Conflicto portuario: empresa no se presenta a mediación y gobierno está inquieto por imagen país

Ayer los trabajadores de la empresa TPS de Valparaíso, que ya cumplen cuatro semanas en paro, sumaron el apoyo - por un par de horas- de los portuarios de Antofagasta e Iquique. Los trabajadores eventuales mañana se reunirán con el nuevo presidente (i) de EPV, Raimundo Cruzat.


Ya se cumplen cuatro semanas del paro de los trabajadores eventuales del Puerto de Valparaíso pertenecientes a la empresa Terminal Pacífico Sur (TPS) y pese a los intentos de alcanzar acuerdo entre las partes, esto no ha sido posible.

Ayer, a las 15.30 horas, la Inspección del Trabajo de Valparaíso citó a los trabajadores y la empresa para iniciar un proceso de mediación voluntaria, solicitada por los portuarios a las autoridades, y buscar algún punto de encuentro, sin embargo, los trabajadores fueron los únicos que se presentaron, por lo que se reprogramó para hoy en la tarde.

Este no es el primer intento en la búsqueda de acuerdo y donde el gobierno interviene. El 28 de noviembre pasado, los trabajadores firmaron un acuerdo con la ministra de Transportes, Gloria Hutt, para realizar una mesa de trabajo donde se pudieran llegar a soluciones, ante la demanda de precarización laboral.

La mesa debía conformarse el día 30 de noviembre, lo cual no sucedió.

Pablo Klimpel, dirigente del sindicato 1 de Estibadores de Valparaíso y vocero de los trabajadores movilizados señaló que “TPS dice que no están las condiciones para conversar, porque nosotros mantendríamos el bloqueo (para el ingreso de trabajadores contratados). Ese es un argumento falso, porque nosotros no tenemos bloqueado el terminal, porque de otra forma no podrían entrar los trabajadores contratados y los eventuales rompehuelgas, solo tenemos una paralización de faenas, nos estamos negando a trabajar. Estamos esperando las señales de la empresa para poder sentarnos a negociar”.

Con el objetivo de seguir con las tratativas y destrabar el conflicto, los trabajadores de TPS se reunirán mañana con el presidente (i) de la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV), Raimundo Cruzat.

La empresa

El gerente general de TPS, Oliver Weinreich, a través de un comunicado señaló que “desde el primer día hemos señalado como condición básica para un acercamiento el término del bloqueo ilegal de los accesos, los actos de violencia y las amenazas.

Hoy lunes en la mañana hemos visto señales en esa línea, que de mantenerse posibilitarían un encuentro con los presidentes de los sindicatos”.

El comunicado, además, señala que en la madrugada del domingo, un grupo de encapuchados apedreó una de las furgonetas que trasladaba a trabajadores portuarios que concurrían a realizar sus labores a pesar del bloqueo que afecta al puerto.

Este hecho habría generado que ayer la empresa no se presentara a la mediación voluntaria, aunque al interior de la firma indican que no quieren una intervención de la Dirección del Trabajo, dado que no es un conflicto laboral regulado.

La preocupación del gobierno. Ante la extensión de este conflicto, el gobierno salió a mostrar su preocupación por los daños colaterales que puede provocar.

En ese sentido, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, señaló que “este es un tema que sin duda ocupa al Ejecutivo, hemos estado intentando apoyar un proceso de diálogo para solucionar los problemas.

Hay que entender que aquí está en juego no solo un problema entre una empresa y sus trabajadores, por respetable que este sea, sino que para muchos más chilenos (…). Esperamos que las dificultades que han habido se puedan solucionar a la brevedad, porque estamos enfrentando urgencias en nuestro comercio exterior”.

Frente a la posibilidad de que este paro afecte al crecimiento económico, el ministro Larraín sostuvo que “esperamos que no. Tenemos a San Antonio operando normalmente y esperamos que Valparaíso pueda tener una operación completa muy pronto”.

En esta misma línea, el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, indicó que “es tremendamente importante cuidar la imagen país de Chile en el extranjero y cuando se alargan situaciones como éstas, en uno de los terminales de Valparaíso, le hacemos un daño a la imagen del país, por eso como Ministerio del Trabajo hacemos un llamado a la empresa particularmente y a los trabajadores a sentarse a conversar”.

Suman apoyos

Durante el fin de semana, portuarios de otras regiones paralizaron por un par de horas en apoyo a los trabajadores de Valparaíso. Así lo hicieron en Ventanas, Huasco, Chañaral, San Vicente, Huachipato, Penco, Lirqueno, Lirquén, Coronel y Puerto Montt.

Ayer también se sumaron a este paro de dos horas los trabajadores portuarios de Iquique y Antofagasta, por lo que no se descarta que en los próximos días este apoyo siga aumentando.

Seguir leyendo