Mejora en expectativas de crecimiento y resultados de empresas sobre lo esperado impulsaron más de 17% a las acciones chilenas

El ETF IT NOW IPSA anotó flujos por US$32 millones la semana pasada.

En el primer trimestre de 2020, el IPSA cerró con un desplome de 25,32% en el inicio de la pandemia.




Este miércoles las acciones globales operaron mayoritariamente a la baja, con la excepción de algunos indicadores de Wall Street.

Esto mientras los inversionistas esperaban los detalles del enorme plan de infraestructuras del Presidente Joe Biden. El paquete de entre US$3 y US$4 billones se destinará a proyectos como carreteras y puentes, pero también a inversiones en el mercado de vehículos eléctricos.

A nivel local, la Bolsa de Santiago cortó una racha de tres días consecutivos de ganancias y el IPSA, su principal indicador, cayó 0,61% hasta los 4.898,09 puntos.

Sin embargo, la plaza local logró cerrar el primer trimestre de 2021 en terreno positivo con un alza de 17,26%, debido a la mejora en las expectativas de crecimiento para Chile durante este año, pese al recrudecimiento de la segunda ola de la pandemia de Covid-19. Este es el mejor desempeño trimestral desde el tercer trimestre de 2010.

El gerente de Estudios de Renta4, Guillermo Araya afirmó que “este 2021 el IPSA es empujado por las expectativas de un mayor crecimiento nacional, impulsado por el crecimiento internacional, sumado a un exitoso plan de vacunación interno en proceso que hace que los inversionistas vayan incorporando estas mejoras en las expectativas, adelantándose a una recuperación más fuerte hacia el segundo semestre, a pesar que todavía estamos inmersos en el peak de la segunda ola de contagios”.

En esta línea, Araya destacó que “luego de cerrar 2020 con un PIB cayendo un 5,8%, ahora las expectativas para el crecimiento del PIB se iniciaban con una estimación entre 5,0% a 6,0% y que incluso hoy fueron reajustadas a un rango de entre 6,0% a 7,0% según el último IPoM del Banco Central de Chile, con expectativas de crecimiento para China de un 6,0% y de los principales socios comerciales de Chile de un 6,7%”.

En el primer trimestre de 2020, el IPSA cerró con un desplome de 25,32% luego de que el 18 de marzo de 2020 se decretara Estado de Excepción Constitucional y que el 25 de marzo el Ministro de Salud, Jaime Mañalich, anunciara la primera cuarentena en el país. Solo en marzo de 2020 se explicaba un ajuste de 15,41%.

Otro elemento que ha respaldado los repuntes de las acciones chilenas son los resultados corporativos del cuarto trimestre. En generla han sido mejor de lo esperado por los analistas. Al observar las 30 empresas que componen el principal índice bursátil local, el Ipsa, se observa algo similar. Las ventas subieron 1,9% interanual entre octubre y diciembre, mientras que las ganancias aumentaron 36,5%.

Así, hubo varias acciones que escalaron más de 30% en el trimestre. Salfacorp escaló 52%, Bci subió 36,6%, Vapores un 35,3%, Mall Plaza un 35%, Security 32,7% y Santander 31,9%.

Wall Street y Europa

En Wall Street el S&P 500 registró un máximo intradía impulsado por las ganancias de las acciones tecnológicas, y los tres principales índices de Wall Street anotaron su cuarta subida trimestral consecutiva.

Esto mientras los inversionistas esperaban los detalles del enorme plan de infraestructuras del Presidente Joe Biden.

El índice de referencia S&P 500 estuvo a punto de alcanzar los 4.000 puntos por primera vez con un alza de 0,36%, ya que las apuestas por un fuerte repunte económico ayudaron al mercado a superar un trimestre con un frenesí de operaciones minoristas, preocupación por la inflación, un repunte de los rendimientos y la quiebra de un fondo de cobertura estadounidense.

“La tendencia que observamos hoy es que los inversionistas vuelven a rotar hacia las empresas orientadas al crecimiento que han sido un poco golpeadas en las últimas semanas debido a la rotación hacia las acciones (que se benefician) de la reapertura económica”, dijo Michael Sheldon, director de inversiones de RDM Financial Group a Reuters.

En tanto, el Dow Jones cayó 0,26% y el Nasdaq Composite trepó 1,54%.

En el primer trimestre el Dow Jones subió alrededor de un 8%, el S&P 500 ascendió un 6% y el Nasdaq avanzó un 3%. Mientras que en marzo, el Dow Jones agregó alrededor de un 7%, el S&P 500 subió un 4% y el Nasdaq sumó sólo un 0,4%.

En el trimestre, el Nasdaq tuvo un rendimiento inferior al de los otros índices, ya que los inversionistas cambiaron los valores orientados al crecimiento por acciones infravaloradas que se espera que se beneficien de una reapertura económica.

Por otro lado, en Europa las acciones cerraron con algunas caídas tras un desplome de 30% de la compañía de reparto Deliveroo en su debut en la Bolsa de Londres.

El Euro Stoxx 50 bajó 0,18%, el FTSE 100 cayó 0,86%, el Dax se mantuvo plano y el CAC 40 perdió 0,34%.

“Deliveroo pasó del todo a la nada en un debut muy anticipado que fracasó”, dijo Russ Mould, director de inversiones en AJ Bell a Reuters. “La narrativa dio un giro hacia lo peor cuando múltiples gestores de fondos salieron a decir que no apoyarían al negocio por preocupaciones sobre sus prácticas laborales”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.