Junta de accionistas de Latam por plan de reorganización: duros cuestionamientos de bonistas y algunos minoritarios

En el caso de las operaciones del mercado doméstico países de habla hispana la aerolínea estima llegar a una operación de 88%, en Brasil de 100% y en el segmento internacional de 55%.

“Los bonistas locales manifiestan su disconformidad con el plan de reorganización, pues implica un tratamiento discriminatorio para ellos, donde el recupero es de aproximadamente 19%", dijo Andrea Silva de Banco Estado. Por el lado de los accionistas, el más molesto fue Jorge Said Yarur, quien tuvo fuertes críticas para con la empresa.




En forma remota se llevó a cabo la Junta Extraordinaria de accionistas de Latam que se fijó el pasado 17 de diciembre. Es la primera vez que la compañía se reúne con sus accionistas desde que presentó su plan de reorganización para salir del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de EE.UU. el pasado 26 de noviembre.

La instancia no estuvo exenta de polémicas y pudo verse a algunos minoritarios y tenedores de bonos locales expresar su disconformidad con lo propuesto por la empresa acogida al Capítulo 11.

El CEO de Latam, Roberto Alvo, expuso ante los accionistas el plan de reorganización que contempla la empresa, y que ya fue presentado ante el juez de Nueva York.

“En estos 20 meses nos hemos enfocado en cuatro objetivos fundamentales. En primer lugar, emprendimos una revisión profunda de las operaciones de la organización. Simplificamos los procesos internos y los revisamos. Emprendimos una revisión completa de todos los contratos del grupo. En segundo lugar, trabajamos para mantener las operaciones de la manera más regular posible. Aseguramos operaciones estables en los transportes de carga. Los resultados nos dejan muy conformes”, indicó Alvo ante los accionistas conectados por Zoom.

El CEO de Latam dio a conocer los detalles del plan de reorganización de la empresa.

Explicó que la empresa logró reducir un 40% de sus costos totales a septiembre de este año, en comparación con el mismo periodo de 2019, y que al tercer trimestre la compañía cuenta con 300 aeronaves versus las 340 a marzo de 2020. También que el proceso del Capítulo 11 ha permitido negociar la gran mayoría de los contratos bajo condiciones más óptimas y que las medidas de reducción de costos podrían llevar a una estructura de costo variable cercana al 80% entre este año y el próximo. Así, el grupo espera un ahorro por costos de US$900 millones al año.

“Hoy creemos que el grupo volverá a retornar a operaciones y rentabilidad similares a 2019 en 2024 y superarla en 2025. La recuperación total del mercado doméstico e internacional se proyecta ocurrirá en 2022 y 2024, respectivamente. Los ingresos totales aumentarían un 13% al 2026, mientras que los ingresos por pasajeros crecerían un 8%, mientras que los de carga un 59% respecto a 2019″, puntualizó Alvo.

Además, enfatizó que el plan tiene un amplio apoyo entre los acreedores. Este considera un aumento de capital de unos US$10.500 millones. De ellos, US$800 millones corresponden a emisión de nuevas acciones de pago, y el resto a la emisión de tres series de bonos convertibles (A, B y C).

“Es decisión de los acreedores si participar en los bonos convertibles serie A o C. Las serie B es por un monto de US$1.373 millones y está estructurada para ser suscrita a cambio de nuevos recursos. Tanto las acciones de pago como bonos convertibles serán ofrecidos preferentemente a los accionistas de la sociedad en los respectivos periodos de suscripción preferente. En el caso de los bonos serie A y C, si bien están estructurados para ser dados en dación de pagos de las acreencias, los accionistas igual podrán suscribirlos en dicho periodo de suscripción preferente a valor par. En conjunto el aumento de capital y la emisión y colocación de las tres series de bonos convertibles permitirán incorporar fondos por unos US$5.442 millones”, dijo el CEO.

Aviones Aeropuerto
Este jueves se llevó a cabo la Junta Extraordinaria de Accionistas de Latam.

Si se aprueba el plan, el valor patrimonial de la empresa sería de US$7.600 millones y la liquidez sería de US$2.760 millones. La deuda total a la salida la estiman en US$7.260 millones. Lo que viene ahora es la aprobación de la declaración de divulgación (disclosure statement), prevista para el 27 de enero. Todo el proceso podría concluir el segundo o tercer trimestre del próximo año.

“El plan permitirá a Latam emerger del Capítulo 11 con una estructura de capital fortalecida, niveles de deuda razonables e inferiores a los que había antes de la pandemia, y una liquidez adecuada para enfrentar los próximos desafíos. Los procesos nos permitirán alcanzar uno de los costos unitarios más bajos de la región y ponernos en una posición privilegiada para enfrentar los próximos años. Latam sigue y seguirá siendo el grupo de aerolíneas líder en Latinoamérica”, sostuvo Alvo.

Disconformidad de accionistas y bonistas

No es la primera vez que los bonistas locales se lanzan en contra del plan de la empresa. Ya habían mostrado su disconformidad y hoy recalcaron su molestia con lo presentado por Latam.

“Los bonistas locales manifiestan su disconformidad con el plan de reorganización, pues implica un tratamiento discriminatorio para ellos, donde el recupero es de aproximadamente 19%. Los bonos internacionales emitidos por Latam finance tendrán un recupero muy superior a los bonos locales, lo que manifiesta un trato injusto. No es efectivo que sean de naturaleza distinta”, dijo Andrea Silva de Banco Estado.

Roberto Alvo recordó que los bonistas solo participaron de oyentes en esta junta.

También dentro de los accionistas minoritarios hubo reparos al plan de la compañía. El más molesto fue Jorge Said Yarur, quien tuvo duras críticas para con la empresa.

Jorge Said Yarur_-3

“Señor Alvo, ¿por qué no está el señor Cueto, el mayor responsable de toda esta quiebra, por qué no quiere dar la cara?”, interrogó.

El representante del directorio, Eduardo Novoa, contestó que “estoy acá en representación del directorio, en mi calidad de director independiente. En esa calidad presido el comité de directores y dado que la familia Cueto es parte de los accionistas soportantes, estoy yo en representación del directorio y no el señor Cueto, pero no es por un tema que no quiera estar”.

No conforme con la respuesta, Said leyó una carta donde cuestionó duramente a Cueto: “Usted nos realizó un portonazo a nuestros ahorros de toda la vida. Gente como usted son artistas de la manipulación y el engaño... gracias a empresarios como usted señor Cueto las personas salieron a destruir Chile, indignadas. Esto no puede seguir así ni en Latam, ni en ningún otro caso. Hablará con el señor Boric para que persiga a personas como usted”, fueron parte de sus palabras.

El CEO respondió diciendo que “esta junta fue citada en carácter informativo, para explicar cómo la compañía está tratando de lidiar con la crisis más grande que ha tenido en su historia. Esto ha afectado a los accionistas, a clientes. Personalmente me entristece que en un momento en que la compañía necesita el esfuerzo de todos sus stakeholders, usemos este espacio para hablar de pelea entre accionistas”.

Y agregó que “lo invito a que hable directamente, le mande la carta al señor Cueto, lo que usted considere que corresponda, y permita que los demás accionistas se concentren en la materia para la que fuimos reunidos. Lamento la frustración y los disensos”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.