Brotes verdes: la industria y las manufacturas fulminan las expectativas y en septiembre crecen por primera vez desde marzo

La actividad minera, no obstante, volvió a caer en el noveno mes del año.




La economía chilena empieza a dar señales de recuperación, tras el oscuro periodo vivido en el segundo trimestre con caídas sin precedentes en la actividad.

Esta mañana, y minutos después de conocer las minutas del Banco Central que precisamente ve menos riesgos para la economía, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) reveló los resultados de los sectores económicos correspondientes al mes de septiembre.

En ese contexto, el Índice de Producción Industrial (IPI) mostró un crecimiento de 1,9% en el noveno mes del año, el primer registro positivo desde marzo pasado y el mejor resultado desde febrero (ver gráfico).

Además, el dato fue mucho mejor a las expectativas del mercado que esperaba una caída de 0,7%, tras la contracción de 4,7% de agosto.

Ventas del comercio minorista superan las expectativas y anotan fuerte alza impulsadas por desconfinamientos y retiro del 10% de las AFP
Mercado laboral muestra otra señal de recuperación: se crean casi 173 mil empleos y tasa de desempleo baja levemente

En donde también hubo sorpresa fue en la producción manufacturera que saltó 5,3% en septiembre frente a la proyección de Bloomberg que esperaba una caída de 2,3%, tras la dura caída de 8,2% del mes anterior. También se trata del primer crecimiento desde marzo, y el mejor resultado desde febrero.

El salto de septiembre se explica, en gran medida, por el aumento interanual de 7,7% en la elaboración de productos alimenticios. Esto último fue ocasionado, principalmente, por una mayor elaboración de carne de cerdo, fresca o refrigerada, para cubrir la demanda de fiestas patrias.

Le siguió en incidencia positiva, la elaboración de bebidas alcohólicas y no alcohólicas, como consecuencia de una mayor producción de otras bebidas calóricas no alcohólicas, para cumplir con el aumento de las solicitudes a nivel nacional.

Las malas noticias vienen de la mano de la minería. De acuerdo al INE, la producción minera se contrajo 0,8% en septiembre como consecuencia de la menor actividad registrada en dos de los tres tipos de minería que lo componen.

La minería metálica decreció 0,8%, producto de la baja de 1,2% en la extracción y procesamiento de cobre. Esto último, a raíz de una baja ley y un menor procesamiento de mineral en importantes empresas del sector.

Por último, el Índice de Producción de Electricidad, Gas y Agua disminuyó 0,5% en septiembre en doce meses, debido a que agua se contrajo 6,6%, incidiendo, a raíz de un menor suministro a todos los destinos, destacando el comercial. Por el contrario, gas aumentó 4,2%, a causa de una mayor regasificación. Distribución de gas se contrajo, a raíz de un menor suministro a los destinos comercial y otros “No clasificados previamente”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.