Líder de FMI advierte de complicaciones por retiro de estímulos

El FMI se está preparando para un posible aumento en la demanda de sus préstamos este año ante el endurecimiento por parte de una serie de bancos centrales de sus políticas monetarias y después de que muchos países en desarrollo aumentaran su deuda.




El mundo enfrenta una mayor incertidumbre y posibles complicaciones este año, debido a que el impulso de la recuperación económica se está desacelerando y se avecinan riesgos derivados de la inflación y los cuellos de botella en las cadenas de suministro, dijo la líder del Fondo Monetario Internacional.

El FMI se está preparando para un posible aumento en la demanda de sus préstamos este año ante el endurecimiento por parte de una serie de bancos centrales de sus políticas monetarias y después de que muchos países en desarrollo aumentaran su deuda, dijo el miércoles la directora gerente de la entidad, Kristalina Georgieva, en un evento virtual. El descontento con dos años de trastornos económicos por la pandemia podría generar una mayor intranquilidad en algunos países, señaló.

Los bancos centrales deben hacer “delicados malabarismos” entre combatir la inflación y apoyar una recuperación económica, dijo Georgieva. El efecto indirecto del endurecimiento de la política monetaria en los mercados emergentes “puede echar leña al fuego de la divergencia” entre las economías avanzadas y en desarrollo, sostuvo.

“Tenemos que estar preparados ante la posibilidad de más complicaciones”, dijo Georgieva en un evento en línea organizado por el Centro para el Desarrollo Global, un grupo de expertos con sede en Washington.

El año pasado, el FMI asignó un récord de US$650.000 millones en reservas, lo que se conoce como derechos especiales de giro, para que sus 190 países miembros hagan frente a las consecuencias de la pandemia. El fondo también dedicó US$168.000 millones para ayudar a 87 países a enfrentar la pandemia.

El viernes, el directorio del FMI discutirá la propuesta de un fideicomiso de resiliencia y sostenibilidad para proporcionar financiamiento a largo plazo a tasas de interés bajas para ayudar a los países a capear tanto la pandemia como la crisis climática, manifestó Georgieva. La financiación del fideicomiso provendría de la reasignación por parte de naciones ricas de algunas de las reservas que recibieron a través de la emisión de derechos especiales de giro del año pasado.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.