Embajador Niu Qingbao: “Esperamos que Chile siga ofreciendo a las empresas chinas un entorno empresarial justo y abierto”

Niu Qingbao, embajador de China en Chile. Mario Tellez / La Tercera

El representante de Beijing en Santiago criticó, además, duramente las recientes declaraciones de la futura embajadora de Estados Unidos en Chile, Bernadette Meehan, sobre los riesgos de la inversión china. "No son algo nuevo las calumnias que algunas personas en Estados Unidos hacen sobre las relaciones entre China y Chile", aseguró.




El embajador de China en Santiago, Niu Qiingbao, se muestra optimista ante el nuevo panorama político en Chile. “Tras ser elegido como presidente, Gabriel Boric ha tenido buenas interacciones con la parte china”, asegura. Se refiere no sólo a las reuniones que él mismo ha mantenido con el nuevo mandatario chileno tras su elección, sino a los contactos que éste ha tenido con su par chino Xi Jinping. “(Ambos) han intercambiado cartas en las que expresan su intención de trabajar juntos para promover activamente un mayor desarrollo en la asociación estratégica integral entre China y Chile”, revela el representante diplomático de Beijing durante un encuentro telemático con la prensa en el que también analizó el actual escenario constitucional.

“China ha tomado nota que la Convención Constitucional está debatiendo propuestas para nacionalizar las empresas mineras y cancelar las inversiones en el sector”, señala. Sin embargo, “independientemente de la decisión que finalmente se adopte” en ese ámbito, asegura, su país seguirá trabajando por profundizar la relación bilateral, fortalecimiento el comercio y la inversión. En los últimos años la inversión china en el país ha venido registrando un fuerte aumento, especialmente en los sectores energéticos, minero y de infraestructura, pero, según el embajador Niu, aún queda mucho por crecer. “Hay un espacio para una activa cooperación en comunicación 5G, energía limpia, ciudades inteligentes y otras áreas”, sostiene.

Por eso, mira con especial atención el actual panorama político en el país. Al ser consultado sobre las señales dadas por las nuevas autoridades en referencia a la creación de una Empresa Nacional del Litio o la eventual revisión de los tratados comerciales, insiste que “el nuevo gobierno ha subrayado en repetidas ocasiones que le da la bienvenida a la inversión extranjera y que le proporcionará protecciones legales”. “Me reuní personalmente con el presidente Boric tras su elección y me complace saber que concede gran importancia a las relaciones con China y se comprometió a reforzar los intercambios entre ambas partes”, preciso.

Para el representante chino en Chile, “una de las principales razones por las que Chile ha superado los factores geográficos y otros puntos desfavorables para liderar el desarrollo de la región es que siempre ha sido abierto e inclusivo, proporcionando un buen entorno empresarial a las empresas extranjeras”. Por eso, confía que ese clima se mantenga. “Según mi conocimiento, las empresas chinas son muy optimistas sobre las perspectivas de desarrollo y el entorno de inversión de Chile y están dispuesta a explorar activamente oportunidades de inversión”, asegura y precisa que su país “espera que la parte chilena siga proporcionando a las empresas chinas un entorno empresarial justo y abierto”.

Futura embajadora de EEUU

Niu Qingbao no ahorró, por otra parte, críticas contra las recientes declaraciones de Bernadette Meehan, la embajadora de Estados Unidos en Chile nominada por el presidente Joe Biden. Durante su audiencia de confirmación en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de ese país, la representante diplomática estadounidense aseguró que una de sus misiones en Chile, de ser ratificada en el cargo, será advertir sobre los riesgos de las inversiones chinas. “Pienso abordar este tema atentamente de varias maneras”, señaló, agregando que “las inversiones que pueden parecer convenientes al principio pueden terminar siendo extremadamente costosas si comprometen la seguridad nacional”, en clara referencia a la presencia china en Chile.

Bernadette Meehan

Frente a ello, el embajador aseguro que “no son algo nuevo las calumnias que algunas personas en Estados Unidos hacen sobre las relaciones entre China y Chile”. “Estados Unidos siempre intenta”, según él, “imponer sus propios intereses sobre los otros y si bien la señora Meehan dice que está preocupada por la amenaza que está enfrentado la seguridad nacional de Chile, en realidad lo que le preocupa es que Estados Unidos pierda el control de América Latina”. La región, agregó, “no es el patio trasero de nadie, tanto Chile como los chilenos tienen el derecho y la libertad de elegir a sus socios, por eso espero que algunas personas en Estados Unidos dejen de difundir rumores”.

Y en relación a los riesgos de seguridad advertidos por Estados Unidos sobre las inversiones tecnológicas chinas en el país, en especial en el área del 5G, aseguró que “las empresas como Huawei están ofreciendo servicios a más de 3 mil millones de personas de más de 170 países del mundo y siempre han cumplido con el derecho internacional y las leyes internas de los países”. El embajador Niu insistió que “hasta ahora ningún país ha mostrado evidencias de la supuesta amenaza de seguridad que pueden tener los productos de Huawei” y que la mayor amenaza cibernética del mundo actualmente no es su país sino Estados Unidos. “El ataque de la señora Meehan contra China con el pretexto de la supuesta amenaza para la seguridad de Chile es totalmente infundada”, sostuvo.

Según el representante diplomático de Beijing, la futura embajadora de Estados Unidos en Chile evidentemente subestimó la memoria de los latinoamericanos al asegurar que su país y las empresas estadounidenses son socios confiables para la región.

“Hay que preguntarle quién invadió Granada y Panamá en los años 80 del siglo pasado y quien instigó al derrocamiento del gobierno legítimo de Chile en los años 70 del siglo pasado”, apuntó, agregando que “la famosa frase, ‘Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos’ todavía resuena mucho en América Latina. Estados Unidos sigue desplegando la política de la fuerza y ha tomado la actitud hacia China como criterio para ver si los países de la región son obedientes o no”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.