Las gasolinas rompen récords semana a semana mientras el petróleo trepa a máximos de siete años, con proyecciones de US$ 100 por barril

Bencinas-vuelven-a-baj-3994853.jpg

Según la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), el litro ha subido durante 21 semanas consecutivas, periodo en el que ya acumula un incremento de $ 112.




Todo parece indicar que las presiones inflacionarias seguirán incomodando a la economía chilena, ejerciendo más presión sobre el Banco Central y la política monetaria. Esto porque los combustibles, uno de los productos más relevantes de la canasta, no paran de subir y se ve poco probable un cambio de tendencia en el corto y mediano plazo.

El precio de las gasolinas rompe récords semana a semana. De acuerdo a la Comisión Nacional de Energía (CNE), el precio promedio en la Región Metropolitana ya está en unos inéditos $ 1019. Según la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), el litro ha subido durante 21 semanas consecutivas, periodo en el que ya acumula un incremento de $ 112.

Pero no solamente suben las bencinas, sino también el gas. Este hidrocarburo ha seguido la misma tendencia de las bencinas y del mismo modo se ubica en máximos históricos en Chile.

Bencinas llegan a máximos históricos
El litro de bencina supera los $ 1.000 en Punta Arenas

Detrás de estas alzas están el nivel del dólar, que supera la barrera de los $ 800 desde septiembre del año pasado y, por supuesto, el precio del petróleo que no para de subir y alcanzan máximos de siete años.

El barril WTI, de referencia para Chile, se cotiza en US$ 85,03, su mayor nivel desde octubre 2014, mientras que el Brent de referencia para Europa tiene un precio de US$ 87,38 el barril, mayor nivel desde 13 de octubre 2014.

El incremento del valor del crudo, que este año ya han subido 10%, tiene como telón de fondo las interrupciones del suministro en la zona del Golfo Pérsico después de que los hutíes de Yemen atacaron a Emiratos Árabes Unidos, intensificando las hostilidades entre el grupo alineado con Irán y una coalición liderada por Arabia Saudita, reportó Reuters.

A esto se suma el bajo nivel de inventarios del denominado oro negro, una situación que ampara las proyecciones respecto a que los precios deberían seguir subiendo en las próximas semanas.

“El consenso es que la situación no mejorará en un futuro previsible y el crecimiento de la demanda de petróleo junto con las limitaciones de la oferta está conduciendo inevitablemente a un equilibrio petrolero más ajustado”, dijo Tamas Varga, analista de PVM.

El petróleo está en máximos desde 2014

El operador de petróleo independiente más grande del mundo dijo que los precios del crudo podrían aumentar aún más debido a la escasez de suministros.

“Estos precios están justificados”, dijo Mike Muller, jefe en Asia de Vitol Group, el operador de petróleo independiente más grande del mundo. “El fuerte backwardation está muy justificado”, señaló, refiriéndose a un patrón alcista en el que los futuros a corto plazo son más caros que los futuros de plazos posteriores.

De acuerdo al experto que habló con Bloomberg, aunque los precios del gas natural han subido lo suficiente como para que algunos usuarios industriales, incluso en Pakistán y Europa, reduzcan el consumo, el mercado del petróleo no ha llegado a ese punto.

Petróleo a US$ 100

Pero hay más. De acuerdo a Goldman Sachs, el precio del barril llegará a los US$ 100 este año. La institución espera que el valor del Brent llegue a los US$ 90 por barril en el primer trimestre de 2022, US$ 95 en el segundo trimestre y US$ 100 en los últimos dos trimestres.

Adicionalmente, la entidad corrigió al alza su cálculo para los precios del Brent para 2022 y 2023 a US$ 96 y US$ 105 por barril, desde US$ 81 y US$ 85 por barril, respectivamente.

“Es importante destacar que no estamos pronosticando que el Brent cotizará por encima de los 100 dólares por barril debido a que nos quedaremos sin petróleo, ya que los recursos de esquisto aún son grandes y elásticos”, agregó Goldman.

FILE PHOTO: The logo for Goldman Sachs is seen on the trading floor at the New York Stock Exchange (NYSE) in New York City, New York, U.S., November 17, 2021. REUTERS/Andrew Kelly/File Photo

En octubre del año pasado, JP Morgan tampoco había descartado que el barril, trepara hasta los US$ 100 y afirmó que “el superciclo está en marcha”.

Bajo esa lógica las perspectivas para Chile no soy demasiado halagüeñas. Hay que recordar que el país importa más del 90% del crudo que consume y ha destinado muchos recursos para frenar el impacto del alza en Chile, básicamente a través del Mecanismo de Estabilización del precio de los Combustibles (Mepco).

Según cálculos de Luis Gonzales, coordinador Económico de Cambio Climático, Energía y Medio Ambiente de Clapes UC, el año pasado, el Mepco tuvo un comportamiento “sin precedentes desde agosto de 2014, fecha de su creación″.

Esto porque todas las semanas del 2021 operó con subsidios ya sea por las variaciones de los precios internacionales de petróleo, el tipo de cambio o la acumulación del traspaso de pesos”.

Por esta razón, el investigador de Clapes estima que el fisco “gastó unos US$600 millones en 2021 en la parte variable del impuesto en el que opera el Mepco sobre el Impuesto Específico a los Combustibles, donde los recursos fueron principalmente destinados en un 70% para los precios de las gasolinas y 30% para el diésel”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.