mirar el escenario con optimismo. Los cambios vienen sí o sí, el punto es cuáles cambios, el dique no va a servir, y tenemos que ser protagonistas de esos cambios”.

En la etapa de las preguntas, consultado por la desafección que ocasionó en algunos sectores el hecho de que esté por el Apruebo y que se tildara de “socialdemócrata”, Lavín acudió a las figuras de Kast y Guzmán, aseverando que éste último “tenía el sueño de partir de ser un partido chico e influyente para terminar siendo un partido de mayoría (...) Hoy hay nuevamente un espacio importante para volver a ser un proyecto de mayoría. No hablo de la UDI sino de una coalición. Y ese espacio tan importante es el mundo de la socialdemocracia entendida en el sentido de personas que son moderadas, que creen en los cambios graduales, en un rol más activo del Estado(...) No estoy dejando de ser lo que soy”.

Por último, consultado si será candidato a La Moneda, contestó: “No he decidido eso (...) Ya fui candidato presidencial, y para poner en el currículum que volví a ser candidato, incluso si ganara, que fui Presidente, no me interesa si no es para hacer esto. Creo que ningún Presidente, si no es en un gobierno de convivencia nacional va a poder gobernar (...) Yo lo despersonalizo”.

¿Por qué se está preocupando de hablarle a las bases gremialistas y de la UDI? En el lavinismo tienen una o dos explicaciones, sobre todo cuando estaba dando la señal de que va tras el centro y lejos de la derecha puradura. Una de las razones del alcalde -según su gente- es que dado todo lo anterior, y especialmente el ruido que intenta instalar José Antonio Kast, es que quiere que el público “lo escuche en primera persona, no por interpretaciones, no por lo que dicen que dijo, ni por otras voces”.

Otra versión dice que no es tanto por el exUDI sino porque él quiere “que se le entienda muy bien su mensaje”.

Su franja online en 15 días

Todo esto está sucediendo mientras Lavín se prepara -en paralelo- para lanzar su propia franja digital por el Apruebo en unos 15 días más, justo cuando comience a emitirse en televisión la franja oficial. El alcalde quedó fuera de ésta luego de que su propio partido le dijera -tras tensas negociaciones con la directiva- que no podía estar llamando a votar Apruebo en el espacio de un partido que está por el Rechazo.

En la esquina lavinista dicen que están viendo detalles, produciendo los videos y clips y calibrando cómo lo desplegarán. En borrador, la idea es que el alcalde inaugure su propia franja (en rigor, describen esto como una serie de entregas audiovisuales) en sus redes sociales. A éstas se sumaría un canal de Youtube, vehículo que está usando Longueira.

Comenta