Piñera apuesta a una “nueva etapa” y pide lista unitaria para convención

El encuentro del oficialismo realizado ayer en la tarde. Foto: Agenciauno

Mandatario encabezó ayer tres reuniones para instar a la unidad del sector, pidió reforzar la idea de que el gobierno se mantiene vigente e influenciar en los contenidos para una nueva Constitución.




Que hubiese una puesta de escena de unidad perfecta. Ese era el objetivo del Presidente Sebastián Piñera luego del plebiscito. Esto, en un escenario en que la coalición estaba dividida en la materia, tanto al interior de La Moneda como en Chile Vamos.

En ese sentido, en Palacio saben que no será fácil aunar al bloque, sobre todo porque los parlamentarios y autoridades que apoyaban el Rechazo quedaron muy resentidos. Y que, por lo mismo, dicen en La Moneda, Piñera tendrá que jugar un papel crucial como líder de la coalición en un escenario en que el rol que tome -en lo que le resta de su gobierno- genera dudas en el oficialismo.

Las primeras señales de este ambiente se evidenciaron el domingo, cuando se comenzaron a conocer los resultados. En esos momentos, parlamentarios del Apruebo de RN, entre ellos, el diputado Jorge Durán, comenzaron a llamar a sus pares que estaban por el Rechazo, como Tomás Fuentes, entre otros, para que se fueran al hotel donde estaban siguiendo el proceso. La respuesta fue negativa y no quisieron sumarse. Y para ayer, algunos dirigentes del bloque transmitían lo mismo: que no tenían mucho ánimo de ir a la actividad que había organizado Presidencia y los dirigentes de Chile Vamos, que se realizó a partir de las 19.30.

Así, algunos ministros del comité político -particularmente, el titular de la Segegob, Jaime Bellolio- contactaron a algunos jefes de bancada para evitar un fracaso de la puesta en escena. Sin embargo, algunos en el sector creen que no es suficiente una puesta en escena para “sanar las heridas” de la coalición. De hecho, el jefe de bancada de RN, Sebastián Torrealba, envió un mensaje de WhatsApp a los timoneles de los partidos y a Piñera instando a hacer una reflexión más de fondo y convocar a un cónclave. En La Moneda también ven esa idea como una alternativa.

En el encuentro de ayer, en tanto, Piñera dijo ante los ministros y dirigentes de Chile Vamos que “el camino del Apruebo y Rechazo dividió a Chile Vamos y unió a la oposición”, junto con señalar que el contenido constitucional probablemente “dividirá” a la centroizquierda. En este marco, apuntó a que “hoy se inicia una nueva etapa” y llamó directamente a la articulación para la elección de constituyentes y los siguientes desafíos electorales. “Tenemos que enfrentar con una lista única la elección de constituyentes, de diputados y de senadores. Y, por supuesto, con un candidato único la elección de alcaldes, de gobernadores y de Presidente”, dijo. Además, reiteró los principios que debieran, a su juicio, estar en una Constitución, agregando un elemento nuevo. “Que se reconozca el orden publico y seguridad ciudadana como parte de la democracia”, comentó.

En el gobierno afirman que la apuesta del Jefe de Estado es tener un rol protagónico en lo que le resta de su mandato y que, entre sus preocupaciones, está salir con éxito de la pandemia, también en materia económica, y que Chile Vamos tenga buenos candidatos para la convención. Sobre esto, el desafío para el bloque será lograr, justamente, una lista única de candidatos y sellar un acuerdo con el Partido Republicano de José Antonio Kast, para lo que varios dirigentes oficialistas hicieron públicos llamados el domingo y ayer.

En paralelo, en un escenario en que la oposición ha comenzado a transmitir que comienza el denominado síndrome del “pato cojo” y que al Mandatario le queda solo administrar, en La Moneda destacan que el estilo de la personalidad de Piñera no es mantenerse replegado. Y, por lo mismo, el domingo optó por realizar un discurso de manera inmediata, ayer llegó temprano a La Moneda para reunirse con su comité político y, a partir del mediodía, encabezó un consejo de gabinete.

En esa última cita, abordó el término del “pato cojo” e instó a sus ministros a reforzar que el gobierno continúa. De todas formas, el canciller Andrés Allamand advirtió que la oposición iba a intentar instalar que con el resultado del plebiscito se ponía término al gobierno.

Así, el Mandatario reforzó que deben continuar con la hoja de ruta, salir de la pandemia, enfocarse en la reactivación económica y sacar adelante algunos proyectos, entre ellos, el de pensiones.

En ese encuentro, además, Piñera nuevamente mencionó su décalogo de contenidos -y les pasó una carpeta a los secretarios de Estado-, como una base para la discusión de la nueva Carta Magna. Además, reforzó que el gobierno y los ministros tenían que influir en ese debate y no mantenerse al margen. En ese sentido, según varios ministros, transmitió que podrán hacer propuestas en la materia. Y en La Moneda afirman que se evalúa crear una instancia especial al respecto.

En el Ejecutivo hay quienes sostienen que a Piñera le juega a favor que el proceso eleccionario se haya llevado “con éxito”. Eso le permitirá, dicen las mismas fuentes, capitalizar el plebiscito. De hecho, este fue un punto que conversaron ayer en el consejo de gabinete, en el que Piñera realizó un positivo análisis de la jornada. Y, tras esa cita, ministros del comité político destacaron ese punto. Bellolio, además, añadió que “tenemos ahora un rol en el proceso constituyente y tampoco somos neutrales respecto a los contenidos constitucionales”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.