Marginación de Evópoli de encuentros con Eduardo Bolsonaro reflota diferencias con Chile Vamos

El hijo del presidente electo de Brasil arribó a Chile esta mañana, donde fue recibido por la presidenta de la UDI, Jaqueline van Rysselberghe. Además, sostendrá una serie de encuentros con autoridades de Chile Vamos en las que no tiene contemplado participar el partido de Hernán Larraín Matte.


Este jueves aterrizó en Chile el diputado brasileño Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente electo de dicho país, Jair Bolsonaro. El parlamentario agendó una serie de actividades en nuestro país, incluyendo una actividad con legisladores del oficialismo -que se está efectuando esta tarde- y un almuerzo para el viernes a mediodía con los timoneles de los partidos de la coalición gobernante, Chile Vamos: la UDI, RN, Evópoli y el PRI Demócrata.

Mientras la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, acudió al aeropuerto a recibir a la autoridad carioca -reflejando la cercanía política con los Bolsonaro-, tanto los parlamentarios como los miembros de la directiva de Evópoli se restaran de ambos encuentros.

Y es que la figura del presidente electo genera divisiones al interior de la coalición. Mientras la timonel UDI -que apuesta por la reelección- viajó en octubre a dar su apoyo a Bolsonaro y algunos diputados RN le enviaron una carta al entonces abanderado, la máxima autoridad de Evópoli aseguraba por esa misma fecha que su partido tomaría “una cierta distancia” con el político y militar brasileño.

De hecho, parlamentarios de Evópoli también se restaron de la cita que el hijo del Mandatario Brasileño sostiene con diputados de la UDI y RN durante esta tarde.

A la baja de este partido se suma el PRI Demócrata, pese a que por problemas de agenda no podían asistir a la cena con los timoneles de partido y Eduardo Bolsonaro.

Bajo ese contexto, la visita de Eduardo Bolsonaro vino a reflotar los episodios de distancia que el partido de Larraín Matte -colectividad que esta semana cumplió seis años y que tiene un perfil menos conservador que la UDI y RN- ha marcado con sus socios de coalición y que se aprecian en una serie de hitos, además del almuerzo de hoy jueves.

Agenda valórica

Las diferencias más marcadas han estado en los denominados temas valórico, incluso desde antes de que Sebastián Piñera llegara a La Moneda. De hecho, nada más llegar al gobierno, Evópoli marcó posición en un proyecto que terminaría siendo emblemático: la Ley de Identidad de Género, rechazada por la mayoría de la UDI y por los sectores más conservadores de RN.

“Que el mundo conservador respete y valore a quienes pensamos distinto”, decía en abril el senador de Evópoli Felipe Kast, referente del partido, sobre las críticas que recibía desde otros sectores del oficialismo.

Desde la colectividad también han planteado su acuerdo con permitir el matrimonio igualitario, algo que es rechazado desde otros partidos de la coalición.

Nepotismo

Uno de los públicos desacuerdos se produjo cuando desde Evópoli se promovió un proyecto por nepotismo. Aunque en un comienzo la iniciativa contó con el apoyo de RN, luego se generaron duros cuestionamientos respecto a la fecha en que éste se ingresaría al Parlamento, considerando que coincidía con la polémica por la caída en la designación del hermano del Presidente Sebastián Piñera como embajador de Argentina.

“No es el momento oportuno. Este tipo de proyectos no se ingresan al calor de las polémicas. Son proyectos que hay que tomar en serio, por lo tanto, revisarlos con calma. Creo que Evópoli cometió un error”, declaró en esa oportunidad el timonel RN, Mario Desbordes.

La iniciativa, propuesta por el senador Felipe Kast, -quien es visto como carta presidencial en la colectividad-, también generó la molestia y el rechazo por parte de la UDI. La senadora Van Rysselberghe, de hecho, calificó la medida como “oportunista”. “Los partidos de Chile Vamos tenemos que ser leales entre nosotros y también con el gobierno”, afirmó en ese entonces la presidenta.

Mauricio Rojas

Otro caso que causó conflicto al interior del conglomerado fue el de Mauricio Rojas. Los dichos del exministro  asegurando que el Museo de la Memoria “más que un museo se trata de un montaje cuyo propósito que sin duda logra, es impactar al espectador dejarlo atónito, impedirle razonar”, no solo le costaron el cargo al escritor, sino que generaron también molestia en Evópoli y roces con sus socios.

“En Evópoli creemos que los Derechos Humanos no son un patrimonio de izquierdas o de derechas, sino que un objetivo y un desafío constante en torno a los ideales universales de dignidad de todo ser humano (…). Por ello, rechazamos las declaraciones que en el pasado hiciera el actual ministro de Cultura, Mauricio Rojas, en las que se refiere al Museo de la Memoria como un “montaje” y valoramos que se haya retractado de sus dichos”, indicaron en un comunicado un día antes de que Rojas renunciara.

Al día siguiente de la declaración, los timoneles de RN y la UDI cuestionaron duramente el contenido de la misiva, acusando una “falta de prudencia” de Evópoli por sus criticas a través “de la prensa”. “Evópoli, cada vez que tiene que hacer un punto diferenciándose en negativo de Chile Vamos, lo hace, y eso es algo que incomoda”, acusó posteriormente Desbordes.

Por esos días, en las cúpulas de Renovación Nacional y del gremialismo acusaban internamente a Evópoli de sacar “rédito” distanciándose en ciertas materias,  mientras los otros partidos debían pagar el costos de alinearse públicamente con La Moneda.

La Araucanía

La muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca el pasado 14 de noviembre significó un  duro golpe para la agenda del gobierno, pero también tensionó las filas de Chile Vamos.

En un principio, los tres grandes partidos de la coalición mantuvieron un discurso común para respaldar al gobierno, lo que se terminó luego de la renuncia del entonces intendente de la Araucanía, Luis Mayol (RN) .

El diputado Evópoli por la Novena Región, Andrés Molina, pidió a Mayol realizar un mea culpa a raíz de las primeras declaraciones que entregó luego de la muerte de Catrillanca, lo que generó molestia en Renovación Nacional, donde algunos sectores -incluyendo a los diputados de la zona- han apoyado una candidatura de Mayol para gobernador regional en 2020.

A esto se sumó la disputa por el reemplazante de Mayol. En el sector aseguran que el partido de Larraín Matte buscaba instalar al ex director de Conadi, Jaime Retamal como intendente. Piñera finalmente optó por nombrar al independiente Jorge Atton en el cargo, quien se desempeñaba hasta entonces como asesor en ciberseguridad del gobierno.

Las disputas no acabaron ahí. Los roces entre RN y Evópoli se agudizaron luego de que el diputado Molina diera a conocer una reunión de Atton con parlamentarios de la zona, lo que molestó al diputado RN Miguel Mellado.

“El dolor de no tener a (Jorge) Retamal en la intendencia parece que es muy grande, por eso ellos tratan de hacerle daño al intendente nuevo (…). Me interesa que Evópoli haga buena política, porque hasta el momento son niñitos bien, niñitos que sonríen muy bien, pero que por detrás hacen una política que no es buena para La Araucanía y la política en general”, criticó Mellado apuntando al diputado Molina y a su partido.

#Tags


Seguir leyendo